“Cero nuevas infecciones por el VIH, cero discriminaciones y cero muertes por sida”

SIDA

1 de diciembre, Día Mundial de lucha contra el Sida. Se trata de la fecha designada por la Organización Mundial de la Salud y la Organización de las Naciones Unidas, para recordar la necesidad de tomar medidas frente a la epidemia, que cuenta con el apoyo de los gobiernos de todo el mundo.
Este año, el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad se ha adherido al lema propuesto por la Campaña Mundial contra el Sida: “Llegar a cero”. Se trata de una propuesta para lograr “cero nuevas infecciones por el VIH, cero discriminaciones y cero muertes por sida”.
A lo largo de los mas de 30 años de historia la epidemia de Sida se han conseguido grandes logros entre los que cabe destacar la eficaz respuesta al tratamiento antirretroviral,  lo que ha contribuido en gran medida a una importante disminución de la mortalidad y una mejora de la esperanza y la calidad de vida de estos pacientes.
 
Datos epidemiológicos 2011
A pesar de logros conseguidos, aún quedan retos pendientes, así lo demuestran algunos de los datos epidemiológicos  recogidos por las Comunidades Autónomas en el último año (2011).
 
Entre 120.000 y 150.000 personas en España están infectadas por el virus del VIH. De ellas, un tercio desconoce que es portadora del virus.
 
En el año 2011 se notificaron un total de 2.763 nuevos diagnósticos de VIH en las Comunidades Autónomas que participan en el sistema de vigilancia (lo que representa el 71% del total de la población española). Por tanto, se estima que en España se diagnostican entre 3.500 y 4.500 nuevos contagios del virus al año.
 
El 83,4% de los nuevos diagnósticos correspondió a hombres, y la edad más frecuente al diagnóstico fue de 35 años.
 
La vía de transmisión más frecuente, en un 85% de los casos, fueron las relaciones sexuales sin protección. De éstas, el 54% se dio en hombres que tienen sexo con hombres (HSH) y el 31% en relaciones heterosexuales. Muy por debajo con un 5%, la siguiente vía más frecuente de transmisión fue la vía parenteral en usuarios de drogas inyectadas.
 
Cabe destacar una disminución de los nuevos diagnósticos en personas originarias de otros países desde el 41% en el año 2008 al 37% en el año 2011. Tras el origen español, el más frecuente fue el latinoamericano y el subsahariano. En el caso de los nuevos diagnósticos en  mujeres, más del 50% se detectó en mujeres  extranjeras. En los pacientes extranjeros, la principal vía de transmisión detectada fue por relaciones heterosexuales sin protección.
 
Campaña por el diagnóstico precoz
Aunque en España el acceso a la prueba del VIH es gratuito y confidencial, un 46,5% de los nuevos diagnósticos en el año 2011 se realizaron de forma tardía. Este hecho implica un deterioro inmunitario y supone que los pacientes no han podido beneficiarse del tratamiento al inicio de la infección y no han podido adaptar medidas preventivas a fin de reducir la trasmisión del virus a otras personas, al desconocer que estaban infectadas.
 
Los heterosexuales son el grupo que presenta una mayor proporción de diagnóstico tardío, tanto en hombres (60%) como en mujeres (59%). Mientras, el grupo de los HSH, con un 38%, son los que presentan menor retraso en el diagnóstico. Por otro lado, la demora en la detección del VIH aumenta de forma importante con la edad y es más frecuente detectar el virus tarde en mayores de 49 años.
 
Por este motivo, el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad  recomienda la realización de la prueba  del VIH especialmente a aquellas personas que sospechen que han podido estar expuestas al virus. Las pruebas del VIH que se emplean habitualmente son tests que miden, mediante un sencillo análisis de sangre, los anticuerpos que genera el organismo frente al VIH.
 
Puede obtenerse información sobre esta prueba de forma gratuita y confidencial desde cualquier lugar de España llamando a los siguientes teléfonos: 900 111 000 (Cruz Roja).
 
Uno de los principales objetivos que se plantean a los gobiernos desde ONUSIDA es precisamente disminuir el número de nuevas infecciones e identificar a todas las personas infectadas que lo desconocen, disminuir el diagnóstico tardío, aumentar la adherencia al tratamiento y continuar con los programas de reducción del daño.
 
Para avanzar hacia todos estos objetivos, el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad está trabajando en el diseño de las líneas estratégicas del Plan Nacional sobre el Sida, con el fin de priorizar los programas de prevención de la infección y de reducción del diagnóstico tardío.
 
El Día Mundial del Sida es, asimismo, una buena oportunidad para hacer participe a toda la población de la necesidad de disminuir la discriminación que aún persiste en muchos ámbitos de la sociedad.

Tags:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Periodismo
Constructivo