¿Cómo afrontar el estrés debido a la crisis del COVID-19 siendo resilientes?

CAROLINA MEDINA. PSICOWIZ

Todos estamos preocupados por la excepcionalidad de la situación de alarma que ha generado la enfermedad causada por el nuevo virus COVID-19. Muchos somos los afectados directos e indirectos a nivel mundial por este grave y desconocido virus. Pero ¿qué podemos hacer a nivel individual para sobrellevar esta situación de la manera más positiva?

El ser humano, cuando se enfrenta a una situación desconocida y que piensa que puede conllevar cierto riesgo consigo, es frecuente y normal que sienta cierto grado de temor. El miedo es una emoción básica de nuestro psiquismo y nos protege ante situaciones desconocidas, amenazadoras y potencialmente peligrosas. Se trata de una respuesta adaptativa que nos ha ayudado a lo largo de toda nuestra evolución. Gracias al miedo, nos mantenemos alerta y, además, ponemos en marcha con más eficacia acciones de lucha o de huida frente a los peligros. Pero cuando, esta alcanza unos niveles desorbitados o se manifiesta en situaciones en las que no existe peligro inminente en si, el miedo pasa a ser algo negativo, que nos bloquea e impide afrontar las amenazas de manera eficaz y puede acabar generando estrés de manera innecesaria.

Ante la amenaza del COVID-19 son muchos los sectores socioeconómicos que están viéndose afectados por él. En el mundo de emprendimiento, un mundo que de por si esta expuesto a la incertidumbre de las ventas, pagos y demás trámites asociados, son muchas las cuestiones que se plantean en este momento. Ante el nuevo panorama económico mundial y la escasez de medidas que se están adoptando en estos primeros momentos para paliar la inactividad en este sector originada por el decreto del estado de emergencia y las recomendaciones sanitarias en torno al virus, son muchos los emprendedores que están expuestos a una situación elevada de miedo, preocupación excesiva y estrés.

Es normal que en estos momentos te sientas preocupado, intranquilo y angustiado. Pero al igual que el miedo es una respuesta adaptativa que nos ayuda a canalizar y responder ante los peligros, pero en exceso es perjudicial. El ser humano tiene otra capacidad inherente a la propia especie humana y que más si cabe la tienen aquellos que se desarrollan en el tejido empresarial, esta es la RESILIENCIA. La resiliencia es esa capacidad de afrontamiento y adaptación al cambio, que nos permite salir fortalecido de este y de la adversidad que trae consigo la incertidumbre asociada al mismo. Por eso ahora más que nunca nos toca poner en practica nuestra resiliencia para afrontar el estrés que nos está generando esta situación lo antes posible.

A continuación, se exponen una serie de recomendaciones* para ayudar a gestionar nuestra higiene mental de manera resiliente durante este proceso.

