Janabebé, un producto hecho en España con proveedores locales

“La clave de nuestro éxito: un producto de calidad, un escaparate online de primer nivel y un excelente servicio postventa”

Ingeniera textil, diseñadora de moda y técnico de confección Industrial, Ángela Sarmiento es la fundadora de Janabebé. En el año 2005 se trasladó de Colombia a España con su hija, concretamente a Alcoy (Alicante), para cursar una Ingeniería Técnica Textil en la Universidad Politécnica de Valencia-Alcoy. “Recuerdo que fue una época dura, pero siempre he sido una persona optimista y tenaz. Tenía claro lo que me gustaba y a que me quería dedicar. Así que, a pesar del desolador panorama del sector textil en España, finalicé mi Ingeniería”, comenta.

Posteriormente, se trasladó a Barcelona y al quedarse embarazada empezó su reinvención profesional. La chispa surgió el día en qué Ángela recibió el cochecito de bebé que acababa de adquirir y tocó su tela. “Sin saberlo en ese momento, compaginé la gestación de mi bebé, Jana, con la gestación de la que hoy es mi propia empresa, Janabebé”, señala.

Explíquenos con más detalle. ¿Cómo nace Janabebé?

Al quedarme embarazada decidieron no renovar mi contrato y estando embarazada y sin trabajo tenía un montón de horas para pensar y crear. Me pasaba el día confeccionando a mano baberos y ropita para mi futuro bebé. Empecé a darle vueltas a la posibilidad de vender mis productos por Internet pero no acababa de decidirme por el tipo de producto. Un día, pocos días antes de nacer mi hija, recibí el cochecito que había adquirido online, y al verlo pensé que necesitaba hacerle una funda que fuera lavable y sirviera de protector pero que a la vez le diera mayor confort a mi bebé y más personalidad a mi cochecito. Me quedó preciosa y todo el mundo que la veía me preguntaba donde la había comprado. Pensé que podía tener buena salida para la venta online. No fue fácil pero logré crear mi primer stock de fundas universales de diseño para cochecitos y sillitas de bebé y ponerlos en el gran escaparate de Amazon. Nuestra primera venta en “Amazon.es” se materializó un 9 de Agosto, a partir de ese día, el éxito de venta fue tan grande que tuvimos que volver antes de nuestras vacaciones para dar respuesta a la demanda y confeccionar más productos. Desde entonces, no hemos parado de crear y de crecer. Hoy vendemos  a más de 80 países en todo el mundo y tenemos un escaparate con más de 1.500 referencias distintas.

¿Podría hablarnos de sus principales productos?

Confeccionamos a mano todo tipo de fundas y reductores para cochecitos, sillitas de coche y hamacas de bebé. También mantas, colchonetas para cochecitos o tronas, capotas y diferentes complementos para el bebé. En la confección de nuestros productos solo utilizamos tejidos de origen natural, suaves, con pigmentos de calidad y cuidados diseños, para garantizar el máximo confort de los más pequeños. Sabemos que en un sector como la puericultura la calidad es algo primordial e ineludible. Así que controlamos todo el proceso de elaboración de nuestros productos, desde la elección de la materia prima hasta el ensacado del producto final.

¿Cómo se lleva a cabo el proceso de elaboración?

Actualmente, en Janabebé trabajamos un equipo de 35 personas. Nos dividimos en dos localizaciones distintas: las oficinas, donde se realiza todo el trabajo de Marketing, Diseño, Patronaje y Dirección; y el taller, 550 metros cuadrados donde se realiza una producción media de 400 unidades diarias, con 17 máquinas de confección y un carro de tendido semiautomático.

Formamos a nuestro propio personal porque somos muy meticulosos en la confección y en el control de calidad de nuestros productos. Tenemos un buen equipo y estamos orgullosos de poder decir que un 25% de nuestra plantilla eran personas en riesgo de exclusión social antes de contratarlas. Algunos de ellos provienen de la Fundación ARED que trabaja, precisamente, a favor de la integración de este colectivo.

Cada día mejoramos nuestros procesos productivos, hecho que nos permite ofrecer un producto de la mayor calidad a un precio muy atractivo teniendo en cuenta que se trata de producto hecho en nuestro país, con proveedores locales. Nos sentimos orgullosos de no tener que subcontratar la producción a terceros países, donde no podemos controlar la materia prima ni la calidad de la confección.

¿Y sus diseños?

Estamos en constante proceso de renovación de diseños. Janabebé confecciona fundas universales pero hace modelos exclusivos para cada cochecito y sillita de la gran mayoría de primeras marcas del mercado. Eso nos obliga a estar en continuo proceso de renovación porque si algunos elementos cambian en el diseño de una silla o cochecito en su nueva temporada, nuestras fundas deben adaptarse a ellos. Somos rápidos en adaptarnos. Lo bueno que tenemos es que son nuestros propios clientes quienes nos informan de los cambios y automáticamente retiramos todo el stock, modificamos el diseño y reponemos producto nuevo. Gran parte de nuestro éxito se debe a escuchar a nuestros clientes y dar respuesta a sus necesidades.

