Aumento de la afiliación en el comercio familiar en Andalucía

A pesar de las dificultades con las que se encuentran los autónomos del comercio, 2013 está resultando positivo en cuanto a la afiliación, que alcanza en Andalucía la cifra de 142.758 a 30 de junio.

Todas las provincias de la región presenta un saldo positivo en cuanto a la afiliación en el sector en este periodo, a excepción de Jaén, que es la única que se sitúa en negativo aunque con una cifra muy poco significativa. (17 afiliados menos que a principios de año).

Destaca el caso de Málaga, donde se ha producido un aumento de 549 efectivos que representan casi el 34% del total. Resultan igualmente destacables, los casos de Cádiz y Huelva, con 310 y 209 afiliados más respectivamente. Junto con Almería y Granada (112 y 194 respectivamente) completan las provincias de costa, que es donde se ha producido un mayor aumento, motivado por la temporada de verano.

Es en las provincias de interior donde menos se nota el ascenso, a excepción de Sevilla que aumenta en 191 afiliados. Con 69 afiliados más en el semestre, Córdoba se sitúa cerca de los 15.000 autónomos en el sector de comercio.

No obstante, y a pesar de estos datos positivos, los problemas de los autónomos siguen siendo los mismos que al comienzo de la crisis y “el aumento en los impuestos, especialmente del IVA y la suspensión de los tramos reducidos, que afectan principalmente a transporte, hostelería y alimentación, pueden llevarnos a los niveles de consumo más bajos desde que comenzara la crisis”,  ha indicado el Secretario General de UPTA Andalucía, Isidoro Romero de la Osa.

Romero de la Osa ha recordado la necesidad por parte del Gobierno de establecer políticas activas de carácter estructural y específicos para el sector, que faciliten el acceso a la financiación y fiscalidad 0 para los comercios de las poblaciones rurales más pequeñas. “Un sector tan importante en nuestra economía y en la generación de empleo, tiene que contar con mayor apoyo por parte de las Administraciones Públicas”

“Aunque Andalucía cuenta con un Plan Integral de Comercio Interior, las competencias autonómicas no alcanzan al establecimiento de medidas como las que necesitan los comerciantes, que deben ser unitarias para todo el conjunto del país, especialmente en lo que afecta a la fiscalidad y sobre todo, facilidad en el acceso a la financiación” ha señalado el Secretario General.

Andalucía, a diferencia de otras comunidades autónomas y del país, cuenta con el IV Plan Integral de Comercio Interior, 2011-2013, que pretende una reconversión radical basada en actuaciones que supongan un valor añadido y  elementos diferenciadores en el comercio familiar implantando y extendiendo, en todos los ámbitos de la actividad comercial,  el uso de las nuevas Tecnologías, introducir el criterio de calidad como un factor  de competitividad  y diferenciación, basado fundamentalmente en sistemas  de mejoras continua de servicio y  el diseño comercial e impulsar los valores del comercio Urbano, potenciando la concesión de reconocimiento oficial de Centro Comercial Abierto.

Tags:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Periodismo
Constructivo