Ana de Sousa Nzinga Mbande, la mujer que lideró la resistencia contra los portugueses en Angola

Monarca, diplomática y guerrera

Ana de Sousa Nzinga Mbande, nacida en 1583 en la capital del reino de Ndongo (actual Angola), Kabasa, pasó a la historia al ser una de las pocas mujeres africanas que resistieron a la colonización europea. Nzinga Mbande lideró durante 40 años la resistencia contra los portugueses en Angola.

Ana no tuvo una infancia sencilla: un ambiente tenso reinaba en su país tras la llegada de los lusos que, poco a poco, se habían adentrado al reino en busca de personas para esclavizar para sus plantaciones en Brasil.

Tras la muerte de su hermanastro, quien había sido monarca de Ndongo, Ana llegó al poder. La subida al poder no fue fácil: los portugueses no la reconocieron como gobernante y surgieron grupos que exigieron el poder para ellos mismos.

Con el fin de frenar el colonialismo en su país, Nzinga Mbande negoció un tratado y se convirtió a la religión cristiana para fortalecerlo, adaptando el nombre portugués Ana de Sousa.

Tras el rompimiento del tratado, Ana abandonó el cristianismo y atacó a los guerreros portugueses, por lo que Fernão de Sousa, gobernador de la colonia de Angola, la derrotó y capturó a dos de sus hermanas, quienes fueron trasladadas a Luanda y bautizadas allí. Finalmente fueron devueltas en 1623.

En el tramo final de su vida, Nzinga Mbande se vio obligada a reconocer la superioridad del invasor y aceptar el comercio de esclavos y la doctrina cristiana en Angola y Matamba. Falleció a los 80 años debido a causas naturales. En 1975, cuando Angola logró su independencia de Portugal, el país africano dedicó una de las calles de su capital a Ana de Sousa Nzinga Mbande una de las mujeres e importantes en la historia de Angola.

Elena Correro Espínola

Imagen de Achille Devéria

 

Tags:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Periodismo
Constructivo