“En YUcoach hemos marcado un antes y un después en el servicio de coaching en nuestro país”

Mayte Tortosa, CEO y fundadora de YUcoach, siempre ha estado interesada en el mundo de la empresa, en los entornos donde se producen, se construyen cosas o se ofrecen servicios, muy cercana a la parte humana.

Licenciada en Derecho en la Universidad Autónoma de Madrid (UAM) y con un Máster en Dirección de RR. HH. en el Centro de Negocios Garrigues, tras más de 20 años de experiencia en el ámbito de la empresa y los recursos humanos, donde desempeñó diferentes cargos de responsabilidad, cursó un Máster en Coaching Profesional en la Universidad Autónoma de Madrid (UAM). Mientras lo estudiaba, también se dedicó a la literatura (escribiendo un libro de cuentos), y fue tertuliana en un programa de radio de literatura y música.

Tras esas experiencias, se adentró en otro mundo: el del emprendimiento con base tecnológica. “Emprender con una startup supone una mezcla de ilusión y cierto respeto, ya que es un proyecto muy personal, que se vive con mucho entusiasmo, que implica aportar toda la energía del emprendedor, que afecta a su vida profesional y personal y en el que se arriesga mucho ante la incertidumbre. Pero cuando encuentras un nicho de mercado, tus primeros clientes satisfechos y utilizas la tecnología para desarrollar el proyecto en el que crees, se superan todas las dificultades que puedan presentarse”, reconoce.

¿Cómo nace YUcoach?

Siempre me ha gustado el desarrollo profesional dentro de RR. HH. y quizás por eso, en 2016, cursé el Master en Coaching Profesional. Es a raíz de aquello donde reafirmé mi voluntad de dedicarme al desarrollo profesional personalizado porque es lo que me apasiona y se me daba bien. En septiembre de 2017 creé Idreal Coaching -que hoy continúa-, una marca de formación y coaching presencial muy conectado con los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la Agenda 2030 de Naciones Unidas y donde empecé a colaborar con Marga Serrano. Ambas nos reencontramos en un evento que organizaba Womenalia, ecosistema con el que trabajamos y al que ofrecemos ventajas especiales. Nos dimos cuenta de que estábamos ofreciendo muy buen servicio y quisimos hacerlo crecer. Teníamos claro que la forma de crecer es aprovechando la tecnología y por eso, realizamos una formación en metodología Lean Startup (facilitada por Generación Savia, plataforma para seniors de Fundación Endesa y Fundación Más Humano). Una vez finalizada, presentamos ante un jurado nuestro proyecto y salió ganador. El premio suponía poder plantear nuestro modelo de negocio a la aceleradora tQuity en diciembre de 2018. Una vez lo validaron apostaron por nosotros y constituimos YUcoach. Fue el 8 de marzo de 2019, que coincide con el Día de la Mujer Trabajadora, cuando los socios fundadores e inversores (Marga Serrano, César Judez y yo misma), con el apoyo de la aceleradora tQuity. Creamos YUcoach como plataforma de relación y prestación de nuestro servicio, donde el equipo de coaches trabaja con ese enfoque de excelencia de servicio al cliente, aprovechando la tecnología como medio que nos acerca y ofrece una calidad que supera la oferta tradicional. Somos una startup para el desarrollo profesional de los clientes, 100% online; supone ser la primera plataforma de coaching profesional íntegramente online de referencia en España, que a través de la última tecnología y una metodología propia contribuye a que las empresas, pymes, profesionales, autónomos y emprendedores alcancen sus objetivos.

¿Qué les diferencia de otras empresas de coaching?

En YUcoach hemos marcado un antes y un después en el servicio de coaching a empresas y profesionales en nuestro país. Primero, porque democratizamos el acceso al coaching profesional (para todo tipo de perfiles, no solo ejecutivos). Segundo, porque llegamos a cualquier lugar, estén donde estén, al ser 100% online. Y tercero, porque nuestro precio es más económico al del coaching profesional tradicional (un 40% más económico, sin bajar calidad).

En resumen, nuestros servicios se dirigen a cualquier profesional, independientemente de su puesto o cargo, localización, nivel… Además, con una plataforma de diseño y desarrollo propio pensada para el usuario, con un método propio integrado y con resultados tangibles y accesibles 24/7.

