Convierte tus 12 uvas en 12 pasos para la felicidad

Entre otras cosas, el fin de año se caracteriza por ser una época de evaluación, el invierno invita al recogimiento y la reflexión. Esto hay que saber aprovecharlo para convertirlo también en época de evolución.

Solemos preguntarnos en estas fechas: dónde estamos, con quién queremos estar realmente, qué deseamos (regalos, experiencias, personas, metas), cuántas de las cosas que nos habíamos propuesto conseguir este año hemos conseguido, cuáles otras han llegado sin haberlo previsto. Comenzamos a hacer nuestra lista de deseos para cada uva que nos comeremos brindando por el año que se va, y, sobre todo, por el que comienza como una maravillosa, en ocasiones aterradora, siempre emocionante página en blanco, donde podremos escribir lo que nosotros queramos. ¿Qué historia quieres contar el nuevo año?

Para asegurarte que sea verdaderamente fantástica, te propongo el siguiente ejercicio: convierte tus 12 uvas en 12 pasos para ser mejor y más feliz. ¿Cómo? ¡Muy fácil! Sigue las instrucciones y recuerda soñar a lo grande.

  1. Primero asegúrate de ponerte a ti como protagonista de tu historia, es tu vida. Se trata de lo que tú quieres. Por supuesto teniendo en cuenta a otros y sin que implique una intención de hacer daño a nadie, pero es indispensable ponerte primero. No es egoísmo, es amor propio y sin esta base no puede haber ningún otro. No te preocupes demasiado por la gente que te quiere (menos por la que no), ellos desean verte feliz. Piensa que sólo podrás hacerlos felices en la medida que tú lo seas.
  2. Sueña a lo grande. Escribe una carta a los Reyes Magos y hazlo como si fueras un niño: pide TODO lo que quieres. No se trata de pedir lo que necesitas o lo que crees que mereces, así no piden los niños sus regalos. Se trata de pedir absolutamente todo lo que realmente quieres. Despreocúpate ahora por cómo lo vas a conseguir, los niños están convencidos de que los Reyes son magos y pueden convertir en realidad sus sueños. En el Universo también existe esa clase de magia. Por ahora solo prueba a confiar y pide, ¿qué puedes perder?
  3. Lee tu carta y elije las tres cosas que más te gustaría tener de todo lo que pediste. Conviértelas en un objetivo. Escríbelo en presente y como si ya lo hubieses logrado. Describe cómo te sentirás y lo que habrás ganado. Féchalo diciembre de 2019. Por ejemplo: Diciembre 2019, estoy en una forma física estupenda, lo que me permite disfrutar de mis viajes en bicicleta. Me siento ágil, fuerte y con energía para todas las cosas que quiero hacer. Laboralmente estoy en un momento estupendo, gracias a que me atreví a correr (describe cuáles) riesgos ahora disfruto más de lo que hago, mis ingresos se han multiplicado por cuatro, siento mayor seguridad en mí y más estabilidad. Mi relación de pareja es cada día más sólida, crecemos y nos divertimos juntos, amo y me aman, siento profundo bienestar.
  4. Haz una lista con 10 actitudes que debes cambiar, adquirir o mejorar para hacerlo realidad. Deberás centrarte en tu parte que es esa, dejando al Universo hacerse cargo del resto. En mi experiencia, el éxito de la gente súper triunfadora es 10% una idea absolutamente clara, 20% planeación y 70% actitud. Elabora un plan de acción con tres cosas concretas que puedas hacer para cada una de ellas.
  5. Cada mes céntrate en una sola actitud. Te recomiendo hacer un calendario donde pongas en diciembre el objetivo que deseas alcanzar. De preferencia usa imágenes de revistas donde describas exactamente cómo quieres que se vea tu vida entonces, busca las que lo describan con mayor claridad. Luego, comenzando por enero, a cada mes asígnale una actitud. Ese mes céntrate sólo en mejorar eso. Cada mes ve incorporando las nuevas conductas mientras te centras en la actitud que corresponda, así se irán arraigando. Al llegar noviembre tu actitud habrá cambiado considerablemente, lo que implica que también tus acciones y, por tanto, para diciembre tendrás una maravillosa historia que contar.
  6. Por último, el 31 antes de comerte las uvas da gracias al año que se va y mientras con cada campanada comes una, en vez de deseos haz de ellas un compromiso para convertirlas en 12 pasos hacia tu felicidad.

Mariana Villanueva

@knowcoach

Tags:
0 shares

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Periodismo
Constructivo