“Mi foco está en las nuevas generaciones del medio rural”

Adelina Gil ha sido reelegida presidenta de AMFAR Soria hace apenas unos días. Gran defensora de las mujeres, los pueblos y el mundo rural, y afincada en el municipio de Castillejo del Robledo del que fue alcaldesa durante más de 20 años, asume esta nueva etapa con mucha ilusión y arropada por el apoyo de las afiliadas de AMFAR.

Está ligada a AMFAR desde hace más de tres décadas y llevaba cuatro años como presidenta, ¿podría hablarnos de cómo ha recibido la noticia de su reelección?

Es muy gratificante recibir el cariño de las mujeres rurales, siento su apoyo y así me lo transmiten. En estos años he recorrido la provincia, todas sus comarcas, conozco los pueblos y las demandas y los intereses de sus mujeres, y hay que continuar la labor que llevamos desarrollando en AMFAR desde hace tantos años. La reelección la necesitaban las socias y lo necesitaba yo. La asociación estaba un poco en desanimo y queríamos darle un nuevo giro. Vamos a ver cómo lo hacemos. Yo por el momento seguiré trabajando por y para mis mujeres, por mis socias, junto a la junta directiva, que ha quedado constituida por Laura Prieto como vicepresidenta, Silvia Martínez como secretaria, Marta García como tesorera y las seis vocales: Marleni Reategui, Santas Carretero, María Ángela Aylagas, Concepción Camacho, Victoria Mejía y María del Carmen Ortega.

Con la situación actual, ¿de qué forma la asociación va a adaptar sus actividades de cara al otoño?

De cara a los próximos meses, y teniendo en cuenta la crisis sanitaria que atravesamos, nos vemos bastante limitadas. Nosotras realizábamos muchos cursos presenciales y encuentros, y ahora tendremos que reformularlos para que sean online. Aun así, quiero hacer reuniones pequeñitas y actividades en grupos reducidos de menos de diez personas con asociadas de distintas comarcas de Soria.  Tenemos que ver cómo hacer para encaminar todo adecuadamente y, para ello, contamos con el apoyo de AMFAR nacional que nos guiará.

¿Podría darnos su visión sobre AMFAR?

AMFAR es una asociación con una larga trayectoria que siempre ha trabajado por y para la mujer rural. La presidenta nacional, Lola Merino, es, además, una mujer que vive en un pueblo, y lo vive y lo patea como yo. Nos llevamos muy bien. Nuestro propósito es luchar contra esa despoblación que tenemos en el mundo rural. Ese es nuestro trabajo y nuestra fe, poder lograr que cada vez más familias opten por venir a los municipios rurales, porque hay pueblos arregladísimos en los que vivimos sin estrés y con todas las comodidades y coberturas. El modo de vivir al aire libre no está pagado con dinero. De hecho, con el COVID-19 se han instalados dos familias en Castillejo del Robledo porque tenían la posibilidad de teletrabajar. Yo invito desde aquí a que las nuevas generaciones nos visiten y vean cómo vivimos aquí. Es muy gratificante.

“Seguiré trabajando por y para mis mujeres”

Por otra parte, ¿podría hablarnos de en qué medida a lo largo de su vida ha estado ligada al medio rural?

Claro que sí. Yo vivía en Barcelona y me casé en Castillejo de Robledo donde he vivido todos estos años. Desde 1987 a 2007 fui alcaldesa del municipio. Castillejo de Robledo es un municipio propio, que tiene 7.000 hectáreas de terreno, 3.000 de cereal secano, 3.000 de monte bajo y 420 hectáreas de viñedo Ribera del Duero. Estamos a 15 kilómetros de Aranda del Duero y tenemos una calificación buenísima según la Denominación de Origen. A lo largo de mi etapa como alcaldesa promovimos las Bodegas de Castillejo de Robledo con el fin de impulsar la fijación de la población. Además, al tener tantas hectáreas de monte bajo, Castillejo de Robledo es un lugar perfecto para la actividad cinegética. La Real Federación Española de Caza se instaló en el municipio en el año 2000 y aquí se han celebrado campeonatos mundiales, europeos y nacionales, además de cursos. Todo ello movió mucho el turismo y, actualmente, contamos con más de 70 plazas hoteleras. Se creó un centro de turismo rural, un hotel de turismo rural y tres casas rurales. Castillejo es un pueblo muy peculiar y el entorno es muy bonito. Además, es donde tuvo lugar la Afrenta de Corpes.

¿Qué propósitos se marca para esta nueva etapa?

Mi foco está en las nuevas generaciones del medio rural. Me gustaría trabajar en la lucha contra la despoblación. Para ello, quiero trabajar con las asociadas jóvenes con el fin de encaminar la asociación a impulsar la fijación de la población a los municipios rurales e incrementar el número de habitantes. Actualmente, hay municipios en Soria que cuentan con socias que han optado por vivir en sus pueblos. Estamos haciendo nuevas generaciones. Concretamente, la secretaria de la nueva junta es jovencísima. Además de ella, también contamos con varias asociadas jóvenes y estoy encantada. Me da mucha ilusión ver juventud en la nueva junta. Yo ya soy mayor, pero también he sido muy emprendedora por mi medio rural. Hay mucha riqueza, muchos proyectos preciosos y las mujeres tenemos que decir mucho.

María Cano Rico

Tags:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Periodismo
Constructivo