YUcoach ha conseguido ser una herramienta de desarrollo profesional más en la empresa, porque es escalable”

¿Qué aporta el coaching que no hacen otras técnicas?

El coaching es un proceso personalizado de mejora de competencias, conocimientos y habilidades. Las utilidades del coaching se multiplican en épocas de crisis como la que estamos viviendo, pues permite trabajar desde la realidad del propio usuario para salir reforzado de la misma a nivel personal y profesional. A diferencia de otras técnicas como la formación (donde hay un contenido estándar y el participante es receptor de conocimiento) o el mentoring (donde el mente es receptor de la experiencia de otro), el coaching supone un proceso de autoconocimiento y descubrimiento del propio usuario/coachee. En él, y con la ayuda del coach, define un objetivo personalizado, avanza hacia él para lograrlo a través de la exploración de la realidad personal y profesional, la identificación de opciones por el propio usuario/coachee y el detalle de planes de acción específicos, medibles y alcanzables. Por eso ayuda a mantener y mejorar la productividad individual, porque se trabaja uno a uno con un objetivo concreto (cuando es contratado por la empresa, ese objetivo es también consensuado con la compañía). También contribuye a mantener el ánimo, la motivación y el enfoque del cliente hacia su objetivo, a pensar de una manera más creativa y a buscar el mejor camino para ir llegando hasta él. Todos esos aspectos: motivación, ánimo, enfoque, son claves precisamente para esa mejora en productividad presente y proyectada al futuro.

¿Podría hablarme de quienes forman parte de YUcoach (cuantos profesionales están adheridos, perfil de estos profesionales…)?

Nuestro equipo lo componen profesionales del área de tecnología, negocio y operaciones. Dentro del área de operaciones, contamos con coaches profesionales certificados (homologados por International Coach Federation) pero además formados por YUcoach específicamente con 50 horas adicionales en nuestro servicio y metodología propia, también basada en el coaching humanista europeo de esencia no directiva. Todo ello porque para nosotros la calidad del servicio es importantísima y por eso calibramos periódicamente las sesiones para asegurar altos estándares de calidad. Este sistema interno de calidad para calibrar y asegurar el método posibilita que nuestro servicio sea excelente y homogéneo, lo que es importante para dar una herramienta corporativa de desarrollo profesional para las grandes corporaciones. Y precisamente, nuestro método, la mejora continua y el trabajo en comunidad, es lo que a los coaches les atrae para formar parte de YUcoach.

Cuentan con su propia metodología de YUcoach. ¿Podría contarnos en qué consiste?

Se trata de una metodología estructurada, procedimentada y alineada con la Universidad Autónoma de Madrid y la International Non Directive Coaching Society, a la que pertenecemos junto a otras 35 empresas en todo el mundo. Nuestro método se basa en el modelo GROW (Goal, Reality, Options and Will) y el coaching humanista europeo de esencia no directiva. Todo ello implica que nuestros coaches en las sesiones no transfieren ni su conocimiento ni su experienciaal usuario, sino que ayudan al usuario a que sea él mismo quien lo descubra para conocerse profundamente, desde la exploración de su realidad, identificando opciones nuevas y comprometiéndose con planes de acción que le permitan alcanzar su objetivo. Además, parte del método es nuestra potente plataforma que hemos desarrollado no solo para realizar las sesiones, sino también para dejarle al cliente desde su acceso personal todo el detalle pormenorizado y trazabilidad de su proceso, estando disponible para el usuario incluso una vez finalizado el servicio. Por eso permite interiorizar el método y seguir dando valor al usuario aun habiendo finalizado el proceso.

“Nuestro perfil de cliente no es el que meramente se conoce de forma tradicional dentro del ámbito del coaching”

¿Qué perfiles acuden a YUcoach?

