El trabajo autónomo en la agenda política

La última legislatura andaluza ha traído importantes avances para los autónomos y autónomas. El Plan de Actuación para el Trabajo Autónomo, Horizonte 2020, aprobado por la Junta de Andalucía en junio de 2016, ha supuesto un hito para el colectivo, que conforman 528.470 personas en Andalucía (el 17,04% del conjunto de los trabajadores andaluces), según el RETA de octubre. Asimismo, en este período, se ha aprobado la Ley Andaluza de Fomento del Emprendimiento, que conformará el Sistema Andaluz para Emprender como un derecho universal. Pero todo esto no es suficiente.

El sector es uno de los que más ha sufrido los rigores de la crisis económica en estos años. Los efectos de la fuerte recesión han tenido como consecuencia para el colectivo una disminución de las rentas y una menor capacidad de competencia en el mercado frente a las medianas y grandes empresas; también ha visto reducida su protección social y ha sufrido directamente las consecuencias de los recortes presupuestarios y de inversión pública, así como la caída del consumo privado.

Por esto, las propuestas que desde UPTA Andalucía hemos presentado a todos los partidos políticos que han concurrido a los últimos comicios autonómicos para que las incluyeran en sus programas electorales están encaminadas no solo a favorecer la creación de más negocios, sino a consolidar los existentes y conseguir que crezcan. Insisto, el trabajo de los autónomos y autónomas es la mayor fuente de riqueza y empleo en Andalucía, por tanto la creación y mantenimiento del empleo debe ser el objetivo prioritario, pero, paralelamente, es absolutamente necesario implementar medidas que estimulen el consumo y mejoren la demanda interna.

El documento que les trasladamos a los partidos incluye diez grandes líneas de actuación, cada una con una serie de medidas específicas. Medidas tales como la reducción de los plazos de abono de las ayudas concedidas, apoyo en materia tecnológica, planes integrales de revitalización, promoción de viveros de empresas, implantación de la línea concertada con entidades financieras que permita la refinanciación tanto de la deuda privada como de la deuda pública; eliminar las barreras administrativas y el fomento de las ventanillas únicas para agilizar trámites administrativos e integración de competencias de diferentes administraciones.

Además, junto a medidas que favorezcan la protección legal y que luchen contra la economía sumergida y el fraude, vemos fundamental acciones que garanticen la seguridad laboral del trabajador o la trabajadora por cuenta propia. Asi, necesitamos iniciativas que promocionen la cultura preventiva y la realización de las acciones que, combatiendo la siniestralidad profesional, garanticen la salud de las personas trabajadoras autónomas.

Por todas estas razones, UPTA Andalucía considera que el trabajo autónomo debe estar en todas las agendas de los grupos políticos en todas las Administraciones Públicas, no solo durante las campañas electorales, ya que debe entenderse y tratarse como una cuestión estructural. Porque invertir en trabajo autónomo es una apuesta por el presente y por el futuro de nuestro modelo social y del modelo productivo hacia el que debemos caminar.

Inés Mazuela Rosado

Secretaria General de UPTA-A

@InesMazuelaRo

Artículo incluido en el número de diciembre de la revista Agenda de la Empresa

Tags:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Periodismo
Constructivo