Las emprendedoras apuestan por el sector artesano

 

Mujer-artesanaLa tasa de artesanas que crean su negocio online supera la media de emprendimiento femenino en España

La cantidad de mujeres que deciden emprender en el sector artesano crece cada día. La conciliación familiar y laborar que este tipo de oficios ofrecen, y las nuevas tecnologías, facilitan la decisión de muchas de ellas de crear su negocio en torno a su hobbie. Con este motivo, DaWanda.es, el mayor mercado online de productos únicos hechos a mano de Europa, presenta hoy los resultados de un sondeo en el que han participado 2.300 vendedores españoles, usuarios de Internet de entre 18 y 55 años, sobre la situación de los artesanos en España.

El estudio presentado por la compañía revela que el 78% de los artesanos que forman DaWanda.es son mujeres. Emprendedoras que deciden crear su pequeño negocio en torno a su hobbie. Llama la atención esta cifra dado que actualmente, en España, tan solo el 12,1% de las empresas están fundadas por mujeres, según el IX Perfil Adecco de la Mujer Trabajadora en 2014. En este sentido, el informe confirma que hay dos tipos de emprendedora: autónomas (8,6%) y mujeres con empleados a cargo (3,5%). Los datos de DaWanda.es revelan que el perfil de mujer que decide montar su negocio en torno a la artesanía es una mujer de edad media, entre 25 y 50 años y, en muchos casos, madre. En cuanto al perfil laboral, se trata en la mayoría de los casos de trabajadoras a jornada completa (38%), en situación de desempleo (33%), autónomas que se dedican exclusivamente a ello (12%), trabajadora a tiempo parcial que lo compaginan con su trabajo (11%) o estudiantes (6%).

DE PROFESIÓN E-CRAFTER
Cada día son más los diseñadores o “makers” que trabajan con medios informáticos puesto que les facilita en gran medida su trabajo, sin necesidad perder la esencia artesanal que caracteriza sus productos. A día de hoy, un 33% de los artesanos encuestados ya venden sus productos a través de plataformas online, consiguiendo aumentar su público y con ello sus ventas. En este momento, “las nuevas tecnologías y la artesanía son 100% compatibles. De hecho, me atrevería a decir que en un futuro próximo uno no podrá vivir sin el otro. Están destinados a coexistir y a largo plazo esta relación mejorará la calidad de los productos y los canales de venta” asegura Sonia Molina, Country Manager de DaWanda en España.

La facilidad que aporta Internet y plataformas de venta online como DaWanda.es de alcanzar nuevos mercados internacionales permiten a estas emprendedoras obtener beneficios con su marca. De hecho el 40% de las ventas de la artesanía en la plataforma proviene de exportaciones al extranjero, principalmente a países europeos como Alemania y Polonia. Además, el 86% de las encuestadas piensa que es una excelente forma de poder compaginar su vida familiar y laboral. “Internet se ha convertido en una ventana al mundo entero. Gracias a ello los diseñadores pueden explotar su talento y compatibilizar su vida familiar y laboral” afirma Molina.

Para el 55% de los encuestados hacer sus propios producto es solo una afición a la que dedican tiempo en sus ratos libres, aunque el 20% confiesa que le gustaría hacerlo crecer poco a poco. Por otro lado, un 19% lo compatibiliza con su trabajo para sacar unos ingresos extras y para un 11% ya supone su única ocupación y pueden vivir de ello. En este sentido, un 14% se ha planteado pedir un préstamo para poder desarrollar su negocio dentro del mercado de la artesanía. La actual situación económica frena a muchos emprendedores que tienen miedo de hacer frente a un préstamo por temor a que su marca no funcione.

DEL HOBBIE AL NEGOCIO
Para muchas emprendedoras, plataformas como DaWanda.es se han convertido en una forma de aumentar los beneficios de su marca. Este es el caso de Cristina Lorenzo, una joven madre arquitecto, que decidió dejar su trabajo cuando nació su primera hija para poder cuidarla. Cansada de no encontrar nada que le gustase para decorar la habitación de la pequeña creó Keeddo, una marca de diseños divertidos para los más pequeños. Para Cristina su marca es “mi hobbie y mi trabajo a la vez y así puedo compatibilizar mi horario de trabajo con el cuidado de mis hijos”. A día de hoy, es su única fuente de ingresos y consigue vivir de ello.

Cristina, no es la única que ha decidido arriesgar, pues la plataforma cuenta con más de 300.000 diseñadores de todos los países que han apostado por su talento. En este sentido, el 75% de los encuestados afirma que ya tiene su propia marca o que les gustaría crearla en un futuro. Estos aseguran que no siempre es fácil emprender este camino puesto que un 82% de las diseñadoras aún no han conseguido hacer de su negocio su única fuente de ingresos. Aun así más de un 18% puede vivir de lo que gana con la artesanía dedicándole tiempo completo. En este sentido, son muchos los artesanos que demandan más ayudas o subvenciones por parte del Gobierno para poder empezar su propio negocio a través de su marca y solo un 14% se atrevería a pedir un crédito debido a la situación actual del mercado.
Ante este panorama los nuevos canales de venta online se han consolidado como la herramienta perfecta para hacer crecer las ventas de estos artesanos. La diferenciación y especialización se convierten en la clave del éxito de los diseñadores, que buscan que la gente identifique sus productos con ellos. Y los mercados cada día están más abiertos a los productos hechos a mano.

Tags:
Previous Post

Amedna entregará sus premios en noviembre

Next Post

Nadia Comaneci

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Periodismo
Constructivo