Debido a esa metodología propia que tenemos en YUcoach y que aporta resultados tangibles, nuestro perfil de cliente no es el que meramente se conoce de forma tradicional dentro del ámbito del coaching. La mayoría de nuestros usuarios provienen de empresas del sector tecnológico, pharma y sanidad, energía, finanzas & seguros, servicios a clientes y son profesionales STEM, marketing, ventas-comerciales, gestores patrimoniales, agentes de seguros, abogados, etc. Tanto el perfil técnico como el de ventas se sienten bien trabajando con un método orientado a objetivos, con resultados tangibles a través de los informes, planes de acción y materiales audiovisuales. Los perfiles técnicos y de ventas demandan servicios para la gestión del tiempo y organización, sobre todo en área comercial, enfocados en cumplir objetivos dentro de un timing y de redes comerciales dispersas en todo el territorio nacional. Este perfil ahora con la crisis del COVID-19 tiene el problema añadido de tener que cambiar su forma de trabajar mucho más enfocada al online. En tecnología, hemos observado que cobra importancia mejorar tanto el liderazgo transversal para tratar con partners como su comunicación y trabajo en equipo dentro de la compañía. No obstante, en general, el coaching profesional es un servicio que permite a las empresas un desarrollo personalizado para cualquier perfil porque es una herramienta de desarrollo profesional muy potente que no tiene sentido limitar a puestos de dirección o mandos. YUcoach ha conseguido ser una herramienta de desarrollo profesional más en la empresa, porque es escalable (por tiempos, costes y calidad): esté donde esté el profesional, tenga el puesto que tenga y sin perder calidad, dando un servicio trazable y homogéneo.

¿Podría explicarnos cómo se desarrollan los procesos de coaching que llevan a cabo en YUcoach?

A diferencia del coaching tradicional, en YUcoach no “vendemos” sesiones, sino que proporcionamos un servicio integral entre el usuario y el coach a través de nuestra plataforma. El servicio se desarrolla a lo largo de siete sesiones que tienen lugar entre siete a 10 días, de entre 60-75 minutos cada una. Durante ese tiempo, aproximadamente de dos meses y medio, avanzamos hacia ese objetivo SMART (específico, mediable, alcanzable, realista, temporal) que quiere lograr el usuario (que en el caso de ser contratado por la empresa, parte del objetivo genérico que quiere que alcance su empleado con nuestra ayuda). En paralelo, el coach documenta el detalle del proceso para que el usuario acceda en su espacio privado a todo lo trabajado durante el proceso y cada sesión. Eso es lo que hace que el usuario obtenga resultados tangibles a través de todos los materiales que le dejamos en la plataforma para su uso durante y después de finalizar el servicio. Son extras que dan más calidad que el servicio de coaching tradicional.

¿Han visto incrementar la demanda durante estos días de confinamiento? ¿Cómo han trabajado con sus clientes?

Sí, durante el confinamiento hemos registrado un aumento del interés de las empresas por nuestros servicios, pidiéndonos orientación para ayudarles a afrontar la situación de manera más eficaz. A pesar de la crisis del COVID-19, y las necesarias mediadas de teletrabajo, esto ha permitido trabajar con continuidad y, además, ayudar a sostener el ánimo, la motivación, el enfoque y, por tanto, la productividad de nuestros clientes. Les acompañamos para afrontar todos los cambios que se producen a consecuencia de la pandemia. Pensemos que en YUcoach ayudamos a trabajar sobre objetivos SMART claros, con un canal de comunicación sólido y seguro y el cliente cuenta con toda la información online incluyendo planes de acción, seguimiento y avances. Eso hace que nuestros clientes, empresas, vayan adecuando los objetivos a esta “nueva” realidad y comprueben por sí mismos los avances hacia las metas sin perder el foco pese a la incertidumbre.

En nuestro caso, además como startup 100% online, no hemos tenido que reconvertirnos por el confinamiento. Esto hace muy sencilla y ágil la relación con el cliente a la hora de contratar nuestros servicios, arrancarlos en tanto que tenemos una plataforma cloud 100%, que cumple los requisitos de seguridad, muy potente, con un método contrastado y con personal excelente.

“En YUcoach no “vendemos” sesiones, sino que proporcionamos un servicio integral entre el usuario y el coach a través de nuestra plataforma”

¿Considera que estamos preparados para el cambio? ¿Cuáles creen que son nuestros principales miedos?

