El IAM prestó atención psicológica de enero a junio a más de 600 hijos de víctimas de violencia de género

El Servicio de Atención Psicológica a Hijos e Hijas de Víctimas de Violencia de Género del Instituto Andaluz de la Mujer (IAM) atendió durante el primer semestre del año a 606 menores, lo que supone el 83% del total atendidos durante todo 2011. Este servicio, que el IAM presta desde 2009 a través de la asociación AMUVI, realizó de enero a junio 2.560 sesiones de terapia individual con estos menores, así como 429 sesiones de terapia familiar y 1.201 consultas de asesoramiento a las 435 madres atendidas.

El programa tiene como objetivo mejorar el bienestar psicosocial y atender las necesidades socioeducativas de los hijos, de entre 6 y 17 años, de las mujeres que sufren o han sufrido violencia por parte de su pareja o expareja, y que son también víctimas directas. En concreto, el servicio pretende aumentar la autoestima, resolver conflictos psicológicos derivados de su situación, potenciar actitudes y comportamientos empáticos, así como eliminar los estereotipos y prejuicios de género. Con respecto a las madres, se les enseña a identificar señales de alarma previas a la reproducción de conductas violentas por parte de los menores, a mejorar las relaciones entre madre e hijo y a orientar sobre las pautas educativas más adecuadas dada la edad evolutiva de los menores.

Según recuerda el IAM, los niños que, desde edades muy tempranas, están expuestos a la violencia de género en sus hogares corren el riesgo de reproducir esos patrones o sufrir secuelas que lastren el resto de su vida. Así, según el informe ‘Menores expuestos a violencia de género: víctimas con identidad propia’, elaborado por el Defensor del Menor de Andalucía en colaboración con el Gobierno andaluz, el 65% de las mujeres víctimas tenía menores a su cargo cuando recibió maltrato por parte de su pareja.

Menores que, incide el informe, cargan diversas consecuencias psicológicas, emocionales, sociales, cognitivas y físicas, en función del tipo de exposición a dicha violencia. A ello se añaden los problemas derivados del derecho del maltratador a los regímenes de visita o la forzada mediación familiar, que puede dar lugar a que el menor se convierta en víctima directa como instrumento de daño del agresor hacia la madre.

Estos riesgos se suman al fenómeno creciente de los casos de maltrato en parejas jóvenes, según alerta el IAM, que ha puesto en marcha un servicio de atención psicológica gratuita a mujeres menores de edad que ya han sufrido violencia de género en sus primeras relaciones afectivo-sexuales.

Red de centros

Junto a ello, el Instituto Andaluz de la Mujer cuenta con una red de centros de atención integral y acogida a víctimas de violencia de género de Andalucía (centros de emergencia, casas de acogida y pisos tutelados), así como con otros programas como el de Atención Psicológica Grupal, los diferentes programas de Atención Jurídica (para víctimas de violencia sexual, económica, etc.), las subvenciones a mujeres víctimas, el programa de inserción sociolaboral Cualifica, la red de atención directa (centros provinciales, municipales y Teléfono 900) o la red de atención ciudadana.

El IAM desarrolla también otras actuaciones en materia de prevención, como las campañas informativas, el asesoramiento jurídico online, la formación a AMPAS y personal docente, la campaña anual con motivo del Día Internacional contra la Violencia de Género o los trabajos de coeducación, entre otros.

Asimismo, el IAM ha logrado que el recién renovado Procedimiento de Coordinación Institucional para la Actuación ante la Violencia de Género en Andalucía, firmado por los agentes sociales y el Gobierno central, incluya a los menores como víctimas directas, lo que supone un importante paso al hacer visibles a estos menores y, por tanto, sus necesidades.

Esta iniciativa se incluye en el Pacto Andaluz por la Igualdad de Género, elaborado de forma conjunta por el Gobierno andaluz y el tejido asociativo, y en el que la Junta se ha comprometido además a favorecer que los Juzgados de Violencia suspendan cautelarmente el régimen de visitas en los casos en que las víctimas se encuentren en centros de acogida por motivos de seguridad.

Tags:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Periodismo
Constructivo