Las ventajas de ser mujer para emprender

CECILIA CASALS

Creatividad, empatía y facilidad para relacionarse son algunas de las características típicamente femeninas

 El emprendimiento va a crecer de forma exponencial en los meses posteriores a la pandemia del coronavirus por lo que indican todas las previsiones. Nuevas profesiones, nómadas digitales, teletrabajo y negocios que funcionan en piloto automático son ahora el objetivo de quienes han descubierto que no tienen ganas de volver a la ‘normalidad’ después del confinamiento.

Ya sea por voluntad propia o porque el trabajo se ha esfumado a la vuelta del confinamiento, gran parte de los nuevos emprendimientos son femeninos. Por cada 10 hombres que inician un negocio, otras nueve mujeres lanzan los suyos, según el Informe Mundial GEM 2018/19 (Global Entrepreneurship Monitor). La Tasa de Actividad Emprendedora femenina vuelve a aumentar, y por sexto año consecutivo la brecha a la hora de emprender entre hombres y mujeres ha vuelto a disminuir ¿puede ser esta la primera gran oportunidad para resquebrajar el techo de cristal?

Emprender en femenino tiene dificultades añadidas, fundamentalmente debidas a los problemas que existen para conciliar la vida personal y la profesional. Sin embargo, los negocios creados por hombres fracasan más. Así lo demuestran los datos recogidos en el Mapa del Emprendimiento elaborado por Spain Startup-South Summit: el 58% de las empresas creadas por hombres fracasaron en el último año, frente a un 30% de los proyectos iniciados por mujeres.

“Justamente estamos en un momento a nivel global de una energía muy femenina, una energía de consciencia, de creación, de cuidado y de nutrición”, asegura Cecilia Casals, mentora de emprendedoras y fundadora de Clouds Academy, desde donde lidera una comunidad de cientos de mujeres decididas a crear sus propios proyectos profesionales.

Para la experta, las mujeres “corren con ventaja” en esta nueva ventana de oportunidades que se abre en el post Covid-19, “aunque también nos está costando salir de esa posición de fuerte energía masculina de hacer, hacer y hacer, de éxito rápido y de ir a la carrera”, admite.

Es una característica común entre las profesionales que encuentren soluciones para la sociedad y las transforman en ideas de negocio, que se identifiquen absolutamente con sus empresas, sean las mejores embajadoras de sus marcas y se comprometan profundamente con ellas. En ocasiones, incluso anteponen el afán de ayudar a los demás mediante sus productos o servicios relegando el beneficio económico a un segundo plano.

“Me he dado cuenta de la gran capacidad que tenemos las mujeres para reinventarnos desde lo más profundo de nuestro ser, evolucionar y crear negocios con propósito, capaces de ayudar a los demás”

Según el Estudio Mujeres con Impacto, elaborado por el Instituto de Innovación Social de ESADE, aunque la proporción de hombres que emprenden es mayor que la de mujeres en cualquier tipo de emprendimiento, esta brecha de género se reduce en el caso del emprendimiento social o de impacto.

“En mi labor de acompañamiento a mujeres emprendedoras, me he dado cuenta de la gran capacidad que tenemos las mujeres para reinventarnos desde lo más profundo de nuestro ser, evolucionar y crear negocios con propósito, capaces de ayudar a los demás”, revela Casals. “Creo que esta es la diferencia fundamental y la ventaja que tenemos hoy en día en comparación con los hombres, que tenemos mayor nivel de consciencia”.

Entre las cualidades de las mujeres de cara al emprendimiento, la mentora destaca también “la creatividad, la empatía, la facilidad para relacionarse y la facilidad para comunicarse”, todas ellas valiosas a la hora de hacer networking, crear alianzas empresariales y facilitar las ventas. Además, “la mayoría de las emprendedoras que conozco busca contribuir de una u otra manera al bien social”, añade.

Es frecuente encontrar el rasgo de la filantropía en las más destacadas empresarias y mujeres de éxito como Oprah Winfrey o Diane von Furstenberg, y como esta última, muchas se vuelcan en contribuir en el empoderamiento de la mujer y en apoyar el emprendimiento femenino.

Asímismo, el “cuidado de los detalles” es otra cualidad típicamente femenina en el mundo de los negocios y aplicar esta inquietud puede resultar muy conveniente a la hora de construir una marca propia y deferenciada de la competencia, así como en la personalización y el diseño de nuevos productos y servicios.

“Cada vez somos más singulares y buscamos cosas únicas y personales, por eso se dice que la personalización es el nuevo marketing, y la manera de llevar esto a la práctica es poniendo atención en aspectos aparentemente menos importantes pero que teminan marcando la diferencia”, explica Casals.

Sobre CECILIA CASALS

Cecilia Casals es mentora de emprendedores especializada en el sector de bodas y eventos. Como fundadora de Clouds Academy y especialista en marketing, estrategia y desarrollo personal, ha formado a cientos de profesionales del sector, a los que ayuda a impulsar sus negocios a través de técnicas de marketing y ventas, y con una visión holística.  Además es fundadora de Cloud Events, empresa en la que lleva más de 8 años ofreciendo servicios de Wedding Planner, y también creadora de Pure Inspiration, el mayor congreso de Wedding Planners de España, que se celebra anualmente en Nigrán (Vigo) y cuya recaudación se destina a la Fundación Ecodesarrollo Gaia.

Tags:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Periodismo
Constructivo