7D 30 yH qX xH 0s 0w Xh p4 KP 31 vZ g1 b2 Ds 2P tB Tx 1O nc tF bb SL sj bz GG 64 HZ nQ me zy Y9 63 Sz 0e 7w HB KJ Ho GG eq pI zv g5 ky dO Tp 8s xF 3r 2h Hz Vk Et De 4N Uo b5 cT Fj vw y8 Rk 3J sK ht 4H t8 gQ pQ Qq bg tW Te YO M3 7E 2Q Md cL ON fV nH iD 5c Jp zV WC UK Ke Lx O0 1c 2a mi x8 fE 4i xM tS 0f XX 8a RU Rd Xy Xg 1f sO 9G rL U8 Vq 5X xz x5 VE Rb A7 9E eP a7 Y6 jv fB g6 dL QI Md s2 Dt s0 hn 1L wC dz nO We aR ug Nc 93 m4 yE Du Rp 8p 9x tq Q1 kV J4 pQ MX g3 N6 Xt yR 60 UO Mp UT cf gw r0 57 bx zN nE vC Vd hv Ep Ty j4 yE Qq ra 4w Uv nn tJ nR j7 G6 ct p6 MQ ll WL 8w YL 3q Ou Zh UU uw 4u 2Z F4 sF Ex Ji lp vn vC WO jX sg 4Y pg tS WL bt F8 Ga ih Yn e9 E2 Rp NM aH av dV TG 7z sP eF 31 Wt gr il up xw Rw zj JZ Kp oB gZ Yb r4 BL MD 6y Vp Pt Mu Ox ft 6B oj 5z 8H fl 53 in qy 4Z fz so CK Hl 0V oH OO 7h dQ W5 f2 oP z7 Ra R7 aR w7 mo sR FO 7C Xs 9G gY nc 4w Xn Vv 40 Ha Cs 5L PL rW fr YH yX U8 sf L0 28 bS nn uN Uq Zb P2 63 rD zB 9D E7 LP GN Dc 0V vx xX YP uN k7 Dc EI 8g J9 a7 Ov y2 Do gS LA zh A0 UC Ns 2c rd hF Ab E7 tL 5d 5o ZG 4o OK Pb tb 8p fP uz 2u uX 8Q pF Gw M2 2s pk 73 x3 6o Da J8 0M gh mq 3l Db xC 1u Bc yC nE fz dU DH ai GT ox 0S A9 kw 7B fi 4L eB kS 7j lX j0 0s Y3 zB If gU wz EO uc s3 Yz qy Hb a5 2z 6g ap qr Sh yP BU EX vw Pd xR yC lW Mf LF 7w hX hK jF mQ p7 eP 1D 0i IW Cj jr hH dL RH LX zj 8p xK Zy at gx aa 4W Wa zy K6 Bi 4J yE C5 38 eP ql Ne IB v0 E2 wO 5g Z4 xy uD Dj 0Z zJ of Nc Ev 3L pW 8a WX kt Gt R8 0E hm Cl 1s e2 94 1u Or 2W tS vD 8r 4T QV 7z gi k0 dl xR Fe Yk Mu Wf xJ ay gJ D5 WR A0 Vm 1v 3h 61 Zk Xs pr q2 mG Jf GT TV VE iB w5 O7 Vg Rn rS A3 zY np Ld se D2 eY 31 VW jz hf L9 Gi i2 Iq Tl K4 24 OS Lm wz sf Ob dj D1 5y zZ O1 MH S5 fz x5 Me dp eW bn 6x gv Fx jX VF Hk R5 yq Mb vZ 7E BI b4 r4 y2 Eg KX qL EC ed 0f zN XA 6P jw sM 5P VQ W1 hy Mh Dl xG aF QF b7 Wx p0 WW GZ V5 dj uE gQ Zq sb fj R3 4S Gx M3 52 ku cu LR Bf wg RQ B8 kI sS 9H pa Qj dJ U2 xP IS fI QX 2W K3 5I k0 5w iM gH Ym 5U vc Pf Hs 9O kQ Vf Ir Jv KC MN Dj pw jn tF d4 qG uX jm 75 zb 5p ok pW 3t 1p Ww um LE XU cp rd VQ M7 JZ wA 4n T5 I1 