Como ha comentado, Janabebé vende sus productos en más de 80 países en todo el mundo. Háblenos de la presencia internacional de la compañía. ¿En qué países tiene mayor y menor acogida? ¿Cómo se fueron incorporando a todos estos países?

Actualmente, a través de Amazon, los mercados en los que más facturamos son España, Alemania, Italia, Estados Unidos, Francia y Reino Unido. Desde la plataforma americana vendemos a países del Sudeste Asiático, Oriente Medio, América del Sur, etc. Acabamos de abrir las plataformas de Amazon en Canadá y México, y, en breve, lo haremos en Japón y en Australia. Nuestras previsiones de venta son muy optimistas.

¿Dónde podemos encontrar los productos de Janabebé?

Nuestro principal marketplace es Amazon, pero cada día vendemos más a través de nuestra web www.janabebe.com; y tenemos también nuestros productos a la venta en los marketplaces de Fnac.com, Carrefour, Intermarché y Worten. En un futuro cercano daremos el salto a otros, porque cada día nos llegan ofertas interesantes.

¿Cuál es el perfil de sus usuarios?

Madres que están acostumbradas a comprar online, que se interesan por las valoraciones de producto realizadas por otros compradores y que buscan una buena relación calidad-precio. Dedicamos muchos recursos a que nuestros clientes queden satisfechos. Consideramos que es la mejor forma de construir una buena reputación, cosa que es muy difícil para una marca tan joven. Intentamos que nuestros clientes nos ayuden en esa tarea, por el boca a boca, interacción en las redes sociales, reviews del producto, etc. Realizan de forma excelente esa función de evangelización y, realmente, estamos muy agradecidos por ello. No hay recomendación con más credibilidad que la de un cliente satisfecho. ¡Nuestro marketing no puede competir contra las opiniones honestas de nuestros clientes!

¿Qué balance hace de su acogida y dónde cree que está la clave de su éxito?

Nuestro balance es super positivo. A veces nos da incluso vértigo mirar la línea de crecimiento de ventas.  La clave de nuestro éxito es la combinación de varios factores: tenemos un producto de calidad, un escaparate online de primer nivel y un excelente servicio post venta. Creemos que en la venta online el cliente debe tener toda la seguridad de que el producto que está adquiriendo va a satisfacer sus expectativas y que, en caso contrario, podrá recuperar su dinero o realizar los cambios que sean necesarios hasta estar satisfechos. En ese aspecto, Amazon ha revolucionado este mundo, porque el cliente ya no tiene miedo a comprar online.

¿Cómo valora la experiencia de emprender?

Es la aventura definitiva, ¡con muchos obstáculos! No es para nada un camino de rosas, pero siempre con ilusión y esperanza. Con muchas horas de trabajo, mucho sacrificio y un objetivo claro hemos logrado dar nuestos primeros pasos. ¡Nos queda muchísimo camino por recorrer! A medida que la empresa crece, sus necesidades aumentan de forma brutal, ¡y te puede coger desprevenida! Al principio el proyecto consistía en sentarme en la máquina de coser, producir, confeccionar, crear nuevos diseños, escoger los materiales; ahora Janabebé se ha convertido en otra cosa, totalmente profesionalizado, que exige una dirección constante y mucha toma de decisiones en ámbitos que nada tienen que ver con el origen, con el sentarse en una máquina y crear. Un crecimiento tan pronunciado puede alejarte rápidamente del origen, de la esencia, por eso es indispensable contar con un buen equipo que te respalde. Sin duda, llegar lejos emprendiendo necesita de muchos factores, entre ellos, contar con el apoyo de muchísima gente.

Con el paso de los años miras atrás, ves el camino recorrido, recuerdas todo el esfuerzo y el sacrificio, y evalúas los resultados. Esto estimula y da mucha fuerza para continuar luchando y dar el salto al siguiente nivel, con un sentimiento de responsabilidad enorme hacia todas las familias que dependen de Janabebé. ¡Así que encantada de poder seguir adelante y llevar nuestros productos a todo el mundo!

Finalmente, ¿cuáles son sus objetivos a corto y largo plazo?

A corto plazo: terminar el 2018 y arrancar el 2019 cumpliendo con los objetivos y tiempos trazados con las nuevas plataformas y Marketplaces en las que estamos entrando este último tramo del año. Seguiremos con nuestra fórmula clásica del éxito: incorporando nuevas referencias a un buen ritmo, ampliando nuestro catálogo, mejorando procesos de fabricación y con un altísimo control de calidad.

A largo plazo: ¡llegar al mundo entero!

María Cano Rico

Tags:
0 shares

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Periodismo
Constructivo