¿Es tan difícil trabajar en equipo?

Ana Maria HerreroAna Maria Herrero

El trabajo en equipo debería ser algo natural en la vida empresarial, pero desafortunadamente no es así. Aceptar la interdependencia y la diversidad son dos de los elementos que más dificultan el desarrollo del trabajo en equipo. Por todas partes surgen barreras en forma de actitudes, conflictos no resueltos, diferencias de criterio, etc., si los tuviéramos que detallar podrían ser los siguientes:
 
1. La principal es la resistencia de los directivos. Ya que significa cambiar la forma de trabajar. Se cree que trabajar en equipo les hará perder poder y que no podrán controlar todo.
 
2. El falso trabajo en equipo por parte del líder. Muchos líderes tienen la opinión o decisión tomada, y aparentan consultar al equipo.
 
3. Conflictos no expresados. La diversidad crea tensión y ésta nos conduce al conflicto.
 
4. Conflictos no resueltos. A veces se entra en conflicto entre distintos miembros y no se termina de resolver por parcialidad o falta de poner las cosas encima de la mesa.
 
5. Falta de asumir la misión del equipo. Muchas veces ha sido impuesta o poco debatida. La resistencia suele ser pasiva con lo cual es más difícil de detectar. Es necesario disponer de una misión (¿Por qué estamos aquí?) que sea debatida y consensuada para que pueda ser asumida por todos.
 
6. El fenómeno Group Think. Que consiste en que los grupos se cierran totalmente a cualquier cambio externo, no dejando que las opiniones influyan en la marcha del equipo.
 
7. Falta de sinceridad. Dar un feed back sesgado o interesado tiene consecuencias fatídicas en el equipo. Un feedback individual o grupal tiene que ser completo, sincero, sin matices, sin juicios de valor, con hechos observables que permitan a los que lo reciben su crecimiento.
 
8. Reuniones infructuosas. Es lo que más desanima a los miembros de un equipo, estas reuniones interminables sin ningún sentido, sin ningún resultado, que aparentemente se toman decisiones y que al final le caen a uno.
 
9. Falta de autodiagnóstico. Todo equipo tiene que “auscultarse” con regularidad, tomarse el pulso de cómo van las cosas y qué es lo que tenemos que mejorar. Es necesario establecer una sistemática de diagnóstico.
 
Si eres consciente de todo lo anterior y estás dispuesta a desarrollar el trabajo en equipo en su organización, deberás seguir los siguientes pasos:
 
1. Ser consciente de las dificultades y de las ventajas, reservar tiempo para el desarrollo de equipo, por ejemplo una tarde cada 15 días. Preparar las mentes de los miembros de su equipo. Facilitarles alguna lectura sobre trabajo en equipo y sus beneficios. Convocar una reunión del equipo.
 
2. En la reunión dar una breve explicación sobre trabajo en equipo y pasar el Cuestionario de Diagnóstico, pedir que cada miembro dé una breve explicación que justifique su puntuación: Primero a nivel individual se cumplimenta el cuestionario y después se ponen en común las aportaciones individuales. Ponlo en una hoja grande de papel para que sea visible para todos.
 
3. La reacción de todos frente a los resultados y su posterior discusión es lo que puede dar frutos para conseguir mover al equipo. En los diagnósticos de equipo suelen haber siempre algunos ítems a mejorar, el equipo debe decidir cual cree que se tendrían que mejorar.
 
4. Este paso es muy importante y consiste en pedir al equipo si quiere trabajar o no en equipo. No te conformes con los síes con la boca cerrada. Dirígete uno a uno y cerciórate de que todos asumen que quieren trabajar en equipo.
 
5. Establece la programación de las fechas de las próximas reuniones y facilite el tema para la segunda reunión: Definir o redefinir la misión del equipo.
 
Si te decides y no sabes por dónde empezar,  no dudes en contactar conmigo, creo en la eficacia del trabajo en equipo bien hecho y esa eficacia es la que necesitamos en estos momentos.
 
Ana Mª Herrero

Saborear la gratuidad

La ética del progreso

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Periodismo
Constructivo