  1. Mantente informado de manera correcta
  • Consulta canales de información oficiales: páginas web del Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, de la Consejería de Salud y Familias y también la de la OMS, que cuentan con explicaciones claras sobre los bulos que están creándose en torno a esta enfermedad.
  • Evita estar sobreexpuesto a la información que se vaya generando en torno al virus. La conexión permanente no contribuye a estar mejor informado, pero en cambio si puede acabar saturándonos y bloqueando nuestra mente con ello.
  • Resuelve las dudas y preocupaciones que puedan surgir en otros si manejas información oficial y verídica. Sobretodo en menores, y evitando generar inquietudes o preocupaciones innecesarias. Seamos realistas y utilicemos un leguaje apropiado a la persona con la que hablamos, nunca maquillando ni exagerando la información. Eso puede generar malestar innecesario en la otra persona.
  • No contribuyas a la desinformación compartiendo información que no se haya contrastado. Todos podemos combatir la circulación de rumores e informaciones falsas.
  1. Sigue las recomendaciones de las autoridades sanitarias
  • Las autoridades sanitarias establecen las medidas más adecuadas para hacer frente a la enfermedad y minimizar los contagios. También nos dicen qué debemos hacer en caso de que sospechemos que hemos contraído la enfermedad. En este momento la recomendación oficial es que evitemos al máximo salir y nos quedemos en casa.
  • Ante la duda de contagio, sigue las indicaciones de las autoridades sanitarias. No hagas consultas médicas superfluas y evita así contribuir a un colapso de los dispositivos asistenciales.
  • No sigas las recomendaciones de personas o fuentes no autorizadas. Suelen ser ineficaces y, en ocasiones, perjudiciales para la salud.
  • Confía en la ciencia y en la experiencia de nuestro sistema sanitario.
  1. Cuida tu higiene mental
  • Acepta y comprende la realidad. Esta es la que es. Aceptar y comprenderlo pronto, nos ayudara a sentirnos mejor con nosotros mismos y nuestro entorno a pesar de la situación.
  • Planifica tu nuevo día a día ante la nueva situación. No dejes espacio a la improvisación, haz una hoja de ruta sobre como afrontar la situación en tu vida personal y profesional. Nuestra vida va a cambiar sustancialmente, por tanto, es necesario que organicemos bien lo que podemos hacer, cuándo y cómo hacerlo basándonos en las recomendaciones de las autoridades sanitarias. Respeta espacios y tiempos diferenciados, así como necesidades específicas. Crear un planning de actividades y tareas nos ayuda a ello.
  • Apela a tu responsabilidad y civismo. Todos somos responsables de la gestión y evolución que tenga esta situación de ahora en adelante. Entenderlo y hacerlo entender es imprescindible. Ser honestos y cumplir con las recomendaciones es ahora, casi, nuestra principal responsabilidad.
  • Mantente conectado con los demás. Conversa con familiares, amigos, compañeros de trabajo. Hablar con ellos sobre cómo estáis afrontando la situación os ayudará. Haz video llamadas si lo necesitas, pero siempre manteniendo la calma durante ellas.
  • Aprovecha esta nueva situación, que sabemos que será temporal, para hacer cosas y disfrutar de momentos que casi nunca podemos vivir por el ritmo y organización de vida que solemos desarrollar. Puede ser el tiempo perfecto para desarrollar la creatividad, explorar nuevas vías de expansión, contactos o nuevas ideas para tu negocio.
  • El mejor amigo de una mente sana es un cuerpo sano. Realiza deporte en el caso de que sea posible. La actividad física nos mantendrá en forma y aumentará las sustancias estimulantes de nuestro cuerpo que nos hacen sentir bien, además de bajar los síntomas asociados a la depresión y ansiedad, mejora el funcionamiento de nuestro cerebro, activa nuestro cuerpo, aumenta la sensación de bienestar.
  • Cuida de tu salud y de los tuyos. Sin volverte obsesivo con ello, valora el estado salud en el que os encontráis. Procede como informan las autoridades si detectas alguna situación que te preocupe. Debemos dar importancia del autocuidado: Recibir luz natural 20 minutos al día, dieta equilibrada, dormir un número de horas adecuadas.
  • Cuida lo que sientes, piensas, dices y como lo dices. Ante la rapidez de los cambios y situaciones que están aconteciendo, es normal que en ocasiones no seas capaz de gestionar de manera correcta tus pensamientos, sentimientos, así como el asimilarlos. Cuida mucho de ellos, de manera que puedas construir y responder adecuadamente a momentos en los que el ánimo falla y la sensación de incertidumbre y desasosiego surge.
  • Utiliza el sentido del humor. El humor es una emoción que ayuda a mantener controlada la emoción del miedo. También es una respuesta adaptativa del ser humano que nos ayuda de manera más fácil a digerir las situaciones sobrevenidas y de las que a priori nos cuesta encontrar una explicación o respuesta racional.

En resumen: Infórmate e informa a los demás con cabeza. Sigue solo medios oficiales y sus recomendaciones. Cuida de tu higiene mental y la de los tuyos: acepta rápidamente la situación, planifica tu tiempo, sé responsable, sigue conectado con tus contactos, aprovecha el extra de tiempo libre para explorar nuevas vías para tu negocio, practica deporte, cuida de ti y de los demás, presta atención a tus pensamientos y emociones y, la última y no menos importante, ríe. Saca tu sentido del humor cuando puedas, cómo puedas, pero no pierdas nunca la capacidad de ver el lado positivo que siempre la vida nos ofrece a través de cada experiencia, por muy adversa que esta pueda parecernos a priori.

El estrés es un aliado del COVID-19 en estos momentos de alerta, por eso mantén la calma y la higiene en tu cabeza. Solo así podremos superarlo con las mayores garantías de éxito para todos.

*Estas recomendaciones están basadas en las oficiales de los colegios profesionales de psicólogos de España. Si durante esta situación te ves desbordado por la situación a nivel psicológico y el estrés que trae consigo, acude o contacta con un profesional por las vías oficiales.

Carolina Medina

Emprendedora, CEO & Founder Psicowiz, Red de Profesionales de salud mental para extranjero

Psicóloga jerezana, Carolina Medina es emprendedora y CEO & Founder Psicowiz, una red de profesionales de la salud mental que atenderá, en su lengua materna, a todos aquellos hispanohablantes que se encuentren en Europa y Estados Unidos.

Tags:
  1. 10 abril, 2020

    Hermosa Carolina!
    Muchas gracias por las buenas recomendaciones!
    Los he estado usando durante varias semanas y realmente me ayuda.
    Salud para ti!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Periodismo
Constructivo