Assessment Center, la metodología de evaluación al servicio de la empresa

ROCÍO MILLÁN. SPRING PROFESSIONAL. GRUPO ADECCO

Si un departamento ha cambiado de manera radical en la última década, es, sin duda, el Departamento de Personas. Dispuestos a ser agentes del cambio, se apresuran para rediseñar sus políticas de Recursos Humanos para alinearlas a la estrategia de la compañía con el objetivo de impulsar el negocio y estar a la cabeza de la innovación.

La gestión de personas es, ahora más que nunca, la ventaja competitiva que tienen las empresas para avanzar en un mercado cada vez más global, volátil y arriesgado que nunca. En este entorno son diversos los retos del departamento de HR en cuanto a gestión de personas:

  • Aumentar las competencias de su plantilla e incentivar la necesidad constante de ser competitivo.
  • Aumentar la productividad.
  • Cambios sociales, culturales, normativos y demográficos.
  • Nuevas tendencias contractuales y espacios de trabajo.

Y todo esto bajo la premisa de: No se invierte en aquello que no somos capaces de medir en términos de ROI (Retorno de la inversión).

¿Por dónde empezar?

Es clave contar con talento competente para afrontar estos retos, presentes y futuros.

Definir las competencias críticas para tu empresa y en tus trabajadores estrellas para identificarlas, atraerlas y desarrollarlas, será la piedra angular.

La evolución de los mercados ha evidenciado el entorno de incertidumbre constante a la que vamos a estar sometidos en los próximos meses y la necesidad ante esta realidad pasa por ser capaces de adaptarnos al medio.

¿Somos conscientes del coste que tienen las malas decisiones en la gestión de personas?

Hablo de los costes no solo económicos para la empresa sino psicosociales para la persona y en su entorno que pueden tener consecuencias incalculables.

Promocionamos a alguien que no tiene capacidades de liderazgo o tiene dificultades para la comunicación, solo basándonos en los conocimientos técnicos que tiene. O seleccionamos un nuevo perfil externo que no encaja con la cultura de la empresa.

Las decisiones en cuanto a gestión de talento se hacen tan solo mediante evaluaciones funcionales y donde se “asume” el prueba-error de las decisiones, o incluso en ocasiones, por corazonadas o sensaciones poco objetivas.

¿Qué herramientas dispone la empresa para evaluar las competencias?

El Assessment Center (AC) es una de las metodologías más fiable y objetiva para evaluar el perfil competencial y la afinidad con los valores corporativos de cualquier persona con un proyecto.

Permite disponer de un proceso estandarizado de evaluación para examinar el potencial de cada persona, predice su adecuación al puesto y su desarrollo profesional.

La teoría está clara, pero desafortunadamente, el Departamento de Personas tiene que poner mucho esfuerzo en defender la inversión a Dirección, quedándose año tras año en un deseo guardado en el cajón.

Diariamente trabajamos con nuestros clientes para hacer posible la venta interna del proyecto a Dirección y pasar a la acción. Y sí, ¡es posible! Y los beneficios son muchos dependiendo de los objetivos:

  • Mejorar el desempeño, derivado de la mejor adaptación de la persona al rol a desempeñar.
  • Mantener un sistema de recompensa justo, ya que nos permite recompensar en base a objetivos no solo cuantitativos si no cualitativos.
  • Retener y atraer talento, ya que tiene un impacto en la experiencia candidato/a, transmitiendo una imagen de transparencia, objetividad y fiabilidad de la evaluación. Impacto positivo en Employer Branding.
  • Impulsar la capacidad de adaptación, reduciendo el riesgo de que la persona no cumpla con las expectativas, costes de rotación, costes de una nueva selección, costes de oportunidad… etc.
  • Aportar valor y precisión por parte de HR para el proceso de toma decisiones estratégicas de la organización.
  • Mejorar el sentimiento de pertenencia. Los colaboradores consideran que las evaluaciones se realizan bajo un criterio justo y transparente.

Sin duda, la implantación de Assessment Center basado en un sistema de gestión por competencias de manera transversal a todos los procesos que tienen que ver con la gestión del talento, objetivará la toma de decisiones y mejorará los resultados. En consecuencia, hará que esta metodología sea estratégica para la compañía y siente las bases de un modelo predictivo, como es HR Analytics.

Rocío Millán

Director de Spring Professional en Levante

Grupo Adecco

Tags:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Periodismo
Constructivo