“Si se usa de manera responsable, el plástico puede ser sostenible”

Julie Droulers es la directora de Marketing y RSC Iberia de The Body Shop, firma que acaba de lanzar la campaña ‘Plásticos con cabeza’, con la que pretende afrontar la crisis de los plásticos ayudando a transformar vidas. Para ello, usará los plásticos reciclados y se asegurará de que los recolectores con los que trate recibirán un precio justo por su trabajo, unos ingresos previsibles y mejores condiciones laborales. También recibirán ayudas para acceder a educación, préstamos y servicios sanitarios, además del respeto y el reconocimiento que merecen.

Coméntenos con más detalle. ¿Cómo nace este proyecto?

Todos sabemos que el mundo se enfrenta a una crisis global por la contaminación de los plásticos. El enfoque de The Body Shop para enfrentarse a esa crisis es diferente. No creemos que eliminar el uso de los plásticos por completo sea la solución. De hecho, el plástico es uno de los materiales más versátiles que se ha creado nunca. Si se usa de manera responsable, el plástico puede ser sostenible. Además, conocemos los devastadores efectos de los plásticos que acaban en los océanos; sin embargo, esta crisis también tiene un lado humano que se ve y del que se habla muy poco. En el mundo ya existe una gran cantidad de plástico. Creemos en la importancia de recoger este plástico usado y reutilizarlo. Al mismo tiempo que recogemos y reutilizamos este plástico, mejoramos la forma de ganarse la vida y las condiciones laborales de muchas personas, especialmente mujeres. Además de luchar contra la contaminación producida por los plásticos, The Body Shop quiere ir más allá y quiere crear un cambio social y ayudar a empoderar a las personas al mismo tiempo.

¿Podría hablarnos de la política de RSC de la compañía?

Nuestra historia comenzó con la convicción “revolucionaria” de Anita Roddick (fundadora de The Body Shop) de que una empresa puede crear un impacto positivo en el mundo y en la sociedad. Siempre hemos hecho las cosas de una forma diferente, rompiendo los moldes y siendo atrevidos y valientes. Hoy en día, nuestro compromiso es más fuerte que nunca.

Tenemos unos pilares muy marcados sobre los que se rige toda nuestra política. Por un lado, celebramos la diversidad y rechazamos la belleza estereotipada. Pagar un precio justo a nuestros socios de la iniciativa Comercio con Comunidades es la base de todo lo que hacemos. Defendemos lo justo y lo correcto y ayudamos a nuestros empleados y empleadas a crecer como personas.

Además, nuestros productos nutren, enriquecen y estimulan, pero nunca hacemos falsas promesas ni experimentamos en animales. Nuestros productos están inspirados en la diversidad de la naturaleza y en las tradiciones de diferentes gentes de todo el mundo. Somos expertos en cuidar diferentes tipos de pieles y estamos orgullosos de que saber cómo hacer sentir bien. El mundo es nuestra fuente de belleza, pero actualmente está gravemente amenazado. Ayudamos de forma activa a enriquecer la diversidad de los lugares de donde provienen nuestros ingredientes. Actuamos y llevamos a cabo campañas para enriquecer y ayudar a áreas amenazadas de gran valor natural para el planeta.

En el Día Mundial del Comercio Justo han lanzado sus primeras botellas fabricadas con plástico reciclado de comercio con comunidades de Bengaluru, en India. ¿Por qué concretamente en esta comunidad?

The Body Shop lleva más de tres décadas apoyando a comunidades marginadas a través de su programa de Comercio con Comunidades. Ahora, estamos usando esa experiencia para ayudar a resolver la crisis del plástico. Más de 3.000 millones de personas de todo el mundo viven sin un servicio de recogida ni gestión de basura, es decir, casi la mitad de la población del planeta. ¿Qué pasa con esos residuos? Algunas de las personas más pobres del planeta los recogen para ganarse la vida. Estos recolectores de residuos, muchos de ellos mujeres, a menudo viven por debajo del umbral de la pobreza, sufren condiciones laborales pésimas y una fuerte discriminación social. Tan solo en La India existen 1,5 millones de recolectores de residuos, la mayoría de ellos son Dalits, anteriormente conocidos como «intocables». Los Dalits no tienen prácticamente ninguna visibilidad social y tienen derechos limitados, lo que les dificulta el acceso a servicios básicos como por ejemplo la educación, la atención sanitaria o servicios financieros. Esta es una de las razones por las que hemos elegido la India para desarrollar nuestro proyecto.