A no ser que seas una startup, que lleva en el ADN nacer y crecer ante la incertidumbre, lo cierto es que resulta complejo no perder el norte ante una crisis de esta magnitud y aprender a gestionar la incertidumbre para llegar a lograr los objetivos ya seas profesional o empresa. Para conseguirlo, no hay que dejarse llevar por el miedo, el pánico colectivo o el alarmismo, sobrecargarse de información… , precisamente porque son los mejores amigos de la parálisis, la apatía, las decisiones impulsivas o compulsivas y los peores amigos de la acción y la razón. Entre los principales miedos, destacaría el de pensar que si nuestro equipo no está presente físicamente en la oficina durante ocho horas, cinco días por semana, no trabaja o el de la pérdida de productividad e implicación o compromiso. Creo que los que no deben tener miedo son los líderes que confíen en sus equipos, porque saldrán reforzados. Además, las personas que sientan que sus líderes les dan esa confianza, darán el paso adelante para contribuir todavía más. Lo que está claro es que hemos evidenciado que muchas personas pueden teletrabajar con buenos resultados si cuentan con objetivos claros, canales de comunicación y formas de compartir la información online en la toma de decisiones.

¿Cómo definiría, en pocas palabras, este tiempo de cambio en el que nos encontramos?

Diría que es tiempo de OPORTUNIDAD: de reinventarse, aprender y desaprender, y también de innovar. Lo importante es atreverse, actuar, no quedarse parados. Y cuando uno eche la vista atrás, que tenga esa mirada positiva en todo lo que hizo en esta crisis, afrontando las dificultades, con ilusión y con ganas de superarse, demostrando resiliencia y generando innovación inteligente para salir reforzado. Todo lo que siembres hoy y cuides, será fruto mañana.

¿Qué claves ofrecen a las empresas para afrontar estos tiempos que vivimos?

Especialmente, el foco para que sus empleados trabajen desde la potencia de sus competencias, no pierdan energía y eviten la dispersión, la parálisis, la apatía, la inacción. Porque ayudamos a definir y describir el objetivo, a enfocar esa meta para que desde el autoconocimiento, autodescubrimiento, la innovación y la acción, se obtenga el autoaprendizaje que te permite alcanzar objetivos y resultados presentes y futuros.

“En este proceso de vuelta a la normalidad, las organizaciones pueden encontrar en el coaching un gran aliado”

¿Qué aspectos fundamentales deben trabajar en las próximas semanas para que la vuelta a la normalidad se complete de manera exitosa, sin afectar a la productividad y supervivencia del negocio?

Ahora que avanzamos en la desescalada, las organizaciones se enfrentan a grandes cambios estructurales. Las compañías que hayan aprovechado la fase de confinamiento para planificar la vuelta a la realidad pos-COVID-19, empleando todos los recursos (incluida la formación y el desarrollo) para profundizar en la realidad de sus clientes, sus necesidades e identificar las oportunidades que la situación haya podido generar, tendrán una clara ventaja competitiva frente al resto: son lo que yo llamo “los listos del mercado”. En este proceso de vuelta a la normalidad, las organizaciones pueden encontrar en el coaching un gran aliado, porque lo primero es asumir cuanto antes el nuevo contexto y hablar de realidad, en lugar de nueva realidad; y ser conscientes de que los cambios permanecerán y tenemos que ser ágiles y flexibles para adaptarnos. En este sentido, el coaching contribuirá a la gestión de los cambios promoviendo en las personas el pensamiento y la acción. Haciendo un símil, podemos decir que el coaching es la ‘vacuna’ para prevenir y tratar determinadas enfermedades contagiosas como la desmotivación, la falta de enfoque, la apatía, la inacción…, porque estimula la generación de ideas llevadas a la acción (‘anticuerpos’) para la productividad, con lo que se consigue una ‘inmunización’ para el medio y largo plazo.

¿Cómo pueden los empleados gestionar estos cambios? ¿Cuáles diría que son sus principales herramientas para salir airosos?

En líneas generales, lo más importante en contextos de crisis como el actual es aprender a convivir con los cambios. A través del coaching, generamos y entrenamos un pensamiento abierto al cambio, para que, en lugar de tenerle miedo, vértigo, nos preparemos para afrontarlo y salir reforzados; es más, el coaching es una manera de promover cambios en las personas a través de las acciones, por eso, consigue que se adapten a los mismos de manera natural.

Inma Sánchez

Tags:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Periodismo
Constructivo