“La enfermedad no ha podido conmigo ni con mi humor, la heroína soy yo”

Este lunes 19 de octubre se celebra el Día Mundial Contra el Cáncer de Mama como recordatorio del compromiso de toda la sociedad en la lucha contra el tumor más frecuente en las mujeres occidentales. En España se diagnostican alrededor de 33.307 nuevos cánceres de mama al año.

Fruto de su experiencia personal, la escritora Isabel Franc ha lanzado Alicia en un mundo real. “El mérito de escribir el libro es mío y no de la enfermedad”.

Has escrito varias novelas, pero esta es la primera en formato novela gráfica, ¿por qué optaste por este género?

En principio, no tenía intención de escribir sobre el tema, fue mi círculo de amigas más cercano el que me animó a explicar la experiencia poniéndole humor. Entonces pensé qué libro me hubiera gustado leer a mí en esas circunstancias en las que tienes mucho tiempo para leer y poca energía para hacerlo. El dibujo ayuda, te acerca al personaje y al tema de una forma más amable. Encontré, además, una dibujante, Susanna Martín, que supo captar muy bien el espíritu de Alicia. De ahí el resultado.

¿Cuánto hay de autobiográfico en este libro?

Todo. La historia parte de una experiencia personal. Por supuesto, está ficcionado, hay personajes tipo, es decir, que aúnan características, acciones i anécdotas de varios personajes reales, hay personajes inventados y situaciones que no me pasaron directamente a mí, pero que son habituales en un proceso de cáncer. A partir de ahí, lo que se cuenta y el desarrollo de la historia, con sus parodias y sus exageraciones, es fiel a la realidad.

¿Escribir esta novela gráfica te ayudó a afrontar la vida una vez superado el cáncer?

Rotundamente no. A mí la enfermedad no me ha aportado nada positivo, no me ha enseñado nada que no supiera antes, lo que ha hecho ha sido confirmarlo. Cuando hablamos del pensamiento positivo no debemos caer en esa especie de integrismo que nos obliga a creer en los supuestos beneficios de la enfermedad. Te dicen: “Gracias a ella has escrito este libro”. No, perdone, lo he escrito a pesar de ella, la enfermedad no ha podido conmigo ni con mi humor, la heroína soy yo, el mérito es mío y no de la enfermedad.

“Desde que apareció Alicia hemos recibido innumerables mensajes de mujeres que nos dicen “gracias por hacerme reír en una situación tan difícil”. Esa es la mayor recompensa que podemos tener”

¿Crees que tratar un tema como el cáncer de mama de manera irónica y con humor puede ayudar a otras mujeres que estén o hayan pasado por lo mismo?

La experiencia que tenemos es que sí y mucho. Desde que apareció Alicia hemos recibido innumerables mensajes (tanto vía mail como personalmente) de mujeres que nos dicen “gracias por hacerme reír en una situación tan difícil”. Esa es la mayor recompensa que podemos tener. Porque, además, Alicia les está diciendo que no están solas, las está acompañando en ese viaje lleno de vientos y tormentas, para llegar a buen puerto.

¿Qué esperas aportar con este libro al lector?

Sobre todo, una visión desdramatizadora de la enfermedad. Y también un puente de unión con las personas que están pasando por este proceso. Mucha gente compra el libro para regalárselo a una amiga que ha recibido el diagnóstico, porque no saben cómo afrontar el tema, cómo hablar con ella. Muchas veces, no tienen ningún tipo de soporte y no saben cómo ayudar.

¿Crees que el mensaje positivo del libro puede ayudar a la crisis que estamos viviendo?

Las crisis siempre conllevan nuevas oportunidades. Ese es el espíritu de Alicia. En la vida pasan cosas, siempre pasan cosas, algunas muy trágicas. Lo que nos ayuda a afrontarlas y a superarlas es nuestro posicionamiento ante ellas. Alicia perdió una estupenda oportunidad de ser presentada en un escenario, tanto el libro como la adaptación teatral. Pero ahora volvemos a la carga con la misma fuerza y con nuevas noticias porque tenemos también una propuesta para que se lleve a la pantalla en formato serie de TV. ¿Va a poder con nosotras una pandemia? ¡¡Vamos!!

“Hay una construcción social del cáncer y en especial del cáncer de mama, hablemos de ello y de todo lo que supone, y dejémonos de comprar ese día productos con etiqueta rosa”

Este lunes 19 de octubre se celebra el Día Internacional del Cáncer de Mama. ¿Por qué es necesario celebrarlo?

No soy muy partidaria de este tipo de celebraciones por lo que implican de comercial, es puro márquetin. Es importante recordarle a la sociedad que el problema existe y la incidencia que tiene, pero creo que deberíamos hacerlo desde una óptica más analítica. Jornadas como el Día Internacional del Cáncer de Mama han de servir para fomentar la reflexión y la crítica. Hay una construcción social del cáncer y en especial del cáncer de mama, hablemos de ello y de todo lo que supone, y dejémonos de comprar ese día productos con etiqueta rosa.

Sobre Isabel Franc

Nacida en Barcelona, se dio a conocer para la literatura con su primera novela Entre todas las mujeres (Tusquets 1992 finalista del Premio La Sonrisa Vertical). Es la autora de la celebrada Trilogía de Lola Van Guardia, editada por Egales y traducidas a varios idiomas. Alicia en un mundo real, en catalán y en castellano, es su primera incursión en el mundo de la novela gráfica. Su estilo caracterizado por el sentido del humor, combina la sátira, la ironía y la parodia en un universo donde las mujeres son las protagonistas.

Entrevista cortesía de Bibiana Ripol

Tags:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Periodismo
Constructivo