Murcia: más de 2.500 desempleados invirtieron su prestación para iniciar una actividad empresarial en 2017

Un total de 2.536 desempleados de la Región invirtieron en 2017 su prestación por desempleo para iniciar una actividad empresarial como trabajadores autónomos, o bien para incorporarse como socios a una cooperativa o a sociedades laborales, según los datos aportados por el Servicio de Empleo Estatal (SEPE).

En concreto, 1.820 hombres y 716 mujeres, eligieron esta modalidad de cobro del paro que permite obtener en un solo pago la cantidad de la prestación, que se justifica como inversión necesaria para cubrir los primeros gastos derivados del inicio de un trabajo por cuenta propia como la reforma de un local o la compra de equipos.

También se puede percibir en pagos mensuales para financiar el coste de las cuotas de autónomo a la Seguridad Social. Asimismo, existe una tercera opción, que consiste en cobrar una parte de la prestación por desempleo en un pago único y otra parte en pagos mensuales para el abono de las cuotas sociales.
De esta manera, de los 2.536 murcianos en desempleo que se acogieron a este sistema de cobro del paro el año pasado, 2.210 lo hicieron para establecerse como autónomos, mientras que 175 lo usaron para constituirse en socio de una cooperativa. Este cobro único también permitió a 80 desempleados poner en marcha una sociedad limitada y a 71 montar una sociedad mercantil.

Cualquier desempleado, independientemente de su edad, puede solicitar el pago único de su prestación a través de la página del SEPE, en la oficina de prestaciones, en cualquier oficina de registro público o dirigiéndola por correo administrativo, siempre que se tengan, al menos, tres meses pendientes de cobro de la prestación por desempleo.

El SEF también ofrece una ayuda adicional a los desempleados que capitalicen la totalidad de su prestación con una subvención para el abono de las cuotas a la Seguridad Social.

Esta ayuda permite a sus beneficiarios sufragar el 50 por ciento de la cuota al régimen correspondiente a la Seguridad Social como trabajador autónomo, calculada sobre la base mínima de cotización, o bien el 100 por cien de las aportaciones que el trabajador haga al régimen de la Seguridad Social en caso de integrarse en cualquier forma de economía social.

Los beneficiarios de esta ayuda la percibirán durante el tiempo que le hubiera correspondido la prestación por desempleo en el caso de no haberla capitalizado. La información sobre los requisitos y formulario para solicitar esta ayuda está disponible en la sección de ayudas y subvenciones de sefcarm.es.

Esta ayuda se suma así al paquete de incentivos que la Consejería de Empleo, Universidades y Empresa destina a este colectivo como la línea de crédito de hasta 9.900 euros para ayudar a los emprendedores a sufragar sus primeros gastos de actividad empresarial, la cuota cero para jóvenes y desempleados de larga duración, así como formación, orientación y asesoramiento específicos.

Tags:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Periodismo
Constructivo