Gloria Chicote es la nueva directora del CONICET La Plata

Las nuevas autoridades del Centro Científico Tecnológico CCT CONICET La Plata tomaron formalmente sus cargos durante la última reunión de Consejo Directivo del organismo de ciencia. Se trata de Gloria Chicote y Carlos Della Védova, investigadores superiores del CONICET en el Instituto de Investigaciones en Humanidades y Ciencias Sociales (IdIHCS, CONICET-UNLP) y el Centro de Química Inorgánica “Pedro J. Aymonino” (CEQUINOR, CONICET-UNLP-asociado a CICPBA), respectivamente, electos por el período 2020-2022.

“Es una responsabilidad muy grande la que asumimos porque venimos de un período de restricción generalizada en las políticas científicas, en el que muchos directores y directoras de centros e institutos mantuvimos una actitud de resistencia. Pero justamente a partir de ahora estamos en un momento en el que los anuncios, no sólo desde lo discursivo sino también en los hechos, sitúan a la ciencia en un lugar central para el crecimiento del país”, expresa Chicote en referencia a la presencia de científicos y tecnólogos en cargos jerárquicos en la función pública y a la convocatoria expresa que el gobierno nacional hizo al sector científico para que aporte sus conocimientos a la construcción de políticas públicas, como el Plan Argentina contra el Hambre.

Precisamente en consonancia con los lineamientos a nivel nacional, Chicote asegura que el foco de su mandato será el emplazamiento de la producción científica local al servicio de la sociedad. Se trata de una apuesta fuerte por la vinculación tecnológica, es decir los procedimientos y herramientas que posibilitan la transferencia de conocimientos y desarrollos desde el sector científico hacia el productivo o la comunidad en general. “Esto no significa salir a la calle a resolver problemas porque no tenemos ni la capacidad ni la incumbencia para hacerlo. Pero sí implica una revisión del paradigma en el que trabajamos para encontrar la clave que articule oferta con demanda porque en definitiva es a ese colectivo social al que nos debemos”, apunta la académica.

El CONICET La Plata abarca todas las áreas disciplinarias a través de las alrededor de 3 mil personas que lo integran entre investigadores, profesionales y técnicos de apoyo, becarios y administrativos repartidos en 29 Unidades Ejecutoras (UE) -es decir centros e institutos- y otros espacios de investigación, lo cual convierte a la nuestra en una región muy prolífica en cuanto a producción científica. “Somos muchos y estamos en un ámbito relativamente restringido, por eso los científicos platenses tenemos mucho que decir al entorno nacional e internacional y estamos ávidos de ser interlocutores, de expresar nuestros hallazgos y gestar posibles colaboraciones”, puntualiza Chicote al tiempo que aclara que “no se empieza de cero, ya que el CCT tiene casi 12 años de existencia y las gestiones anteriores sentaron bases sólidas en este camino de visibilización del conglomerado local”.

Como otros ítems a destacar, la flamante directora electa por sus pares enfatiza enérgicamente la cuestión de género, que será un eje central en la gestión, con políticas activas e instancias de formación para todo el personal en el marco de la Ley Micaela, que establece la capacitación obligatoria en la temática para todos los funcionarios y trabajadores de los tres poderes del Estado. Asimismo, también acentúa la importancia de las decisiones y acciones conjuntas con el resto de los organismos de ciencia de la región con los cuales el CONICET comparte la gestión de las UE, encabezados por la Universidad Nacional de La Plata (UNLP) pero también con gran presencia de la Comisión de Investigaciones Científicas de la Provincia de Buenos Aires (CICPBA), las universidades nacionales de San Martín (UNSAM) y Arturo Jauretche (UNAJ) y el Hospital de Alta Complejidad El Cruce “Dr. Néstor Carlos Kirchner”.

En tanto primera directora proveniente del campo de las ciencias sociales, Chicote opina que allí reside un valor agregado de su gestión: “La legitimación de las humanidades dentro del ámbito científico está saldada, pero creo que hacia el afuera sí será necesario seguir trabajando contra el desconocimiento y los prejuicios que persisten”. En esa línea, considera importante que la sociedad sepa que “las áreas del saber no son compartimentos estancos sino que trabajan mancomunadamente en pos de un único objetivo que es el desarrollo de la ciencia nacional, y en esto ninguna tiene un rol menor”. La flamante directora aprovecha también para anunciar que continuará trabajando en la defensa del español como lengua científica, para que se posicione a la par del inglés en los encuentros académicos, publicaciones y comunicaciones en general.

Directora del IdIHCS desde 2013, Chicote es doctora en Filosofía y Letras especializada en estudios de lengua y cultura popular hispanoamericana, tema sobre el que ha publicado más de 80 artículos en distintos idiomas y 18 libros como autora y/o editora. Es profesora titular de la Facultad de Humanidades y Ciencias de Educación (FaHCE) de la UNLP e investigadora principal del Centro Maria Sybilla Merian (Mecila, por sus siglas en inglés). En 2019 fue designada Embajadora Científica de la Fundación Alexander von Humboldt (Alemania) y Miembro del Comité Académico del Observatorio Permanente del Hispanismo (España).

La acompaña como vicedirector es Della Védova, doctor en Química por la UNLP y profesor ordinario en la Facultad de Ciencias Exactas (FCE) de la mencionada casa de estudios, unidad académica de la que fue decano entre 2007 y 2010. También doctor en Ciencias Naturales por la Universidad de Ruhr, Alemania, dirige el CEQUINOR desde 2009, participó de más de 300 publicaciones en revistas científicas y ha recibido importantes distinciones, entre ellas el Premio KONEX 2013 en Fisicoquímica, Química Inorgánica y Analítica.

Tags:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Periodismo
Constructivo