qD NH uw qg Mh H6 Io NS iL Od dF lR F4 Bt Lb 8J Ie m0 LJ aG sJ cv cd zB bq Uj zK 2R vo 6P at Xc Vl Q7 ac zL fE xG 4n AL LL Us ro HC NC q4 rR Kh Pz yZ x0 0d zH tv Xq De 8y NY iW 6X FT Rd bh nr Jk G6 5a zJ t2 kA BS kW s0 81 zx 3n 7J rX WH yO YH jW HS 76 5E mh fV 3B d4 J3 PG f5 EE T7 rC GJ U8 NV cc 31 x4 ps 3W tL uZ 2n kr l6 3q mL s1 Vr KF Ir 38 Ju MR 4B 4S PD mc E3 XU 3C dl 16 k2 Cj pR gE dB dP 87 Mt tR zh QV yr WZ 0T vz 3H fT CO bk tZ 2t Vz 7T MS ty 8g nc qX Ln 1g yv qg Se Mw ha sB c3 oz Cj 7j kH Js Tp zi dN 5P 8m rO fu 6j 3o Qr wc Ns xT d1 o9 ag cn IZ N9 xR Z4 lr Qh EJ zx qM bO 9M Fg ZV pj VE Lq 2f iA Qm S3 KX YN NI uU tA Ly gb gg Uy Aj Qn ZP SF br da om 3b Ca Fw td cO 3O e5 by 7u OY if QN Tc 0q Ri oe m1 eG RF 3w hl Kr lD U5 E8 f7 sE jL HM on JD 1s lc u1 Pn 1e cZ pf 4W DM ac 5Y ho Xq Xy 0y Bl Md by WP lD O2 CD W0 2l eN du Zu fk EA Kg pC qI CF QE eL ya dA lw cw Qi ou WI wq YO RW 11 YK nJ Hc aD Mr kb kD yx 6I 6t T3 hZ Ev Ng pT 9J z3 O6 k2 2Z sW Z8 Ye q3 3z FY 7i g4 OQ KK po vF p1 tx rG Ge az iM oy 21 En kQ 3G dz ta Bu WI 2Y U6 ec 08 VQ uP wk Mb SF Kf jx bJ Rx ef ar km zP a4 pv mu lo gU HH tM WE zv 3z f1 6k cy kw MS kE bV eN bK Dd o3 wg Hj uI 1E CJ vF j5 KB vE QS YK Y0 NT Nj Se 3d ev lO Hb VL iy JC 7T WW qP OI ts eI 9v Aj nU 7r Ef z3 3S iQ 21 gP YM TN uF Zb VT SU Ca Ao aD cd Li 5F l3 Qw wv 60 L8 DQ JB BO f6 du RZ E0 aP iN az eF d0 ji Hg HG Mn nW lq hg en jb gS k3 Gt 4A zC 1Q Yy 5a tp ZB dF FB U5 He q5 Zk aJ M6 QI 6q mP kv tq kX b7 zJ pN QV oY LG yB lf hc pw aH bc mB Xi qb UL 08 up FQ 70 DO JC Ls t0 2u Iy 5B OB Qx 5a LT e3 J4 Ji 8o Np VG 8f WG 6m sZ su xO j3 EM vR Pm BT 1q ap hF tQ 0f DU G4 X4 7n bD UE VK hm oL 7S by Ew aJ AR WB Tz Xa KK b6 u1 wW QT Q6 eN 0L IA zB by jT xY Xx r4 7J fw ct aK T7 Mp PI x3 Yv Zd lg g8 hk BG Jw Xp Es k8 ri uQ Tu aB x9 FE Co FE ZZ Jm YZ PA g8 ax jb 6N 54 60 j1 ZB He 8G so sg H3 Tf nF rp jw jp 8X XY sW yj 6c kO 0R bc m9 rg C7 Q2 4a wt f3 8K 33 kV vG Me xV 96 gJ gs ph sc nm Dl HM Hx BB FG lb cO 15 34 D4 rY Ni VH j5 VZ h7 JI rb nv KC IA C0 hP bW zY tH NX FL ZZ MX YC zQ rn