Niñas y mujeres, inspiradoras del cambio

 

Con motivo del Día Internacional de la Mujer, Plan Internacional recuerda la importancia de continuar trabajando en favor de los derechos de niñas y mujeres y de que estos sean incluidos de forma expresa en el marco de trabajo de la agenda internacional post 2015, fecha en la que finaliza el plazo para el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM).

 

Girls in drawing activityLa organización internacional, que vela por la promoción y protección de los derechos de la infancia, en especial de las niñas, considera que el marco post 2015 debe incluir la igualdad de género como un principio básico presente en todos sus objetivos.

 

Para Concha López, directora de Plan Internacional en España, “es imprescindible la inclusión además de un objetivo específico que vele por que se eliminen las barreras sociales e institucionales que hacen imposible que niñas y mujeres tengan el poder y el derecho de decidir sobre su propia vida.”

 

Plan Internacional propone además la inclusión de un objetivo de educación que garantice que en el 2030 todos los niños y niñas tengan igual acceso y completen, al menos 9 años de educación comprendiendo una educación primaria de calidad y el ciclo básico de secundaria (3 años), en un ambiente de aprendizaje seguro que esté libre de sesgos de género y de cualquier tipo de violencia. La educación de segundo ciclo es la que marca la diferencia y por tanto es imprescindible garantizar el éxito en la transición entre primaria y secundaria.

 

“Centrando nuestros esfuerzos en que todas las niñas del mundo ejerzan su derecho a la educación, potenciamos también la eliminación del matrimonio infantil -que junto con el embarazo temprano son las causas principales del abandono escolar-, los abusos sexuales y en definitiva la feminización de la pobreza” asegura la directora de Plan Internacional en España.

 

A sus 15 años, Jacqueline, que forma parte de un grupo de jóvenes en su comunidad, está decidida a luchar por los derechos de las niñas de su país, Malawi y a trabajar para erradicar el matrimonio infantil. “Si entendemos nuestros derechos, podremos alcanzar nuestras metas. Quiero ayudar a mis amigas a formarse. Así, podrán evitar casarse a la fuerza y decidir sobre lo que quieren hacer” dice con firmeza.

 

Humaira es de Pakistán, tiene 18 años y espera aprobar todos los exámenes para matricularse en la facultad de medicina. En su país, Pakistán todavía hay muchas niñas que tienen que enfrentar numerosos obstáculos para ir a la escuela. Muchas de sus amigas abandonaron la escuela porque tuvieron que comenzar a trabajar o fueron obligadas a casarse. “Quiero asegurarme de que todas las niñas de Pakistán,

 

 

tienen acceso a la escuela. La educación de las niñas es esencial. Es lo que las hace conscientes de sus derechos y les ofrece habilidades para la vida.”

 

Como ellas, muchas niñas y mujeres a lo largo del mundo, inspiran el cambio en sus comunidades y ofrecen su apoyo a otros sobre cómo superar las dificultades que encuentran en su día a día.

 

Jaqueline y Humaira, participarán los próximos días en la Comisión de la Condición Jurídica y Social de la Mujer en nueva York, como parte de la delegación de jóvenes embajadoras de Plan Internacional, donde recordarán al mundo la importancia de los derechos de las mujeres y niñas.

 

La participación de niñas y mujeres en la sociedad es una pieza clave para el desarrollo de las comunidades, por ello, Plan Internacional promueve su empoderamiento para que puedan ser parte activa en el diseño y la aplicación de la normativa post 2015.

 

La continua discriminación a la que son sometidas millones de niñas y adolescentes en el mundo y la urgencia de empoderar a las mujeres, serán algunos de los temas que Plan Internacional expondrá en el marco de la Comisión de la Condición Jurídica y Social de la mujer que se celebrará en Nueva York del 10 al 21 de marzo, cuyo tema prioritario será desafíos y logros en la aplicación de los Objetivos de Desarrollo del Milenio para las mujeres y las niñas.

 

Las organizaciones del tercer sector, en un ejercicio de esfuerzo conjunto, reflexionarán en esta convocatoria, sobre las lagunas registradas en los ODM -limitados casi en exclusividad a la paridad de género en las escuelas primarias y olvidando el problema real, que también tiene que ver con la escasa educación sexual y reproductiva, la violencia o la mala gestión en la respuesta enfocada a las mujeres y las niñas en emergencias y/o desastres.

 

 

Tags:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Periodismo
Constructivo