Eva Losada, Premio ‘Fernando Quiñones’

La novela presentada bajo el título “El sol de las contradicciones” es la obra ganadora del XVIII Premio Unicaja

maple-leaf-638022_640La escritora Eva Losada Casanova ha resultado sido galardonada en el XVIII Premio Unicaja de Novela “Fernando Quiñones”, con la obra presentada bajo el título “El sol de las contradicciones”, según el fallo anunciado por el jurado del Premio Unicaja de Novela, convocado por la Fundación Unicaja, que lleva el nombre de Fernando Quiñones.

El XVIII Premio Unicaja de Novela “Fernando Quiñones” está dotado con 20.000 euros, en concepto de anticipo de derechos de autor, y la publicación de la obra por Alianza Editorial, con difusión internacional. Este premio de novela, convocado por la Fundación Unicaja en homenaje al escritor gaditano Fernando Quiñones, se consagra en la actualidad como uno de los principales premios de novela del panorama nacional e internacional. Se trata de uno de los premios literarios, artísticos y de investigación que convoca la Fundación
Unicaja.

La presente edición del Premio Unicaja de Novela ha registrado una significativa participación a nivel internacional, con un total de 170 novelas presentadas, recibiendo obras procedentes de toda la geografía española, y de distintos países tales como Portugal, Colombia, EE.UU., Cuba, Bolivia, Italia, Alemania, Argentina, México y Francia, entre otros. El jurado ha estado compuesto por Nadia Consolani (viuda de Fernando Quiñones); por el escritor y ganador de la anterior edición del Premio Unicaja de Novela “Fernando Quiñones”, Jesús Ruiz Mantilla; por los escritores Berta Vías y Antonio Rodríguez Almodóvar; y por la directora editorial de Alianza Editorial, Valeria Ciompi.
La novela presentada bajo el título “El sol de las contradicciones”, de la escritora Eva Losada Casanova, plantea, según la calificación del jurado, “conflictos muy contemporáneos en torno a una maternidad no buscada que se contrapone al destino. Es la lucha de una mujer sola que elige la ética por encima de sus sueños, para hacerse cargo de una historia huérfana que no le pertenece”.

Las calles de Madrid y Barcelona en la década de los años noventa, el sentido de la creación artística, la pureza de la isla de Menorca, la maternidad impuesta e indeseada y la desaparición del fotógrafo Álvaro Beni en 1996, son el escenario en el que esta novela, a través de Mar, una joven escultora menorquina, aborda cuestiones tan importantes como la autodestrucción, la cobardía, la mentira y la huida permanente de nosotros mismos. Ésta es la historia de unos personajes al límite, detenidos en un cruce de caminos, a veces contradictorio y otras decisivo. Una novela en la que la proximidad de la muerte nos alerta de la brevedad del tiempo y de la necesidad de vivir la vida que siempre fue nuestra y no supimos reconocer.

La autora, con los instrumentos del lenguaje, describe la ambigüedad del tiempo y su abanico de posibilidades para hacer aflorar las debilidades humanas y el desamor, ese que se perfila en forma de pesadilla o esculpido por la desesperanza.

Tags:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Periodismo
Constructivo