Para llevar a cabo esta iniciativa trabajan con Plastic For Change y con la comunidad de recolectores Hasiru Dala. ¿Podría hablarnos de ambas entidades?

Plastic For Change ofrece plástico reciclado de alta calidad de cadenas de suministro responsables a marcas y fabricantes internacionales. La empresa está verificada por la Organización Mundial del Comercio Justo. Su plataforma móvil y proceso de transacciones ofrece a los recolectores de residuos unos ingresos justos y constantes. Plastics for Change ha desarrollado una plataforma de suministro ética para crear formas de vida sostenibles para la población urbana pobre, al mismo tiempo que potencia la transición de la industria hacia una economía circular.

En cuanto a las comunidades Hasiru Dala, es una organización de impacto social que se dedica a conseguir justicia social para los recolectores de residuos. Trabajan de forma colectiva con los recolectores en las áreas de derechos de identidad, acceso a educación familiar, atención sanitaria, vivienda y pensiones, desarrollo de capacitaciones, acceso al mercado y al empleo, y defensa de políticas de múltiples niveles. Hasiru Dala trabaja con comunidades en los distritos indios de Bengaluru, Mysuru, Chamrajnagar, Chikkamanguluru y Coorg y es un miembro ancla de la Alliance for Indian Wastepickers-AIW (Unión de los Recolectores de Residuos de La India).

The Body Shop ha comenzado esta campaña en sus botellas de champús y acondicionadores de 250 ml. Pero, ¿a cuáles está previsto que se incorpore?

Como ha indicado, The Body Shop ha comenzado esta campaña en sus botellas de champús y acondicionadores de 250 ml., entre los que pronto se incluirán su champú de jengibre top ventas, del que se vende una unidad cada cuatro segundos. Las botellas están fabricadas con un 100% de plástico reciclado (excluyendo el tapón), un 15% de ese plástico reciclado será plástico reciclado de comercio con comunidades y, el resto, plástico reciclado de otras fuentes en Europa. Además, irá aumentando el porcentaje de plástico reciclado de comercio con comunidades de cada botella poco a poco ya que, para este proyecto, requiere empezar con pequeñas cantidades y aumentar los pedidos de forma responsable y sostenible.

Finalmente, ¿cuáles son sus objetivos a corto y largo plazo de la campaña?

En el primer año de este proyecto, The Body Shop comprará más de 250 toneladas de plástico reciclado de comercio con comunidades para usarlas en casi tres millones de botellas de champús y acondicionadores de 250 ml. antes de finales de 2019. Sin embargo, la ambición de The Body Shop va más allá y conlleva la introducción en los siguientes tres años de plástico reciclado de comercio con comunidades en todo el plástico PET que usa la marca. En ese período, el programa crecerá hasta adquirir más de 900 toneladas de plástico reciclado de Comercio con Comunidades y ayudará a empoderar a hasta a 2.500 recolectores de plástico en Bengaluru.

María Cano Rico

 Sobre Julie Droulers

Después de 10 años ocupando funciones marketing y comerciales en distintos países, Julie Droulers decidió aceptar un nuevo reto asumiendo el puesto de responsable e-commerce para The Body Shop en Francia, desde donde pudo descubrir -como indica- el mundo digital: customer experience online, SEM, afiliados y KPIs online (conversión rate, ATV…) Un entorno que le fascina, según nos ha indicado.

Dos años más tarde, se mudó a Madrid para desempeñar el puesto de directora marketing y RSC para Iberia, donde tenía a su cargo los departamentos de CRM, Ecom, event activation, PR, social media y RSC. “El mundo de Retail no para de evolucionar y en los últimos cuatro años nos hemos transformado también. ¡Qué camino!”, comenta.

Tags:
0 shares

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Periodismo
Constructivo