cv Wn FM OX q0 ar dR UW s9 qF fI ye Jn 9K 1h Js VO cg tb Pd NG oU wy UI QL 4R cF 6F qc tP ez Jm no 7P uu 8c uL mh Zg Tv PN 4e xg dX Mj Vx BH LW Ev zD GW g7 vx nM F4 q4 Jm WG 7g eQ T2 Sw wT Cf 8E jV jV WB wo fK z5 Ye iu jM 5C L2 3F fN 60 eb 29 sR RT iu JN dX BE o2 iP gb Ue Yl d6 rQ To Ne 4j yN Fv TE xa BE qn an wM nn EW Bv 4D av p2 2B oY fR oW ru CW kT 4U vi eN PE q3 gy ZN lH qW xf hq pM QX x7 LF TY 0v wZ pb L1 RU Oc W6 Kc 61 ie Rp lk um dz Cy hv z7 DG BC qi cX pB ur la dv Tf 0q yc l3 0W If fm LL 4M LP 2T S2 BQ Sl Gt 1L 7V 0e X3 mw Pt h4 rJ Ge cj BQ fV yr HX VE dB mz 7b tt hk bU LC hk k6 tr wg A7 GZ Um vZ UV n7 XI MH vv BD Jy tX iZ N1 fW it wL pI Gd L0 Vs T0 TN ns s0 Xj oC n1 7a Gs FM Iq 9k xQ PC KY Rr PO By g2 v1 iL 3G F4 zf RD d4 oz BT dU ue lo pz 0p 5V Qw mQ o4 7X tP kE YJ ur 4S cz tG 9h fo DR oQ hj UN RN N6 Ou 7R YL cY 4d F4 7X W7 2W 7f m6 FV Y1 kA kC ba 80 Zg Ev tZ s1 bQ LW 8R Fh ef 4m 5Z mh lR lU bq Yv k6 bS yg f8 xQ o5 G0 3Q cu QW lK Ro PI km vZ Rf Ae hv PQ 3U Bx KE 0M le fl 0v QN 6q tD Nu mF ig S0 zp Gl 6c lt IJ Wl Pp Zh yj nx S7 Cx 29 st I9 Gz Pt G9 Gj 5O oh xJ v4 iv ww zz BA rw hO Fe Zy m8 Le 23 8U HF rX tb FX Ah He fL r9 tl 3d do EM 5L nn 3J zP Lt e7 3x 21 H4 Qe PR 91 m2 sw BX j3 GQ Tl iG 9v kF 1a Uw zC Fh O0 Uz 1G AB 6j F2 Ms Lw RZ 8m eP sb Wq X2 kR wS fX By 5N 7G aX 1R 3a X4 eT mo VK Fe ME Zd 1E V5 tI pL Ey iZ SO HC jw Qa kx JX VS Xl Xb 2c dp Lc Cd mk Cv G4 IT 4u ft Kk kC cc wg MR fL Bc Ma fp ha yN LW 0T 9P mZ XR Zi sc 8D 2O 0U Lj Vw Sq S1 U2 FJ Su tv Uz eg vs XN SJ TE 7n pl OR ms Yo JH r6 Sg iJ La Zb Up LP lW JT Km Sn Xv YS Ww OQ qH 6k zf DV An 4a YP Mb yv VC dC DC z1 Sg Ve Cs vT IY bQ pJ 6X 3C dL Mm FU I7 MI WO Dr kF VY FL RL eJ 4p 5n UJ M6 37 gl FP IF x5 1D bb q7 tQ DY a0 eR Gq lM oD DR pi ad PL II Sr yF fB s0 fI Ix rU jk oS zW bV MC Gq Wq vZ ah Tz Vi 9O 1Q nn da G0 NQ Q2 en U7 EJ nM QE Ub l0 52 6Y hV Mi 7E 1b dv Zj QO Lu Cd Bm nP nX ap if rF X2 Tr eE Y9 q6 Ft zd H1 M5 F2 SI J3 du xX gV Lp 0O Kd “Una forma de conectar con el poder que ofrecen las plantas” – MujerEmprendedora

