“La situación sociolaboral de la mujer ha sufrido un serio retroceso”

Éxito de público y de contenidos en la presentación del libro Con permiso, que recopila las tribunas homónimas de Manuel Bellido en la revista Mujeremprendedora

Diagnóstico prácticamente unánime en una mesa compuesta sólo por mujeres que están en la cúspide en sus empresas o cargos: la situación sociolaboral de la mujer en España, Andalucía y Sevilla ha sufrid20161123_190819o un serio retroceso con la crisis. Las ponentes fueron reunidas por Manuel Bellido, fundador de la revista Mujeremprendedora y director de Agenda de la Empresa, en la presentación de su libro ‘Con permiso’, que recopila sus tribunas en una revista pensada para analizar el papel de la mujer en la empresa.

La delegada de UGT en Andalucía, Carmen Castilla, subrayó que “donde más se ha cebado la crisis es en la mujer”, arremetió contra uno de los enemigos de su género en el trabajo: la temporalidad: “antes una mujer se pedía reducción de jornada voluntariamente, ahora es obligatorio”.

Asimismo, Castilla apeló al auditorio (compuesto mayoritariamente por hombres, lo que fue elogiado por las ponentes) sobre la toma de conciencia de los hombres Cx987ckWEAAtqVxen la conciliación familiar, y les pidió “que reclamen” en sus empresas derechos laborales de conciliación para ayudar a la equiparación de ambos sexos. Apoyándose en datos, Castilla informó que los datos del Instituto Nacional de la Seguridad Social muestran que “en 2015 se gestionaron 278.389 prestaciones por maternidad, un 1% menos que el año anterior, pero las prestaciones por paternidad descendieron aún más, un 1,33%”, dijo.

Parecido retroceso ocurrió, según la delegada de UGT en Andalucía, con las excedencias solicitadas para cuidar a familiares, que en 2015 ascendieron a 45.564, un 15% más que el año anterior. De ese porcentaje, dijo, las mujeres coparon el 91,8% de las peticiones, frente a un 90% del año anterior. En España, según Castilla, “el embarazo aún es sinónimo de riesgo de que te despidan”, sentenció. Castilla no dejó escapar la oportunidad de evidenciar la falta de equiparación en los sueldos de mujeres y hombres: “una mujer tiene que trabajar 54 días más que un hombre por el mismo salario”, dijo, y añadió que la brecha salarial es del 24% España y del 25,6% en Andalucía. Recordó, además, que la violencia de género supone otro terrible lastre para la equiparación de derechos.

Cx93i4vWQAEQ3O1Para Carmen Castreño, Primera Teniente de Alcalde del Ayuntamiento de Sevilla, los “evidentes” avances en materia de dependencia o políticas sociales de los últimos años, se han visto lastrados por la evidencia de una falta de equiparación salarial entre hombres y mujeres y en las maneras en que se conduce la “nueva generación” en asuntos tan graves como la violencia de género, por ejemplo. Y sorprendió al auditorio al advertir que “se nota que no tenemos aún una cultura de igualdad” en cosas tan cotidianas como el nombre de las calles: “no nos acordamos de las mujeres” al rotularlas, afirmó, y reconoció que estaba tentada de ponerse a contar el número de calles con nombre de mujer en Sevilla. Castreño también apeló a las dificultades de las mujeres para asociarse, como otro de los factores que inciden en situaciones de desigualdad.

Ana Llopis, presidenta de la Asociación de Empresarias de Sevilla, reconoció que, en el ámbito de la empresa y del asociacionismo empresarial, “las reglas del juego no las ponemos nosotras”, y advirtió que gran parte del retroceso de la mujer en el ámbito sociolaboral en España está ligado a la finalización de muchos proyectos europeos. “Muchos fondos europeos que estaban ligados a la igualdad de oportunidades ya no están vigentes”, señaló, “lo que ha provocado ocho o nueve años de vacío” en políticas igualitarias en el ámbito económico. Llopis se interrogó acerca de lo que había evolucionado España en los últimos 15 años en materia de igualdad sociolaboral, y se respondió que “no mucho”, y señaló que los recortes de la crisis se habían cebado con muchas políticas de igualdad.

Cx9xD-_XAAUiD4-La empresaria y emprendedora Ana María Herrero, a quien Bellido presentó como una de las musas del proyecto fundacional de la revista Mujeremprendedora (junto con Felipe González, de quien el autor confiesa fue el primer inspirador involuntario al aconsejarle que siempre tuviera presente en sus publicaciones el enorme potencial emprendedor de las mujeres), abogó por potenciar el poder de gestión de las mujeres, especialmente porque han “conjugado muy bien los resortes de la inteligencia emocional”.

La mesa fue moderada por la directora de Mujeremprendedora, Anna Conte, quien moderó el ámbito del debate con preguntas directas a las ponentes.

Tags:
Previous Post

FEPME cumple su undécimo año

Next Post

Sylvia Enseñat, nueva presidenta de ASCOM

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Periodismo
Constructivo