Un tercio de los responsables financieros confían en la nube para almacenar sus datos contables

Nube. Cloud ComputingLos responsables financieros en Europa podrían estar adoptando el almacenamiento de datos en la nube sin entender del todo los riesgos e implicaciones asociados, según un nuevo estudio de la compañía de servicios de custodia y gestión de la información Iron  Mountain. El estudio descubre que más del 35% de los directores financieros consideran la nube como apropiada para almacenar cifras confidenciales, facturas, reclamaciones de compañías aseguradoras y datos fiscales, un porcentaje superior al 32% de los responsables de TI que también abogan por la nube.

Un abrumador 92,2% de los responsables financieros en España consideran que la responsabilidad de la protección de sus datos empresariales recae en el proveedor de servicios en la nube. Sin embargo, están en un error: la legislación de la UE sitúa claramente la responsabilidad de los datos perdidos o en peligro en las manos del que ostenta su propiedad.

Cuando se decide almacenar información sensible en la nube, los responsables financieros se muestran ligeramente menos preocupados que sus colegas responsables de TI. Los directores financieros tienden a preocuparse menos por la protección de datos (49% comparado con un 55% de directivos de TI), la seguridad y el cumplimiento de la normativa (45% frente a un 49%), y por si los datos pueden ser copiados o ser trasladados fuera de la empresa (23% comparado con 25%).

Comentando estos resultados, Ignacio Chico, director general de Iron Mountain España, dice: “Antes de poner la información en la nube, hay que tener las cosas claras. La empresa propietaria de la información es la única responsable si ésta se pierde o se filtra. Es importante tener claro que el almacenamiento en la nube no reemplaza la necesidad de una estrategia de  custodia y gestión de backup exhaustivas. Las empresas tienen que afrontar este reto, combinando los beneficios del almacenamiento en nube con la protección offline de los soportes magnéticos. Hoy en día los departamentos financieros están bajo presión para reducir costes y mejorar su eficiencia, por lo que la nube se presenta como una oportunidad atractiva. Podríamos recomendar a las empresas que consideren la nube como una opción, pero no indiscriminadamente.  No entender bien los riesgos asociados al almacenamiento en nube puede conducir a estrategias erróneas que expongan a las empresas al riesgo de sufrir brechas de datos y, consecuentemente, al impacto financiero asociado y a un daño reputacional a largo plazo”.

El estudio de Iron Mountain encuestó a responsables de TI, finanzas y jurídicos en grandes y medianas empresas en España, Reino Unido, Francia, Alemania, Holanda y Hungría y reveló que el almacenamiento de datos en la nube es una opción muy popular entre las empresas: un 84% de los empresarios españoles encuestados confirmaron que han pasado sus datos a la nube o planean hacerlo en los próximos 12 meses.

Tags:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Periodismo
Constructivo