Periodistas en movimiento

Este 2018 lo recordaré especialmente por las movilizaciones de colectivos de periodistas en nuestro país frente a circunstancias y decisiones que nos han afectado directa o indirectamente como profesionales de la información. Es lo que tienen las crisis, que sirven para remover las cosas; y este año parece que los periodistas, uno de los colectivos profesionales menos corporativistas que existen, por fin hemos empezado a reaccionar.

Los viernes negros, protagonizados por profesionales de Radio Televisión Española, culminaron con la apertura de un proceso para seleccionar a los responsables de la administración del medio público estatal primando un perfil más técnico que político. A la RTVE la ha seguido la Corporación RadioTelevisión de Galicia, de forma igualmente contundente; y esta misma senda parece seguir la televisión pública andaluza. Medios públicos cuyos profesionales reclaman más independencia y la despolitización de sus órganos de administración y gobierno.

Las periodistas paramos en defensa de la igualdad y la no discriminación en un sector altamente feminizado e intensamente desequilibrado en cuanto a condiciones laborales y a participación en la toma de decisiones, víctimas del acoso y la violencia machista en el desempeño de nuestro trabajo. Mujeres periodistas y feministas que el 8 de marzo hicimos visible una realidad de la que los medios no hablaban y los periodistas, hasta ahora, tampoco. Bocas tapadas para denunciar la violación del secreto profesional de los periodistas por un juez que decide intervenir ordenadores y teléfonos móviles para poner al descubierto una fuente. Frente a ello, más de mil seiscientos profesionales hemos rubricado un manifiesto en el que exigimos respeto hacia nuestro trabajo y hacia las mínimas garantías que la Constitución nos reconoce para velar por un bien mayor como es el derecho a la información de la ciudadanía.

Y, por último, una Red de Colegios Profesionales de Periodistas constituida en junio de 2018, de la que forman parte las nueve corporaciones ya existentes, que avanza hacia la creación del Consejo General de Colegios Profesionales de Periodistas, con el objetivo de contar con un órgano de representación a nivel estatal que permita la defensa del periodismo y de los periodistas con las herramientas que le otorgan su condición de entidad de derecho público.

En definitiva, unidad de acción y movimientos que surgen desde la indignación y el hartazgo de quienes aún creemos en el Periodismo y que nos dan motivos para ser optimistas de cara al próximo 2019.

Eva B. Navarrete

Decana del Colegio Profesional de Periodistas de Andalucía

Tags:
0 shares

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Periodismo
Constructivo