El trabajo autónomo protagonista del desarrollo local y rural

INÉS MAZUELA ROSADO. UPTA-A

En ediciones anteriores de esta revista, y con motivo de la convocatoria de elecciones municipales, dábamos cuenta de la importancia del municipalismo para el trabajo autónomo.

El municipalismo es uno de los grandes logros de nuestra democracia. La política más de verdad, la de las personas. La que puede ofrecer soluciones concretas a problemas reales. La Administración Local es la más cercana a los ciudadanos y, por tanto, a los trabajadores y trabajadoras autónomos o a aquellas personas que desean serlo y tienen un proyecto emprendedor. En este sentido, sus políticas deben acercar a los autónomos, autónomas y profesionales a la actividad vital de la localidad y es mucho lo que desde los ayuntamientos se puede hacer por uno de los colectivos más importantes para nuestro desarrollo económico, social, local, urbano, rural.

Por ello, para UPTA Andalucía es tan importante mantener relaciones estables con los ayuntamientos como herramienta de desarrollo socioeconómico, reconocer la necesidad de fomentarlo y de establecer líneas de actuación conjuntas orientadas a su promoción y fortalecimiento, especialmente entre aquellos colectivos con mayores dificultades de acceso al mercado de trabajo, así como el fomento del asociacionismo profesional como medio de cohesión social entre los autónomos y autónomas, para favorecer su integración social, económica y profesional en el desarrollo local. Medio de cohesión social entre el propio colectivo y entre este y el resto de agentes sociales, económicos, la Administración y la ciudadanía.

Este objetivo de UPTA Andalucía por el que venimos trabajando desde hace más de 18 años, ha sido reconocido por la Diputación de Sevilla, que ha otorgado a la entidad a la que represento una de las placas de de honor en el Día de la Provincia 2019 que, además, ha conmemorado el 40 aniversario de los ayuntamientos democráticos.

La labor que realiza UPTA Andalucía, especialmente en los municipios, es también una herramienta de desarrollo local y rural, que asienta territorio, ya que los autónomos y autónomas damos personalidad a los pueblos, ciudades y barrios. Estas actividades son, sobre todo, urbanismo, dinamización social, cultura… son parte de la vida cotidiana, formas de “hacer ciudad, barrio, pueblo”.

Es obligado agradecer este galardón, no solo por la labor que realizamos como entidad, sino porque supone reconocer principalmente la importancia que tiene el trabajo autónomo en el desarrollo de nuestros pueblos, ciudades y barrios.

Sevilla es una provincia de autónomos y emprendedores; de hecho, el sector terciario supone en la provincia, el 63% de su PIB, y es la cuarta área comercial más importante de España y la tercera respecto al turismo y es indudable el potencial de los recursos humanos y endógenos de la provincia de Sevilla.

Con estas premisas, tenemos que trabajar para alcanzar la convergencia entre el desarrollo socioeconómico de los pueblos sevillanos a través del trabajo autónomo realizando acciones que contribuyen al incremento de su competitividad y favorecer la creación de empleo motivando a los emprendedores locales a desarrollar iniciativas económicas en sus municipios y haciendo estas unidades económicas más fuertes y competitivas, para que puedan crear, a su vez, más y mejores empleos por cuenta ajena.

Este reconocimiento no hace más que reforzar nuestro objetivo; un impulso para seguir trabajando con más fuerza si cabe a favor de los hombres y mujeres que protagonizan el desarrollo local y rural de nuestros pueblos.

Gracias a la Diputación de Sevilla en nombre los trabajadores y trabajadoras autónomos de la provincia.

Inés Mazuela Rosado | Secretaria General de UPTA-A

@InesMazuelaRo

Artículo incluido en el número de junio de la revista Agenda de la Empresa

Tags:
0 shares

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Periodismo
Constructivo