“Nuestros clientes crearon White Rabbit. Existimos antes de tener nombre y logo”

LAURA SALÍ PÉREZ. WHITE RABBIT

Laura Sali Pérez es socia fundadora de White Rabbit. Un proyecto -que describe- único, con identidad y metodología propia.

¿White Rabbit?

White Rabbit nació de la confianza de una serie de clientes que quisieron contar con nosotros antes de que fuéramos siquiera una “empresa” como tal (y seguimos sin considerarnos “empresa”, más bien un “equipo de grandes profesionales”). Y no importaba que, por aquel entonces, no tuviéramos ni siquiera un nombre o un logo. Lo que el mercado demandaba era profesionales con las ideas claras, voluntad, esfuerzo, responsabilidad y, al mismo tiempo, sentimiento de integración dentro de la empresa. Y eso hacíamos nosotros. Gracias a esa confianza, con el respaldo de esa cartera de clientes y junto a mi socio, Enan López de Freitas, decidimos poner en marcha White Rabbit. Para ello, reunimos al mejor equipo de jóvenes profesionales de Comunicación, Marketing, Relaciones Públicas y Estrategia Online con el objetivo de ofrecer a las empresas su propio departamento en estas áreas a costes accesibles y, al mismo tiempo, con una altísima profesionalidad.

“La manera de transmitir las historias determina la forma en la que percibimos la realidad”

¿Qué le impulso a creearla?

Las circunstancias y la oportunidad. Fundamos White Rabbit porque, como he explicado, el mercado nos demandaba un tipo de servicio que sabíamos ofrecer. Podíamos haber sido freelances sin más. Pero se generó un crecimiento con efecto dominó que nos llevó a afrontar un desafío mayor: crear y consolidar un equipo que compartiera nuestros valores y nuestra manera de hacer. Y lo conseguimos. Hoy somos 11 rabbits que trabajamos cada día para el éxito de nuestros clientes, en Barcelona, Madrid y Buenos Aires. Y, ¿el nombre? Idea de mi socio, Enan López. Me permito explicar que White Rabbit muestra el camino correcto a sus clientes en el mundo de la Comunicación como el conejo blanco se lo mostraba a Alicia en El País de las Maravillas.

Coméntenos los servicios que ofrecen.

White Rabbit ofrece planes integrales de comunicación y marketing 360 grados implementados por un departamento externo a tu empresa que trabaja como si estuviera integrado dentro de la organización, lo que supone una serie de ventajas clave para nuestros clientes en el desarrollo de su negocio.

“Un eje transversal identifica a todo el equipo de White Rabbit: La Ambición y la Autoxigencia (en mayúsculas)”

Equipo inicial de White Rabbit. De izquierda a derecha: Enan López de Freitas, Margalida Cañellas, Laura Sali Pérez y Javier de Agustín Valdés

¿Qué valores definen a White Rabbit? ¿Qué les diferencia de la competencia?

Un eje transversal identifica a todo el equipo de White Rabbit: La Ambición y la Autoxigencia (en mayúsculas). Somos ambiciosos y, por eso, conseguimos resultados de excelencia para nuestros clientes. Las Ganas y el Compromiso diría que son otras de nuestras características principales como equipo. Tenemos un servicio tan diferencial, que no nos preocupa la competencia. Tenemos nuestro propio océano azul. Hemos encabezado proyectos en sectores de actividad empresarial muy distintos, desde la codificación hospitalaria y la Inteligencia Artificial hasta el mercado de las lavanderías autoservicio, congresos informáticos o la organización de entregas de premios. Además, somos muy fuertes en el real estate. De hecho, dentro de la agencia contamos con un área especializada en sector inmobiliario por la cantidad de clientes de este sector que confían en nosotros. ¡A veces bromeamos con que podríamos habernos llamado White House! En cualquier caso, el éxito es focalizarnos en hacer bien lo que sabemos y nos gusta hacer: estrategias de comunicación a medida y con garantías.

¿Podría hablarnos del equipo que lo constituye?

Todos los proyectos exitosos pueden presumir de contar con un equipo de grandes profesionales. White Rabbit también: Margalida Cañellas, Javier de Agustín, Guillermo Carandini han sido pilares de la empresa. Hoy, el equipo también lo integran María Fernández, Amelia Rodríguez, Nicolás Tucci, Xavier Mondragón, Ares Calderero, Mónica Baxarias. Además, destacan algunas características particulares de todo el equipo. Empezamos juntos, todos, y crecimos todos juntos también. Y que hoy White Rabbit sea un partner ideal en comunicación tiene que ver con que cuenta con un equipo comprometido, que cree en hacer las cosas bien y, sobre todo, que tiene una visión muy clara de lo que el cliente necesita.

“La excelencia y el compromiso 100% con los proyectos que aceptamos llevar a cabo definen la historia de White Rabbit”

¿Qué diría que caracteriza a la evolución de la compañía desde su fundación?

La excelencia y el compromiso 100% con los proyectos que aceptamos llevar a cabo definen la historia de White Rabbit. Esto ha marcado la evolución de nuestro equipo y nos ha posicionado donde estamos ahora. Como he indicado, empezamos sin empresa, sin nombre, sin marca ni logo, pero ya teníamos clientes que confiaban en nosotros. Crecemos como equipo al mismo tiempo que lo hacen nuestros clientes.

¿De qué forma han influido la irrupción de las nuevas tecnologías en el marketing online?

