“La innovación es una forma de entender el proceso creativo”

Yolanda de Aguilar, directora general de Fycma, indica que la empresa que innova asume los retos y oportunidades derivados de un mercado cambiante

Yolanda de AguilarLa innovación no es una estrategia ni un atributo. Es una forma de entender el proceso creativo, la cadena de acciones que nos permiten ofrecer un producto o servicio único y diferenciado. El principal reto de las organizaciones es inculcar la innovación como principio y fin, un eje transversal que afecta a cada parte del proceso y determina el resultado global. Más allá de los beneficios directos e indirectos, la empresa que innova asume los retos y oportunidades derivados de un mercado cambiante y en permanente evolución, vinculado a un modelo productivo donde el valor diferencial ya no viene dado por los bienes tangibles, sino por el conocimiento.

Apoyándonos en esta nueva mentalidad innovadora y aprovechando las posibilidades infinitas de las nuevas tecnologías, las organizaciones del siglo XXI proporcionan a sus miembros un valor inédito hasta el momento: la posibilidad, desde todos los roles y funciones, de aportar a la cadena de producción un factor determinante para marcar la diferencia entre competitividad y excelencia.

La innovación y las TIC, por tanto, nos capacitan para trabajar con equipos multidisciplinares cuyos integrantes asumen la necesidad de dar un paso más y desplegar todo su potencial en un contexto propicio para ello, porque disponen además de las herramientas necesarias. Esta forma de entender la empresa, que ha determinado el modelo de éxito de las grandes compañías internacionales de referencia, nos inspira y nos motiva porque crean el entorno ideal para alcanzar lo mejor de nosotros mismos.

Si algo caracteriza el liderazgo femenino, es esta visión adaptativa de las circunstancias, muy entroncada con un rol vinculado a la gestión de comunidades y a la asimilación permanente de retos que han requerido de altas dosis de creatividad y motivación, desarrollando una capacidad innovadora innata.

Por tanto, cuando hablamos de innovación, hay que mirar más allá de la cuenta de resultados y del posicionamiento en el mercado. Es mejor hablar de un poder mucho más ambicioso y transformador, el del valor motivador de la innovación.

Yolanda de Aguilar
Directora general de Fycma

Tags:
0 shares

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Periodismo
Constructivo