‘Mujeres en Igualdad’ organiza unas jornadas por toda España para concienciar frente a la violencia de género

Mujeres en Igualdad comenzó la pasada semana en Montilla (Córdoba) el primero de los numerosos actos en los que participará a lo largo de todo el mes de noviembre para concienciar a la sociedad y solicitar su implicación frente a la violencia de género.

“Hablamos con conocimiento de causa- señaló Carmen Fúnez,secretaria general de la organización- porque conocemos de primera mano cómo se trabaja con las víctimas y, lo más importante, cómo se sale de la espiral de violencia. Miles de mujeres recuperan cada año su vida y su dignidad”.

El funcionamiento de una casa de acogida, los recursos económicos y jurídicos de que disponen las víctimas que denuncian, las características del acoso a través de la Red y  el sistema integral de seguridad Viogen fueron algunos de los temas abordados en la jornada Detección de la Violencia de Género y apoyo integral a las víctimas, organizada por Mujeres en Igualdad Montilla.

En la inauguración intervinieron la presidenta de Mujeres en Igualdad Montilla,  Lucía Gracia; la delegada de Igualdad del Ayuntamiento de Montilla;  Cristina Alguacil Luque; y Carmen Fúnez. Clausuró el acto Federico Cabello, alcalde del municipio cordobés.

Carmen Fúnez recordó que la primera desigualdad a la que se enfrentan las mujeres, por encima del acceso a un empleo o a la formación, es la violencia machista. “Es una acción de desigualdad, la peor de todas. Jornadas como éstas son esenciales para terminar de una vez con esta lacra”, apuntó.

El objetivo es, a su juicio, que las víctimas se atrevan a vencer al miedo, una emoción primaria e incontrolable. Roosevelt -recordó- dijo que a lo único a lo que debemos tener miedo es al propio miedo. “Porque nos paraliza, no conoce barreras y no podemos obligar a nadie a que deje de sentirlo. Por el miedo no se denuncia o se retiran las denuncias”, añadió.

El mensaje que trasladó fue tajante: “Una mujer que renuncia al proceso no está sola, es un problema de toda la sociedad. Por eso no se debe hacer un uso partidista de la lucha contra la violencia machista, ya que los únicos responsables son los maltratadores”. Fúnez abogó de este modo por la unidad y recordó que “si una mujer teme denunciar, el miedo aumentará aún más si la sociedad se encuentra dividida y considera que se va a dudar de su palabra”. En este sentido, la secretaria general de Mujeres en Igualdad recordó que la Estrategia Nacional para la Erradicación de la Violencia contra la Mujer está sistematizada en284 medidas de actuación que implican a todas las administraciones y los poderes públicos, y cuenta con un presupuesto de 1.558.611.634 euros.

A continuación, Fúnez repasó los principales instrumentos de que dispone España para hacer frente a esta violencia, como el teléfono gratuito de información y asesoramiento 016, la plataforma Hay Salida, la asistencia jurídica gratuita a las víctimas desde que presentan la denuncia o la renta activa de inserción, una ayuda imprescindible para dejar de depender del maltratador económicamente. Hay que recordar que, según un estudio realizado por el Observatorio contra la Violencia Doméstica y de Género, basado en los datos obtenidos referidos al segundo trimestre del año , de las 31.699 mujeres que denunciaron malos tratos, 4.188 decidieron retirar la demanda –el 13,2%–, lo que supone un aumento del 5,7% respecto al trimestre anterior. Este aumento se atribuye, entre otros factores, a que las mujeres son dependientes del maltratador, económica y psicológicamente.

“No queremos que vivan de las ayudas, sino que se incorporen al mercado laboral y puedan ser independientes”, destacó Fúnez. Para ello se creó la Red de Empresas por una sociedad libre de violencia de género y ya son 62 las entidades adheridas a este programa. Desde que echó a andar, en 2012, se han formalizado 1.426 contratos a víctimas (en 2013, un total de 963).

La secretaria general de Mujeres en Igualdad destacó a continuación que, si complicado resulta dar el paso en las grandes ciudades, más duro resulta aún denunciar en los pueblos o en el caso de mujeres discapacitadas y extranjeras. La atención a los colectivos más vulnerables, señaló, debe ser por tanto una prioridad. Otra prioridad es la lucha contra los matrimonios forzosos o la mutilación genital femenina, “una violación de los derechos humanos y una forma de tortura”. La Confederación Nacional de Mujeres en Igualdad ha editado una completa guíacontra esta práctica porque se calcula que unas 500.000 mujeres y niñas, sólo en la Unión Europea, han sido víctimas de la ablación y otras 180.000 corren peligro de sufrirla cada año, sobre todo las que viven en Reino Unido, Italia, Francia, Alemania, Irlanda, Países Bajos, Suecia y Bélgica.

Fúnez también hizo un llamamiento también a los medios de comunicación porque, a su juicio, si queremos que la sociedad asuma como propio el mensaje, su visibilización tiene que ser muy cuidada. “Pedimos que no solo sea noticia la muerte de una mujer, sino que un maltratador ha entrado en prisión. Es muy aleccionador. Queremos dar una vuelta al tratamiento informativo”, recalcó. A 30 de septiembre de 2014, un total de 5.520 hombres cumplían condena en España con delitos por Violencia de Género.

Por último, insistió en la necesidad de desterrar falsos tópicos, como que “la violencia de género no existe como tal” o que abundan las denuncias falsas. “No se puede generalizar porque representan una excepción”, afirmó. Los datos lo corroboran. Las ‘denuncias falsas’ por violencia machista sólo suponen un 0,005% del total desde 2009. En 2013 se tramitaron en España 124.894 denuncias por este tipo de violencia, mientras que sólo se iniciaron 22 procesos por denuncias falsas de presuntas víctimas. Es decir, tan sólo el 0,018% se convirtieron en un procedimiento por denuncia falsa, según la Memoria Anual de la Fiscalía General del Estado.

Tags:
0 shares

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Periodismo
Constructivo