El marketing online no existiría sin la irrupción de las nuevas tecnologías, así de simple. Va de la mano de ellas. Yo diría más bien que las nuevas tecnologías no solo han influido digitalmente, sino que lo hacen de manera disruptiva en el “mundo offline”, cambiándolo para siempre. Y no hablo solo a nivel técnico, como puede ser el IOT (Internet de las Cosas), donde puedes controlar la temperatura de la cafetera de tu casa desde la oficina. Especialmente en nuestro campo, el mundo digital está suplantando al físico: los periódicos de papel pasan a ser aplicaciones móviles; la opinión se ha instalado en las redes sociales; los sistemas de control de impactos mediante avisos por fax han pasado a ser potentes herramientas web de control de la reputación; la evaluación del sentimiento de los comentarios son determinados por sistemas de Inteligencia Artificial. Hemos pasado de unos pocos líderes de opinión en medios de gran impacto, a la democratización de los influencers en redes que, a su vez, son reclamados por las marcas para que acudan a eventos presenciales que son retrasmitidos en directo mediante smartphones para consumidores que están a miles de kilómetros. Y así un largo etcétera.

Personalmente, yo ya no diferenciaría entre el marketing online y offline, porque una cosa ya no se en tiende sin la otra. En White Rabbit hablamos de planes integrales donde se proponen acciones cruzadas omnicanal.

“La confianza de ciertas personas y un fichaje inesperado para un proyecto apasionante me llevó a descubrir mi potencial en un nuevo campo: el universo de la comunicación corporativa”

Por otra parte, ¿cómo definiría la importancia que tienen las Relaciones Públicas para una empresa?

Decía Oscar Wilde que “sólo hay una cosa en el mundo peor que estar en boca de los demás, y es no estar en boca de nadie”. En White Rabbit entendemos la importancia fundamental de las Relaciones Públicas para una empresa, por eso diseñamos estrategias de éxito para estar en boca de todos.

¿Podría hablarnos del departamento de Brand Experience de White Rabbit?

Creamos la línea de trabajo de Brand Experience porque pensamos que una marca necesita de un equipo creativo que piense en ideas atractivas para conseguir exposición pública exitosa que genere, a su vez, retorno en el negocio de la compañía. Habitualmente, los eventos estaban restringidos a grandes marcas con grandes presupuestos. Pero con una cuota importante de creatividad en la agencia hemos sabido generar oportunidades (eventos, campañas, promociones) exitosas y accesibles para empresas medianas y pequeñas. Para poner algunos ejemplos de los muchos con que contamos en nuestro historial: organizamos desfiles en plena calle; desfiles in store; tiramos a una celebrity en paracaídas para una marca de bolsos; gestionamos campañas electorales, hemos dado soporte a congresos de informáticos, y un sinfín de proyectos singulares, en los que ha quedado demostrada la versatilidad y creatividad de nuestro equipo.

Finalmente, ¿cuáles son sus objetivos a corto y largo plazo?

De manera indefinida, el objetivo principal de White Rabbit es preservar la excelencia y calidad de nuestro trabajo. Somos muy conscientes de que nuestros clientes son nuestros principales prescriptores. Con ellos y gracias a ellos, estamos hoy aquí. Esto nos permitirá, a su vez, crecer profesionalmente, como marca, como equipo y conseguir retos aún no planteados.

A largo plazo, mantener y ampliar de manera sostenible el equipo humano de White Rabbit, que es nuestro mayor valor como empresa, mientras incrementamos nuestro volumen de actividad en proyectos internacionales. En definitiva, continuar con nuestros rabbits desvelando caminos y resolviendo laberintos en el mundo de la Comunicación.

María Cano Rico

Laura Sali Pérez en primera persona

Siempre me ha apasionado el poder contar historias. Creo firmemente en que la manera de transmitirlas determina la forma en la que percibimos la realidad. Por eso estudié Periodismo y ejercí la profesión durante siete años. Siendo muy joven, con 17 años, ya trabajaba en una agencia de noticias. En Argentina era pluriempleada y, como muchos periodistas, tenía varios trabajos que compatibilizaba con uno principal. Así que, además de periodista económica en la agencia Noticias Argentinas (NA), era colaboradora del diario Clarín en Deportes; en la editorial Perfil (para las revistas Noticias y Foco de la Semana); presentaba un programa de deportes extremos que se emitía los fines de semana y producía un programa de perfil político en un canal de la televisión por cable. ¡Todo un cóctel de experiencias! Pero en esa versatilidad se vivía un gran crecimiento personal y profesional.

Con 24 años tuve la oportunidad de viajar a Barcelona para estudiar el Máster de Periodismo de la Universidad de Barcelona y Columbia University. Fue el trampolín perfecto para poder vivir la gran experiencia de trabajar en el grupo PRISA, el principal grupo de comunicación de España, con base principal en la sección de Economía del diario El País. Este sería mi último capítulo como periodista. La confianza de ciertas personas y un fichaje inesperado para un proyecto apasionante me llevó a descubrir mi potencial en un nuevo campo: el universo de la comunicación corporativa.

Pasé por diferentes agencias, desde pequeñas, familiares, medianas, multinacionales… Y en cada estadio conseguí aprender algo nuevo sobre este mundo. Hasta que llegó el momento de lanzar un proyecto único, con identidad y metodología propia: White Rabbit.

Tags:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Periodismo
Constructivo