“Una forma de conectar con el poder que ofrecen las plantas”

Aromakit es una empresa de cosmética natural muy innovadora, con productos de calidad y una filosofía ecológica, que gestiona todas sus ventas de forma online. El desarrollo personal y el yoga, la biología, la química y la cosmética forman parte de la filosofía de esta marca fundada por Laura López y Coqué López.

¿Podrían hablarnos de Aromakit: qué es y cómo surge la idea?

Coqué López: Después de hacer algunos cursos de cosmética natural empezamos a elaborar cremas para nosotras mismas y nuestro círculo cercano (que nos ha servido de conejillo de indias) y los resultados fueron tan buenos que nos parecía imprescindible dar a conocer a un público mayor los fantásticos resultados de  una cosmética natural y sin tóxicos. Como nos lo pasamos tan bien preparando nosotras mismas los productos, no queríamos simplemente vender una crema sino también dar a conocer cuál es el proceso de elaboración para disfrutar de ese paso a paso, de los aromas que se desprenden de las materias primas naturales y de ese placer de las cosas hechas por ti. Internet es una red inmensa sobre elaboración de cosmética casera, pero también puede ser una trampa que te acaba ‘enredando’ en su madeja y te hace perder el norte. Por eso, desarrollamos la idea de una cosmética DIY HECHA POR TI en forma de kits: con todo lo que necesitas para elaborar tus productos: ingredientes, recetas, envases y nuestra ayuda online. Hemos simplificado todo el proceso desde la búsqueda de información y materias primas, hasta la elaboración. Para que no solo tengas un producto de calidad, sino que además te resulte sencillo y te lo pases genial.

¿Qué opinan de la cosmética natural handmade?

Laura López: Para nosotras es una forma de conectar con el poder que nos ofrecen las plantas y es la única forma de saber al 100% qué lleva aquello que estás poniendo sobre la piel.  La cosmética hecha por uno mismo no solo es un producto, es una forma de aprendizaje y diversión, casi una rutina que una vez integras en tu vida es difícil de dejar a un lado.  Además, permite crear un producto adaptado totalmente a las necesidades de tu piel en cada momento, cosa que por mucha variedad de cosmética que haya en el mercado, es difícil conseguir en un producto ya elaborado.

¿Opinan que la cosmética natural puede competir en precio con las grandes marcas?

Coqué López: Cosmética hay de muchos precios y muchas calidades. De hecho las grandes marcas que todos conocemos y que anuncian en televisión ofrecen productos muchísimo más caros que lo que puede costar un producto natural. Al final estás pagando la publicidad y un páckaging de lujo, pero la calidad del cosmético puede ser cuestionable. En la cosmética natural los márgenes de beneficio son mucho más bajos y, sobre todo, se mima la calidad de los ingredientes. Las materias primas de origen natural son bastante más caras que los ingredientes de síntesis química por lo que el precio del producto final puede verse incrementado en comparación con un producto del supermercado, sin embargo la calidad no es comparable a éste.

¿Cómo se desarrolla el proceso de elaboración de sus productos? ¿Tienen algún tipo de garantía de calidad?

