Mujeres Avenir reclama el compromiso de las empresas con la economía circular

“Somos la primera generación que puede erradicar la pobreza, pero quizás somos la última que podemos salvar la vida en el planeta”

La Asociación de Amistad Hispano-Francesa Mujeres Avenir (www.mujeresavenir.com), que trabaja para frenar la desigualdad y contribuir al beneficio de la sociedad, aprovechando el inicio del Plan de Acción de la Agenda 2030, ha celebrado este martes una mesa redonda con importantes representantes del campo de la economía circular, donde han reclamado el compromiso de las pymes, multinacionales y administraciones públicas en su implantación.

Durante el debate, celebrado en el Club Financiero Génova, las integrantes han puesto de manifiesto la necesidad de un cambio normativo que permita dar respuestas concretas a dos grandes desafíos a los que se enfrenta nuestra sociedad: satisfacer las crecientes necesidades de los consumidores sin agotar los recursos naturales y reducir los daños causados a la comunidad por ciertos agentes económicos (como la contaminación o la descarga de residuos), integrándolos directamente en los modelos económicos, y para las expertas, eso solo es posible incorporando un enfoque innovador y sostenible del crecimiento.

La apertura del debate estuvo a cargo de María Luisa de Contes, presidenta de Mujeres Avenir, que incidió en la importancia de economía circular como futuro para nuestra sociedad, “es nuestro deber como ciudadanos tener un comportamiento más responsable y reflexionar sobre el impacto de nuestro propio consumo”.

María Luisa recordó la necesidad de “pasar de un modelo lineal basado en -extraer, producir, consumir, tirar- a un modelo circular donde los residuos y productos fuera de uso pueden convertirse en recursos y el uso no es necesariamente un sinónimo de compra”. Incidió en la importancia por parte del consumidor en “ser conscientes de cómo afectan a la sostenibilidad del planeta nuestros pequeños actos diarios, dejar atrás una ambición que como especie humana nos ha llevado a un punto de casi sin retorno, pero donde las nuevas generaciones y unas empresas responsables, lideran un movimiento firme de lucha contra el cambio climático”.

En palabras de Anne Viard, socia de Mazars y miembro de la Junta Directiva de Mujeres Avenir, recalcó que “vivimos en un sistema que en el pasado ha incitado al consumo, el 90% de lo que traemos de la tierra no se reutiliza, es material de un solo uso, y esto es insostenible, hoy todas sabemos debemos ser más ciudadanos y menos consumidores”.

“Podemos cambiar las cosas para seguir viviendo en nuestro planeta, por ese motivo es tan importante la economía circular, entender que los recursos han de reintegrarse y convertirse en infinitos, siguiendo las tesis de la fundación Ellen MacArthur, y pensar que somos la primera generación que puede erradicar la pobreza, pero quizás somos también la última, que podemos salvar la vida en el planeta”.

“Reclamamos el compromiso de las empresas con la economía circular, debemos seleccionar materiales que no contengan sustancias toxicas, utilizar tornillos que permitan desmontar para reparar o reutilizar, crear sistemas modulares para que nuestras lavadoras, televisiones o teléfonos móviles se puedan actualizar, todo ello es positivo para el planeta, para la sociedad y para las empresas”.

“El objetivo 12 de los ODS, nos obliga a garantizar modalidades de consumo y producción sostenibles, la Unión Europea acaba de presentar el Pacto Verde Europeo, compuesto de un ambicioso paquete de medidas que debe permitir que las empresas y los ciudadanos europeos se beneficien de una transición ecológica sostenible, y el nuevo Gobierno que se ha formado en España, ha declarado recientemente la emergencia climática para hacer frente con más contundencia a los graves impactos derivados del cambio climático y garantizar las emisiones netas cero -no más tarde de 2050”, concluyó Anne Viard.

En palabras de Véronique Morel, directora de Economía Circular de Piezas de Recambio del Grupo PSA), “Nuestro trabajo nos permite demostrar como el sector de la automoción se está adoptando plenamente a la economía circular, favoreciendo que nuestros clientes se beneficien económicamente y ayudemos al medio ambiente, con una oferta más barata y responsable, ya que no solo reutilizadas sino también refabricamos y reparamos”.

“El enfoque complementa tanto el diseño ecológico del vehículo, como el suministro de una gama completa de piezas y servicios gracias al desarrollo de una economía circular, aprovechando las habilidades industriales, técnicas y logísticas del grupo”, concluyó Véronique Morel.

Para María Jesús Pérez Vázquez, responsable de RSC Sodexo Iberia, “la ONU nos recuerda que un 33% de la producción alimenticia termina como desperdicio, en Sodexo medimos y analizamos toda la producción que se realiza en nuestros centros, para conocer nuestra generación de desperdicios y desarrollar herramientas y procedimientos que nos permitan reducirlos. Los primeros proyectos pilotos que hemos implantado en España, nos han permitido alcanzar reducciones superiores al 45% en el número de desperdicios, lo que también nos ha permitido reducir nuestras emisiones de CO2. Ahora estamos desarrollando nuevas líneas de trabajo para convertir en Biodiesel y Compost, el resto de desperdicios alimentarios, para alcanzar la cota cero de residuos”.

Moderó el acto, Estefanía Narrillos Roux, directora Financiera Iberia y Magreb del Groupe PSA, y Vicepresidenta de Mujeres Avenir, recalcó que “según los datos de la ONU en 2050, se necesitaría el equivalente de casi tres planetas para proporcionar los recursos naturales precisos para mantener el estilo de vida actual. El objetivo del consumo y la producción sostenibles es la reducción de la utilización de los recursos, la degradación y la contaminación, logrando al mismo tiempo una mejor calidad de vida”.

Tags:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Periodismo
Constructivo