Pautas para alejar la insatisfacción permanente

 

El consejo del coach Javier González (www.magnacoaching.com)

Estabas en un trabajo donde no te sentías valorado, ni realizado pero sí insatisfecho. Actualmente tu trabajo te apasiona pero te sientes encasillado y te quejas de la insatisfacción que eso te produce.

Esa misma escena se repite cuando hace unos años ansiabas comprar una vivienda porque no querías estar de alquiler y actualmente, teniendo una vivienda en propiedad, te sientes vacío porque no puedes adquirir una casa en la playa.

Aspirar a mejorar es sano y recomendable, como lo es ser consciente de los inconvenientes o “peros” que conllevan determinadas situaciones. No obstante, cuando esa crítica se ceba, incluso, con los logros que deseábamos, cabe reflexionar si hemos entrado en un círculo de insatisfacción permanente. ¿Cómo podemos huir de la insatisfacción permanente? 

  1. Enumerando los objetivos propuestos y conseguidos. Las obligaciones  del día a día nos impiden ver más allá y contemplar que muchas de las cosas que tenemos están ahí porque hemos trabajado por ellas. Esa certeza debe estar presente en esos momentos en los que nos brota la queja sobre todo lo que nos rodea.
  1. Optando por la visión de halcón en lugar de la visión de ratón. Seguramente existen muchos pequeños aspectos de tu vida que no te agradan pero concentrarte todo el tiempo en cada uno de ellos (visión de ratón) te impiden ver de forma panorámica (visión de halcón) las bondades de tu coyuntura actual.
  1. Concediendo menos espacio a las injerencias externas sobre la manera en la que transcurre tu desarrollo personal y profesional. Focaliza tu motivación en el camino que has trazado para abordar tus objetivos, con independencia del dictado de los convencionalismos. Sobre todo no tiendas a compararte con nadie de tu entorno, eso es una fuente de insatisfacción segura.
  1. Mantenerte en el aquí y ahora. Disfruta del momento en el que vives, de lo que haces y de lo que tienes. Como decía Jean Paul Sartre: “Felicidad no es hacer lo que uno quiere sino querer lo que uno hace”.
Tags:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Periodismo
Constructivo