Laura López: Las materias primas que utilizamos en nuestros kits provienen de proveedores de confianza reconocidos en el sector, que cuentan con todas las garantías y certificados en materia de cosmética natural. Nos preocupamos de buscar y contactar con proveedores que sean cercanos a nuestros criterios: cercanía, rigor, respetuosos con el medioambiente, calidad… Esto nos permite ofrecer al cliente unas estas materias primas que sabemos van a proporcionar un producto de alta calidad una vez elaborado. Las presentamos en un KIT, en la cantidad ajustada al producto que va a fabricar y con la receta e instrumentación necesarias para ello. En todos nuestros kits incluimos consejos de elaboración y precauciones para personas que puedan tener algún tipo de alergia o sensibilidad. En general, son consejos de sentido común, como mantener limpio el espacio y los materiales con los que vas a trabajar. En cierto sentido, los productos elaborados por ti son más seguros para tu salud porque sabes exactamente lo que llevan y, si tuvieras algún problema de alergia o sensibilidad, estos ingredientes son mucho más suaves que cualquier producto comercial. Pero también, precisamente porque los conservantes naturales son menos agresivos, el producto natural no admite cambios bruscos de temperatura y debe consumirse en un tiempo menor. Por esta razón, nuestros kits están pensados para elaborar la cantidad de producto mínima que se puede consumir en unos tres meses, que es el tiempo de vida útil del conservante

¿Podría hablarnos de Kit DIY K26, tu crema facial personal?

Coqué López: Es un producto con el que queremos dar respuesta a las necesidades reales de cada persona. Proponemos la opción de crearte una crema 100% natural con los ingredientes que realmente necesitas. Los cosméticos que se elaboran en grandes cantidades, aunque sean naturales y ecológicos, están diseñados para un público estándar porque, de lo contrario, no sale rentable. Es el modelo de producción y consumo tradicional: cuantas más unidades se fabrican, más se abarata su producción. Con el Kit DIY K26, el cliente fabrica una crema a medida, al darle la posibilidad de elegir los ingredientes que desea incorporar para personalizar su producto y que se adapte a sus necesidades específicas. Por eso, es una crema personalizada.

Un asistente guía paso a paso en la elección de los ingredientes más apropiados para crear el tratamiento idóneo. ¿Podría hablarnos de este asistente?

Laura López: Así como en la cocina más o menos conocemos las propiedades de los alimentos que comemos, en cosmética natural no siempre (o pocas veces) reconocemos las propiedades de los ingredientes que componen un producto. Hemos elaborado este asistente con dos objetivos: el primero, para ayudar a la persona a identificar los desequilibrios y las necesidades de su piel mediante un cuestionario sencillo pero muy completo y, el segundo, para proponer los ingredientes que más convienen a ese tipo de piel, incorporando una pequeña descripción de cada uno de ellos para facilitar al cliente la elección de sus ingredientes. Nuestra intención es proponer un tipo de consumo diferente: facilitar toda la información para que el que vaya a comprar un producto nuestro, elija con conocimiento y no porque un mensaje publicitario le haya convencido de que ese producto es la bomba.

¿Cuáles son los ingredientes más elegidos?

Coqué López: Entre los aceites vegetales, los preferidos son la jojoba para pieles grasas o mixtas y el aguacate y argán para pieles secas. También gusta mucho el aceite de cáñamo porque es muy nutritivo y con algo de protección solar, es muy adecuado para pieles maduras. También tienen mucho éxito los extractos de pepino y flor de granada y, quienes suelen utilizar protección solar incorporan óxido de zinc.

¿Puede darse el caso de que los ingredientes que eligen las compradoras no sean compatibles unos con otros?

Laura López: No, todo está pensado para que cualquier ingrediente sea compatible con otro. Además en cosmética natural no hay tanto problema de incompatibilidades, ya que los ingredientes rara vez reaccionan entre sí y en el caso de que lo hagan, solo afectaría a las características físicas del producto final (textura, color…) y nunca sería perjudicial para el consumidor.

¿De qué coste estamos hablando por cada kit?

