Cambio Cultural como Driver para la Transformación Digital

CRISTINA EXPÓSITO. ADECCO

Me gustaría comenzar estas líneas haciendo algunas reflexiones sobre el momento de cambio digital que estamos viviendo y del que todo el mundo habla. La primera reflexión es que la transformación digital no va solo de tecnología, sino que también va de innovación y de personas. La siguiente reflexión es que la tecnología siempre ha existido, lo que es diferente en este momento es la velocidad, la capacidad de disrupción y la democratización de la tecnología donde todo el mundo tiene acceso a ella. Y la siguiente reflexión es que hay nuevos players que van surgiendo cada día en el mercado con una estrategia digital nueva y que los players ya existentes tienen que adecuar su estrategia actual para seguir siendo competitivos y aprovechar nuevas oportunidades

Es por este motivo por el que la mayoría de las empresas están afrontando o quieren afrontar un cambio de transformación digital en sus empresas empezando habitualmente por la tecnología y dejando para lo último la cultura. Me gustaría tratar de explicar en este artículo la importancia de tratar la cultura de forma paralela. Según el estudio realizado por Global Human Capital Trends-Deloitte 2016, el 87% de participantes dijeron que la cultura de su organización era algo importante, de los que el 54% lo catalogaron como muy importante, solo el 28% dijeron que conocían la cultura de su organización y apenas el 19% pensaba que tenían la cultura adecuada.

Quizás el dato que más me llamó la atención es que solo el 5% de estas empresas afirma estar en camino de lograr la cultura deseada.

¿Como estamos haciendo las cosas hoy? ¿Como queremos hacerlas en un futuro? Son algunas de las preguntas claves para comenzar la transformación cultural. La cultura realmente son los comportamientos de nuestros equipos por lo que habrá que observarlos y analizarlos de cerca, pero, sobre todo, fomentar los que quieras en ella. Me explico. Si se quiere fomentar una cultura de trabajo en equipo, pero no existen espacios comunes para las reflexiones, se estará dando un mensaje contradictorio. El código de vestimenta, la forma de comunicación interna, los espacios, la forma de trabajar o las historias que se cuentan, serán aspectos a tener en cuenta para liderar una trasformación cultural. No existen culturas buenas o malas sino culturas alineadas en mayor o menor medida con la estrategia de la empresa.

La cultura no puede ser “algo que pase”, tiene que haber intención de querer cambiarla durante un periodo sostenido en el tiempo y, por supuesto, debe de venir marcada por el comité y directivos de las compañías. Por eso debemos enmarcar nuestras iniciativas de HR como driver de un cambio cultural alineado con la estrategia de la empresa.

¿Está cambiando algo la forma en la que se trabaja en nuestras empresas? ¿Por qué tenemos que cambiar? Pues porque existen mucho cambios en la industria que suceden a mucha velocidad, porque nuestra empresa ha cambiado su estrategia y porque debemos apoyar los cambios organizativos. Debemos perseguir la cultura que queremos e ir hacia un modelo de experiencia del empleado.

Todas las áreas de una empresa son claves pero la Gestión de Personas es fundamental en un proceso de transformación digital y cultural.

Cristina Expósito

Digital Sales Manager

Grupo Adecco

Tags:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Periodismo
Constructivo