Gastro Salvaje homenajea a la mujer con sus cócteles con nombre propio 

Impulsados por la chef Cynthia Pariente junto al bartender Julio de la Torre homenajean a grandes mujeres de la historia

Situado en el 93 de la calle Ponzano se encuentra La Gastro Salvaje (el segundo proyecto de Chema Soler como propietario) con la única pretensión de divertir al comensal con sus elaboraciones creativas y callejeras. Al frente de los fogones se encuentra la chef Cynthia Pariente que se encargará de ofrecer una propuesta de cocina mexicana fusionada con la asiática y la mediterránea.

Al entrar a este local los comensales son recibidas por el grafiti de Mesta de la pared, decorado con una catrina y una geisha, que pone en preaviso de las influencias en cócteles y comida, aunque pronto se observa que el verdadero show está en la barra: donde la chef y su equipo acabarán de emplatar sus platos antes de servírlos en un engranaje sin igual con el ritmo de las cocteleras.

El encargado de diseñar la carta de coctelería ha sido el bartender Julio De la Torre, propietario de la vecina coctelería Santa María y del Café Madrid. Junto al paladar mexicano de Cynthia Pariente se han encargado de buscar el engranaje perfecto de comida y bebida con una presentación original que despertará los cinco sentidos.

Hay una sección en su carta de bebidas que se llama Traguitos Coquetos y ahí se pueden encontrar varios cócteles con mucha personalidad que homenajean a mujeres importantes de México o Japón:

El María Félix, muy cítrico a base de mezcal, limón y lima roses; el Kiharu Nakamura es el más afrutado con Kim Ari nakamura, frambuesa, vodka, sake y limón; el Sor Juana, que lleva tequila, disaronno, limón, clara de huevo, pistacho y nuez moscada; el Indira Ghandi es para viajar a La India y percibir el té chai acompañado de los tonos cítricos de la piel de naranja con vodka y coco. Además, dentro de los traguitos cortos preparan el Spicy mango Margarita, un clásico Margarita o un Mezcal Sour.

En la carta de tragos, Cynthia Pariente se ha encargado de elegir sus mezcales favoritos: Koch, Danzantes, Amores, Río Revuelto y El Rey Zapoteco y tequilas como: Corralejo blanco y reposado, Don Julio blanco y reposado, Herradura blanco y reposado, 1800 blanco y añejo o Jimador.

Además, se pueden degustar muchas opciones entre sus cervezas, pero las que más triunfan son las mexicanas Pacífico, Corona y la artesana Allande Ale. Tampoco faltan las Micheladas para brindar entre trago y trago y pasar una velada ‘padrísima’ -como dicen los mexicanos-, mientras llegan platos de su divertida carta como el sashimi de salmón marinado con remolacha y salsa de tamarindo; el tiradito de pez mantequilla en aguachile negro, o el aguachile de gambas de Michoacán, entre otros. Entre sus propuestas más españolizados, por ejemplo, están el pulpo a la brasa con patata revolcona y salsa macha, o el huarache de chuletón con chorizo a la sidra y salsa de chicharrón.

Y, por supuesto, hay una gran lista de tacos que homenajean al que es uno de los platos más populares de México. Por un lado, al gusto como los de caña de tuétano con entrecot y el guisito de curry rojo de oreja y morro. En la otra variante de tacos, los que ya salen montados de cocina, es imprescindible el de calamar en tempura con kimchi; el de boquerones a la andaluza con salsa cinco chiles y Jamaica, o el de batata y calabaza a la mantequilla con salsa griega, aunque las opciones de carta no se quedan aquí. Hay mucho más en el 93 de la gastronómica calle Ponzano.

Tags:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Periodismo
Constructivo