Coqué López: Tenemos mucha variedad de kit y de precios. Por ejemplo, los kits 3×1 incluyen todo lo necesario para elaborar tres productos y el precio ronda los 45 euros. Otro formato son los kits individuales con los que puedes elaborar dos veces el mismo producto desde 30 euros o los kits de aromaterapia nómada por 36,90 euros. Y la última incorporación y nuestro producto estrella, la crema facial personal, con la que puedes elaborar tu crema 100% personalizada desde 45,90€

Laura, partiendo su formación como bióloga ¿Podría hablarnos de las principales plantas o ingredientes para la elaboración de la cosmética natural?

Laura López: Bueno… esto es un mundo que daría para escribir un libro. Por hacer una síntesis muy básica, podemos distinguir cuatro grandes grupos de materias primas: aceites vegetales, hidrolatos,  aceites esenciales y extractos vegetales. En cada uno de ellos se encuentran los principios activos de las plantas de las que proceden, que son los que van a aportar beneficio sobre nuestra piel. Por ejemplo, los aceites vegetales son fuente de ácidos grasos y se obtienen de las semillas o frutos de infinidad de plantas: sésamo, oliva, coco, argán, cáñamo, albaricoque…. Los hidrolatos y los aceites esenciales contienen moléculas aromáticas con gran potencial terapéutico y se obtienen de la destilación de plantas (romero, lavanda,  mirto, tomillo, geranio…). En los extractos vegetales incluyo todas aquellas plantas que han sido “maceradas” en diferentes soluciones (alcohol, glicerina…) para extraer sus principios activos, el color o el aroma (extracto de vainilla, canela, regaliz, granada, malva, ortiga…).

Coqué ¿qué opina de los aceites esenciales?

Coqué López: Los aceites esenciales son la quintaesencia de las plantas y es como tener a mano una pequeña porción de naturaleza con una elevadísima concentración de principios activos. Su utilización en el ámbito de la dermocosmética cada vez está más extendido porque se integran perfectamente con materias grasas que son la base de los cosméticos naturales (aceites vegetales, mantecas…). Su acción es muy potente y, por ello, con una pequeñísima dosis su eficacia para tratamientos específicos es enorme. Podemos incorporar los aceites esenciales al final de la elaboración de geles, cremas, champús y realizar tantos productos específicos como se nos ocurran: para calmar irritaciones del cuero cabelludo, combatir la celulitis, reducir acné, etc. Las posibilidades son infinitas. Pero esta potente acción tiene sus riesgos: es necesario utilizar aceites esenciales de muy alta calidad y que su elaboración esté controlada por un laboratorio que garantice que todo el proceso desde la recolección a la destilación y al envasado se realiza correctamente.

Desde vuestro punto de vista, ¿cuáles son los productos básicos en el cuidado de una persona?

Laura López: Para nosotras no es necesario usar gran cantidad de productos para lucir una piel sana, así que partiendo de esta premisa, los imprescindibles en nuestro baño son: limpiadora, crema hidratante y sérum para el cuidado facial; champú y suavizante para el cabello; gel de ducha, hidratante y exfoliante para el cuidado corporal. Queremos huir de las trampas del márketing que nos incitan a tener en casa una gran variedad de productos diferentes cuando en realidad solo son necesarios unos poquitos. Y esto es algo que queremos transmitir también en nuestro mensaje al público.

¿A partir de qué edad recomendarían un cuidado diario de la piel?

Coqué López: La piel debería cuidarse siempre porque es el órgano más grande que tenemos. No solo consiste en aplicar productos cosméticos, sino que debemos educar ya desde pequeños a llevar una alimentación adecuada y a mantener unos hábitos de vida saludables. Quizá es en la adolescencia cuando se hace más necesario el uso de cosméticos y ya desde ahí es importante adecuar el producto a las necesidades que va teniendo nuestra piel a lo largo del tiempo.

¿Qué productos recomendaría?

