Andalucía, Baleares y Comunidad Valenciana lideran el crecimiento de autónomos en el primer cuatrimestre

La evolución del colectivo en todas las comunidades autónomas ha sido peor que la registrada en 2018

Durante los cuatro primeros meses de 2019 el número de autónomos que cotizan en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA) ha aumentado en 9.949 personas, hasta situar la cifra total de autónomos en 3.262.988 personas, según los datos de afiliación último día publicados por la Seguridad Social. Este crecimiento, aunque positivo, muestra una importante desaceleración en cuanto a las cifras de emprendimiento. “Mientras en los cuatro primeros meses de 2018 se crecía a un ritmo del 1,5%, con 47.627 autónomos más, en los cuatro primeros meses de 2019 se crece a un ritmo cinco veces menor, el 0,3%”, señala Lorenzo Amor, presidente de la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos, ATA.

Andalucía (+5.844 autónomos), Baleares (+5.430) y Comunidad Valenciana (+2.454) son las comunidades que lideran el crecimiento de autónomos en los cuatro primeros meses de 2019. Por el contrario, han sido nueve las comunidades que han cerrado el primer cuatrimestre con un descenso en cuanto a su número de cotizantes por cuenta propia a la Seguridad Social: Aragón lidera dicho descenso con una pérdida de 2.523 autónomos en los cuatro primeros meses de 2019, y que viene como consecuencia de la regularización llevada a cabo por el Grupo Jorge de cerca de 2.000 falsos autónomos, seguida de Galicia (752 autónomos menos), País Vasco (-728), Castilla y León (-712 autónomos), Castilla La Mancha (-644 autónomos), el Principado de Asturias (-508), Navarra (-250), La Rioja (-141), y Cataluña, que cierra el cuatrimestre con 18 autónomos menos que con los que empezó el año.

Por provincias, los mayores crecimientos en el cuatrimestre han sido los de Baleares (+5.430 autónomos), Málaga (+1.996 autónomos), Alicante (+1.983) y Cádiz (+1.197), todas ellas han logrado sumar más de 1.000 nuevos autónomos a la Seguridad Social. Por el contrario, los mayores descensos se han producido en Zaragoza (-2.355 autónomos), Asturias (-508 autónomos), las provincias vascas de Bizkaia y Guipuzkoa, con una pérdida hasta el 30 de abril de 391 y 344 autónomos, respectivamente, Lleida (-339 autónomos) y Cuenca, con una pérdida de 332 cotizantes al RETA en relación a diciembre de 2018.

El análisis realizado desde la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos, ATA muestra como en el primer cuatrimestre del año, el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA) suma 9.949 autónomos, lo que representa una quinta parte de lo que creció en 2018, cuando el RETA sumó 47.627 nuevos autónomos.

La evolución del colectivo en todas las comunidades autónomas ha sido peor que la registrada en 2018: en las que ha aumentado el número de autónomos lo ha hecho en menor medida, y hay nueve comunidades en las que el año pasado se ganaron autónomos y este han cerrado los cuatro primeros meses de 2019 en signo negativo. Con los datos de último día, en 2018 todas las comunidades sumaron autónomos. Así, el crecimiento de autónomos en Andalucía ha sido la mitad que el registrado en 2018: +5.844 autónomos en el primer cuatrimestre del año frente a los 12.871 que se sumaron el pasado ejercicio.

Con crecimientos menores a los de 2018, pero también en positivo, además de Andalucía se encuentran Islas Baleares (+6.096 autónomos en 2018, +5.430 en 20191), Canarias (+2.364 autónomos en 2018, +753 en el primer cuatrimestre de 2019), Cantabria (+387 autónomos en 2018, +12 autónomos en 2019), Comunidad Valenciana (+7.112 en 2018, +2.454 en 2019), Extremadura (+1.028 en 2018 frente a los +308 de 2019), la Comunidad de Madrid (+6.345 en 2018, +580 en 2019) y la Región de Murcia, que sumó +1.741 autónomos en el primer cuatrimestre 2018 frente a los +890 que ha sumado en los cuatro primeros meses de 2019.

Han sido nueve las comunidades donde mientras en el primer cuatrimestre de 2018 sumaron nuevos cotizantes autónomos en este año han visto descender el número de afiliados autónomos a la Seguridad Social, destacando especialmente los casos de Cataluña, Castilla La Mancha y Aragón. En la primera, si en 2018 sumó 6.409 trabajadores por cuenta propia, situándose como una de las comunidades que lideraban el crecimiento de autónomos, en términos absolutos, este año no sólo no se encuentra entre las que lideran los mayores aumentos de autónomos, sino que cierra abril con un descenso de 18 autónomos en relación al 31 de diciembre de 2018. En el caso de Aragón, mientras en 2018 ganó 112 autónomos, este cuatrimestre se ha convertido en la comunidad que más autónomos pierde, concretamente 2.523 autónomos menos que al iniciar el año, como consecuencia fundamentalmente de la regularización que se ha producido por el Grupo Jorge de cerca de 2.000 falsos autónomos. Y Castilla La Mancha, que en el primer cuatrimestre de 2018 ganó 1.234 cotizantes autónomos, en 2019 pierde 644 autónomos, situándose como la quinta comunidad que más autónomos pierde, por detrás solo de Aragón (-2.523),  Galicia (-752 autónomos), País Vasco (-728) y Castilla y León (-712).

Por provincias, únicamente tres han tenido un comportamiento mejor que en 2018: Zamora, que si en 2018 perdió 163 autónomos en los primeros cuatro meses del año, este ejercicio ha perdido 131 trabajadores por cuenta propia, Almería, que ha pasado de ganar 530 autónomos en el primer cuatrimestre de 2018 a ganar 570 este año y Soria, que ha pasado de ganar 5 autónomos en el primer cuatrimestre de 2018 a 11 en 2019.

Tags:
0 shares

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Periodismo
Constructivo