Saskia Sassen y Annie Leibovitz

 

Isabel GarcíaQue un premio de alto nivel reconozca el trabajo de una mujer, no debería ser noticia. Pero lo es. Que un premio de alto nivel reconozca el trabajo de dos mujeres, tampoco debería ser noticia. Pero, lo cierto, es que todavía lo es más. Por eso, hoy, estas dos mujeres son las protagonistas de estas líneas. Dos mujeres que han ocupado titulares en el último mes de mayo y que son ya, hoy por hoy y a la espera del fallo del resto de categorías que faltan por conocerse, dos de las personas que recogerán en Oviedo uno de los emblemáticos Premios Príncipe de Asturias que este año cumplen su trigésimo tercera edición.

Saskia Sassen y Annie Leibovitz son esas dos mujeres, Premio Príncipe de Asturias en la Categoría de Ciencias Sociales y Premio Príncipe de Asturias de Comunicación y Humanidades respectivamente. Dos reconocimientos de estas características a dos mujeres, en un marco, el de los premios de alto nivel, en el que escasean siempre es una buena noticia y si sirven para visibilizar el trabajo de mujeres destacadas en unas disciplinas con una eleva presencia de mujeres, mejor que mejor.

En el caso de la categoría Ciencias Sociales de los premios Príncipes de Asturias, es el segundo año consecutivo en el que el reconocimiento tiene protagonista femenina. Si el año pasado fue para Martha C. Nussbaum, este año es el trabajo de la socióloga Saskia Sassen el que ha sido premiado por “su contribución a la sociología urbana y el análisis de las dimensiones social, económica y política de la globalización”. La que es la única académica en el listado de los diez científicos sociales más citados internacionalmente según el ránking ISI, se convierte así en la tercera en recibir este el reconocimiento en esta categoría desde su inicio. Sassen es una de las sociólogas de mayor prestigio internacional en áreas como la dimensión social, económica y política de la globalización y la sociología urbana. Es la única mujer que aparece entre los diez primeros científicos sociales del mundo, según el ranking del Social Science Citation Index de la última década, en el que figuran también Anthony Giddens, Jürgen Habermas, Zygmunt Bauman y Alain Touraine, todos ellos Premios Príncipe de Asturias. Sus ámbitos de estudio abarcan, además, fenómenos como la inmigración, las ciudades globales y los cambios en el estado liberal a consecuencia de las actuales condiciones transnacionales. Una de sus mayores aportaciones científicas ha sido su concepto de ciudad global, actualmente aceptado y utilizado en todo el mundo. Asesora de organismos internacionales y de varios proyectos de Naciones Unidas, es miembro del Panel sobre Ciudades de la National Academy of Sciences, de la organización independiente Council on Foreign Relations y del Comité de Tecnologías de la Información y de Cooperación Internacional del Consejo de Investigación de Ciencias Sociales, de Estados Unidos.

Por su parte, Annie Leibovitz se ha convertido en una de las fotógrafas más respetadas en los ámbitos cultural y político de Estados Unidos. Ante su objetivo han posado, escritores, personalidades del rock, de la danza y del deporte, líderes políticos y prácticamente todas las grandes estrellas de Hollywood. Su trabajo se caracteriza por una cuidada y sofisticada puesta en escena, así como por una estudiada iluminación que dota a sus fotos de una ambientación característica. En 1975 acompañó como fotógrafa oficial a The Rolling Stones durante su gira de conciertos. Sus imágenes fueron aclamadas por la crítica por captar la esencia del tipo de música y el ambiente que la rodeaba. Entre las fotos más reconocidas de Leibovitz figuran la última de Richard Nixon como presidente de Estados Unidos –al subir al helicóptero cuando abandonaba la Casa Blanca–, la de John Lennon desnudo y abrazado en posición fetal a Yoko Ono –tomada unas horas antes de que el ex Beatle fuera asesinado–, la de Whoopi Goldberg en una bañera llena de leche y la sesión con la reina Isabel II de Inglaterra en el Palacio de Buckingham con motivo de su visita oficial a Estados Unidos en 2007. Las fotografías de Leibovitz han protagonizado exposiciones en museos y galerías de todo el mundo, incluyendo la National Portrait Gallery del Instituto Smithsonian de Washington, donde fue la primera mujer y el segundo fotógrafo vivo en exponer en ella; el Centro Internacional de Fotografía de Nueva York, el Stedelijk Museum de Ámsterdam, la Maison Européenne de la Photographie de París, la National Portrait Gallery de Londres, el Hermitage de San Petersburgo y el Museo Pushkin de Moscú.

Isabel García

Tags:
0 shares

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Periodismo
Constructivo