“Creo que cada mujer puede dirigir un negocio rentable que le permita vivir la vida de sus sueños”

ESTHER MAYOR

Soy Esther Mayor, madre incombustible, formadora comprensiva, comunicadora vibrante e impulsora de hacer realidad tus sueños. El resultado de este cóctel, a veces explosivo, fue la creación del primer Instituto de Asistencia Virtual.

Cuando descubrí la Asistencia Virtual, hace ya cuatro años, supuso en mi vida un momento, de esos que se suelen llamar “eureka”, tanto a nivel laboral, como personal y familiar.

Descubrí que a través de esta profesión, no solo podía vivir según mis reglas, de la manera en que yo y mi familia decidiéramos vivir, sino que además podía conseguir mi sueño salvaje de que muchas otras mujeres, como yo, pudieran hacer realidad su sueño de tener un negocio rentable, a medida, que les permitiera sustentar su estilo de vida.

Para mí, esto pasa por ser libre, por poder amoldar tu negocio y tu actividad en cada momento, según tus necesidades, por tener la capacidad de escoger a tus clientes y trabajar con aquellas personas o negocios que estén alineados con tus pasiones e intereses.

Y es que en un negocio todo no es cuestión de ganar dinero, sino de sentirte bien haciéndolo. Sentir que aportas valor al mundo, que contribuyes a hacerlo mejor y eso es posible si colaboras con marcas a las que te unen valores y una filosofía o ética de trabajo similar.

La Asistencia Virtual aúna saber cómo funcionan los negocios por dentro, de qué áreas se componen y cómo se interrelacionan entre sí. Ha de gustarte la parte de implementación y la operativa y ser una persona bastante inquieta, gestionar bien la presión y el multi-tasking…

Se trata de apoyar a otros negocios digitales a salir adelante, o acompañar a otros negocios offline en su proceso de digitalización, convirtiéndote en su mano derecha.

Sin embargo, si todo esto te resuena, uno de los primeros pasos que de forma casi inconsciente harás es informarte y formarte, es decir, estar al día, conocer los entresijos de aquello a lo que te quieres dedicar, ¿verdad?

De hecho, la formación continua y la actualización son claves para una Asistente Virtual, pero seguramente en todo este camino que empiezas vas a darte cuenta de algo: todo está por hacer.

Suelo dar las gracias por vivir en el siglo XXI y tener acceso a un mundo de posibilidades. Sin embargo, con el crecimiento de los negocios online, se pusieron de manifiesto la necesidad de nuevos perfiles profesionales mucho más específicos y formados en una serie de habilidades muy concretas, que la educación formal sigue sin cubrir.

Es por eso que, a través del Instituto de Asistencia Virtual, me propuse reunir a los mejores expertos en el mundo de las nuevas profesiones digitales y crear las formaciones más punteras e innovadoras en el mundo de la Asistencia Virtual.

Desde entonces, cada día más mujeres deciden apostar por ellas y por su futuro. Son cientos de historias, de personas de carne y hueso, muchos casos de éxito que me motivan e impulsan a seguir adelante con tesón, para seguir construyendo entre todos un mundo mejor, más justo e igualitario, en el que demos a los que vienen detrás un ejemplo de libertad y de que luchar por contribuir a hacer realidad los sueños siempre merece la pena.

Esther Mayor

https://esthermayor.com/

Tags:
  1. Karina Barrios
    8 abril, 2020

    Excelente aporte muchas gracias por compartir tu experiencia la cual genera motivación para
    Muchas personas que aún no deciden dar ese salto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Periodismo
Constructivo