‘Sola en el bosque’, un libro de Magela Demarco y Caru Grossi

La obra aborda la temática del abuso sexual infantil y la violencia familiar

La editorial Bellaterra ha lanzado Sola en el bosque, un libro de Magela Demarco y Caru Grossi, que trata -a veces de forma metafórica, en otras ocasiones no- la temática del abuso sexual infantil y la violencia familiar.

“La historia se sumerge en una problemática silenciada por generaciones. Es un tema ríspido, fuerte, que incomoda, que enoja, que duele, sobre todo que duele…”, señala Magela, quien detalla que “los datos estadísticos no reflejan la realidad, en donde muchas más niñas y niños son abusados.  Para hacer el libro fuimos asesoradas por profesional psicológico del Servicio de Salud mental del Hospital Materno Infantil San Roque de Entre Ríos, en donde lamentablemente suelen llegar muchos casos”.

Así, Sola en el bosque muestra que hay palabras que no se dicen. Hay vivencias que no se cuentan. Hay verdades que no se descubren a primer vista. Hay lobos disfrazados que logran escabullirse y ocultarse dentro de algunas casas. Y las transforman en bosques oscuros y tenebrosos para quienes las habitan. Este es un intento para hacer visible ese llanto silencioso. Esta esta petición de auxilio mudo. Y una llamada para que todas y todos abramos los ojos. Hablemos. Preguntemos. Abracemos el dolor y trabajemos para sanar las heridas.

Además, Magela ha detallado que “Sola en el bosque nació con nosotras. De nuestras vivencias en la infancia y preadolescencia. Y aunque habíamos crecido, todavía, durante algunas noches asomaba el lobo. Luego nos fuimos cruzando con otras compañeras que habían tenido que atravesar situaciones parecidas, diferentes o mucho peores. Pero que estaban de pie para poder contarlo. Y hasta denunciarlo. Vivimos en carne propia el silencio nuestro y ajeno. Las cicatrices que quedan en el cuerpo y en la psiquis. Por eso sentimos que era tiempo de contar nuestra historia y ayudar a que otras personas se animen a hablar. Y, a otros, a estar receptivos y atentos a lo que tienen para decir o callar los más pequeños”.

Tags:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Periodismo
Constructivo