El valor diferencial de los productos artesanales

En los últimos años la industria de la moda está viviendo un retorno a lo hecho a mano.  Son cada vez más personas las que prefieren comprar productos que hayan sido realizados de manera artesanal así como muchas marcas que han apostado por el hecho a mano para así diferenciarse con un producto de calidad.

Se consideran productos artesanales aquellos que se han creado con técnicas tradicionales aunque se haya empleado algún tipo de maquinaria para su realización. La vuelta a este tipo de productos ha traído consigo la recuperación de trabajos que para parecían haber caído en el olvido. La artesanía, contra todo pronóstico, ha vuelto a hacerse un hueco en el mercado aprovechándose de las oportunidades que ofrece el nuevo sistema productivo como son los comercios online o las redes sociales. Gracias a estos canales de comunicación, empresas como la mía, Mar Balmón Luxury Hats&Headpieces, hemos encontrado nuestro hueco en el mercado ofreciendo productos 100% hechos a mano y con diseños que difícilmente pueden encontrarse en las grandes cadenas textiles. Este es sin duda nuestro principal valor diferencial ya que, al realizarse con procesos totalmente manuales, cada producto que ofrecemos es único aunque realicemos una y otra vez el mismo diseño.

Según el último estudio sobre el sector artesano español de EOI, elaborado por Abay Analistas bajo la dirección Fundesarte,  “Situación de la artesanía en España. Informe de competitividad y principales variables económicas”, la artesanía representa en torno al 2,4% del PIB Industrial, un 0,4% del PIB total y cuenta con unas 38.577 empresas. Este mismo estudio indicaba que el PIB artesano ascendía en ese momento a más de 4.000 millones de euros. Unos datos que según los expertos parecen haber mejorado en el último periodo.

La clave del resurgimiento de los trabajos artesanales reside, principalmente, en la adaptación al mundo digital. Gracias a ello, muchas empresas que hasta la fecha eran totalmente locales han tenido la oportunidad de resurgir. Otros muchos artesanos, como es mi caso, nos hemos lanzado a crear nuestra propia firma en vista de hacernos nuestro propio hueco en el mercado. Como mencionaba anteriormente, Internet se ha convertido en nuestro principal aliado ya que nos ha dado la oportunidad de dar a conocer nuestro producto diferencial sin necesidad de tener un gran nombre que nos avale.  A ello se le suma el creciente interés de los consumidores por adquirir productos hechos a mano ya que generalmente se asocian a productos de enorme calidad y, sobre todo, únicos.

Pero no sólo ha sido la artesanía la que ha tenido que adaptarse al mundo digital. Hablamos de una revolución que también se ha producido a la inversa. Trabajos que parecían olvidados como son el de bordadoras, plumistas o sombrereras, como es mi caso, se han convertido en una oportunidad laboral para muchas personas que, pese a contar con una alta cualificación en carreras de diseño o bellas artes, no habían tenido la ocasión de desarrollar sus propios proyectos. Es por ello que muchos jóvenes han optado por dejarlo todo y formarse en técnicas artesanales para así desarrollar su propia marca personal.

Por unas causas u otras, la artesanía está viviendo una segunda vida. Se han recuperado trabajos y profesiones que parecían estar condenadas al olvido lo que tiene, a su vez, una importante carga cultural para la sociedad. En los últimos años han nacido nuevas demandas entre los consumidores que han revivido actividades ya sea por la añoranza de volver a tener productos hechos a mano o en línea por defender una moda sostenible, en al que se respeten los tiempos de producción y se trabajen con elementos naturales.

Recuperar estas profesiones, fomentar el consumo de este tipo de productos y preservar el futuro del trabajo artesanal es también una manera promover y proteger la cultura de nuestra comunidad.

Mar Balmón

Fundadora y diseñadora de Mar Balmón Luxury Hats&Handpieces

Tags:
0 shares

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Periodismo
Constructivo