“Carmina Burana” desde una nueva perspectiva

Crea Dance Company by María Rovira

Dirigida por María Rovira y producida expresamente para el Centro Cultural Tarrasa, aparecen por primera vez en versión para ballet los Carmina Burana (canciones populares de Beuren), un conjunto de “cantos mundanos para solistas y coro con acompañamiento de instrumentos e imágenes mágicas”. Los textos provienen de un manuscrito de canciones, probablemente del siglo XIII, descubierto en el convento de Benediktbeuren. El manuscrito contiene una colección medieval de lírica amorosa  y poesía de estudiantes, canciones báquicas y sátiras en una mezcla confusa de alemán de la Alta Edad Media y latín monástico.

Estos cantos de Benediktbeuren son testimonio de una época en la que entra por  primera vez en Alemania el elemento mundano en la música, hasta entonces exclusivamente limitada a las ceremonias litúrgicas. Una característica de su estilo primitivo son sus ostinati (1) casi interminables. Junto a una lírica coral tierna e ingenua, aparecen escenas de parodia llenas de humor y, junto a ellas, el alborozo, el desenfreno y el gozo báquico de vivir. Orff consigue dar la impresión de que su música, que pudiera pertenecer a cualquier época, se identifique plenamente con el contenido original del texto antiguo. Esta música, cuya instrumentación, exceptuando el empleo de dos pianos y abundante batería (2), no sorprende  en comparación con partituras posteriores de Orff, es ingenua y, al mismo tiempo, áspera e instintiva… En todo caso, no deja de ser curioso que el éxito de los Carmina no se repitió con otras obras de Orff (3).

Esta nueva adaptación de Carmina Burana pone en escena doce bailarines para los cuales Rovira ha creado su propia coreografía en una versión minimalista de dos pianos, percusión, coro y cuatro solistas, a cual más convincente en un rol que muchos bailarines ‘clásicos’ quisieran para sí. Lo novedoso en esta coreografía ‘actual’ es la adaptación plástica a una música que evoca tiempos pasados realizada con técnica contemporánea, perfectamente asumible por un espíritu de nuestro tiempo. Compuesta sobre una letra en lengua de oil (4) y un alemán medieval, esta especie de cantata escenificada tiende a expresar una concepción de la vida que alejó no solamente los prejuicios, sino también las mundanas experiencias de los Clerici vagantes. ¡Gran descubrimiento para muchos de los espectadores que acudieron al ‘reestreno’ de estos  carmina irreverentes!

  • Ejemplos célebres: Marcha fúnebre (Chopin); Cuarteto de cuerda op.135 (Beethoven)
  • Hubo momentos en los que el Maestranza ‘sonaba’ como una gigantesca discoteca, de megafonía atronadora
  • Catulli Carmina, Triunfo di Afrodite …
  • Antigua forma de ‘oui’

MFR

Tags:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Periodismo
Constructivo