La pianista Sira Hernández inaugura las XXI Noches en los Jardines del Real Alcázar de Sevilla

Será el primer concierto de la pianista y compositora después del confinamiento

El próximo miércoles 15 de julio, la pianista Sira Hernández y el actor Manuel Galiana inauguran la XXI edición de Noches en los Jardines del Real Alcázar de Sevilla. Su recital Ensoñaciones para una noche de verano tejerá un diálogo entre dos cumbres –una musical y otra poética– del Romanticismo: los Nocturnos de Frédéric Chopin y las Rimas de Gustavo Adolfo Bécquer, de quien se celebra este año el 150 aniversario de su fallecimiento. El programa se abrirá con el estreno absoluto de una pieza escrita por la propia Sira Hernández en homenaje a Chopin.

El mundo nocturno siempre ha seducido a músicos y poetas, y las emociones que suscita la noche, con sus misterios, con sus silencios, con sus sombras veladas, se traducen con maestría en versos y pentagramas cuando tocan la sensibilidad del verdadero artista.

No es este el primer proyecto conjunto entre la pianista y el actor, que con anterioridad fusionaron los poemas de Ángel Crespo con la música de la propia Sira Hernández, y también hermanaron los Nocturnos de Chopin con los poemas juveniles de Gerardo Diego.

Sira Hernández, pianista amante de los proyectos multidisciplinares y del diálogo entre las artes, ha preparado un concierto donde se alternan la interpretación al piano de una selección de Nocturnos de Fréderic Chopin (de quien celebramos el 210º aniversario de su nacimiento) con la lectura por parte del gran actor Manuel Galiana, de poemas del poeta romántico Gustavo Adolfo Bécquer, nacido en Sevilla en 1836. Tanto Chopin como Bécquer son exponentes del romanticismo más puro y sea uno en el terreno de la música, como el otro en el campo de la poesía, han alcanzado ambos la cima de la expresión más sutil y vibrante de profunda emoción emblemática del romanticismo. Sin haberse conocido personalmente, las hermosas Rimas de Bécquer (de quien celebramos el 150 aniversario de su muerte este año) y los Nocturnos de Chopin, se enlazan y tejen un diálogo maravilloso entre estas dos almas sublimes. Parecería que G. A. Bécquer hubiera escrito estas preciosas rimas en la estela de estas melodías y harmonías tan bellas.

Tags:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Periodismo
Constructivo