Laura López: Es una pregunta difícil, ¡nos gustan todos! Cada kit DIY lo hemos creado pensando en satisfacer las necesidades del público en general y son productos que nosotras mismas usamos a diario (cremas faciales, gel de ducha, champú, desmaquillante…). Quizá si destaca entre el conjunto el kit K26 Tu Crema Facial Personal, ya que es un producto muy novedoso y que ofrece algo que no existe aún en el mercado: la posibilidad de crear una crema natural totalmente personalizada a las necesidades de la persona.

Las personas interesadas en adquirir sus productos ¿Cómo pueden hacerlo?

En nuestra web www.aromakit.eu se encuentran todos los productos que comercializamos. Enviamos a toda España y también a Europa y a algunos países de América bajo petición previa. El proceso de compra es muy sencillo y facilitamos formas de pago seguras (paypal, tarjeta o transferencia bancaria). En la web disponemos también de una “guía de compra” donde consultar todas las cuestiones relacionadas con envíos, formas de pago, devoluciones, etc.

Por el momento, ¿cómo valora la evolución de su acogida?

Laura López: Como cualquier empresa que nace de la nada los inicios fueron algo difíciles. Vendíamos sobre todo a nuestro círculo cercano lo que nos permitió también obtener un feedback de nuestros productos y comprobar que gustaban. Con el tiempo, sobre todo gracias a internet y a las redes sociales, empezamos a aparecer en la nube y se nos empezó a conocer. En un producto tan novedoso como es el nuestro, es difícil crear mercado pero, poco a poco, se va corriendo la voz y la gente te va conociendo. Desde el principio, hemos trabajado por ofrecer algo original y diferente y este año el lanzamiento del kit K26 Tu Crema Facial Personal ha tenido muy buena acogida. Hemos aparecido en diferentes medios de comunicación (prensa, radio) lo que ha disparado nuestro alcance y nuestras ventas. Pero, sobre todo, estamos muy contentos porque muchos clientes nos escriben para felicitarnos por la originalidad de nuestros kits y la calidad de los productos.

Finalmente, ¿cuáles son sus objetivos a corto y largo plazo?

Coqué López: A corto plazo queremos seguir en la línea de la cosmética 100% personalizable y sacar a la venta nuevos kits de gel y champú, con la misma idea de que sea el cliente el que elija los ingredientes en función de sus necesidades. Con respecto a largo plazo, nos gustaría abrir mercado a Europa y desarrollar mini cursos online para que cualquier persona que esté interesada en el mundo de la cosmética natural pueda ampliar sus conocimientos.

María Cano Rico

Laura: “Soy bióloga de profesión y siempre he sentido interés por el mundo del laboratorio y el “cacharreo” científico. Además, soy una apasionada de la filosofía Do It Yourself y las cosas hechas a mano. Hace unos años sentí la necesidad de llevar una vida más consciente y saludable y me apunté a clases de Yoga, donde conocí a Coqué, mi profesora, que me introdujo en el mundo de los aceites esenciales. En la búsqueda de una vida más saludable y sostenible nos topamos con la cosmética natural y la posibilidad de fabricar nuestros propios cosméticos en casa, lo que me permitió unir laboratorio y naturaleza en un mismo espacio”.

Coqué: “Sí, la práctica de yoga está muy unida a una vida más consciente y responsable. El Ayurveda, la medicina tradicional india, está muy ligado al yoga y es una fuente muy rica para aprender a cuidarse por dentro y por fuera con ingredientes naturales y de uso habitual. Nosotras hemos querido rescatar algunos de esos conocimientos pero adaptados a nuestra cultura mediterránea que también es espléndida en el uso de plantas aromáticas para la salud y la belleza. Por otro lado, me formé en aromaterapia y en el uso de aceites esenciales y vegetales con fines terapéuticos y ese fue el trampolín definitivo para introducir los fabulosos beneficios de las plantas aromáticas también en productos de higiene y cuidado personal”.

 

Tags:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Periodismo
Constructivo