Su educación, nuestro futuro: la UNESCO impulsa la educación de las niñas y las mujeres

132 millones de niñas en el mundo no están escolarizadas. Los dos tercios de 750 millones de adultos que no poseen las competencias básicas en lectroescritura son mujeres y solo el 1% de las niñas más pobres de los países con bajos ingresos completarán sus estudios secundarios. Para remediar esta realidad, la UNESCO ha lanzado Su educación, nuestro futuro, una nueva campaña con miras a acelerar la acción en favor de las niñas y las mujeres a partir de compromisos políticos y financieros, así como del liderazgo de las niñas y las mujeres.

Esta nueva iniciativa contribuirá a la elaboración de la Estrategia de la UNESCO 2019-2025 para la igualdad de género en la educación y mediante esta, y de sus tres pilares que tienen como objetivo recopilar los datos pertinentes para informar la acción en favor de la igualdad de género en la educación y mediante esta; proporcionar los mejores marcos jurídicos, políticos y de planificación para lograr progresos en los derechos y alcanzar la emancipación a través del suministro las posibilidades de aprendizaje.

La campaña “Su educación, nuestro futuro” será presentada este viernes con motivo de la Conferencia internacional G7 Francia/UNESCO Innovar para emancipar a las niñas y las mujeres mediante la educación. En esta ocasión, la UNESCO presentará el Informe 2019 “Tender puentes para promover la igualdad de género” que proporciona las primeras cifras detalladas sobre la ayuda asignada   por los miembros del G7 a la igualdad de género en la educación. Más allá de las cuestiones relativas a las inversiones, el informe hace un llamamiento a un mayor compromiso político y legislativo y resalta la importancia de abordar las normas y actitudes negativas en materia de género, en las sociedades en las que la enseñanza sigue siendo una profesión femenina, mientras que son los hombres quienes dirigen. En 28 países fundamentalmente con ingresos altos, el 70% de los docentes del primer ciclo de enseñanza secundaria son mujeres, cuando en realidad solo representan el 53% de los directores de establecimientos escolares. Más allá de la escuela, las desigualdades persisten en los programas docentes y de formación técnica y profesional que siguen siendo bastiones masculinos. Solo la cuarta parte de las personas matriculadas en los programas de ingeniería y de tecnologías de la información y la comunicación son mujeres.

En el marco de esta nueva campaña, la UNESCO presenta también un nuevo Atlas interactivo sobre el derecho de las niñas y las mujeres a la educación. Esta herramienta de seguimiento y promoción tiene como objetivo mejorar el conocimiento público el estado de las constituciones, legislaciones y reglamentaciones nacionales en materia de derecho de las niñas y las mujeres a la educación, así como a dar seguimiento a sus progresos.

Este instrumento interactivo utiliza actualmente 12 indicadores que miden el estado de los marcos jurídicos nacionales que rigen el derecho de las niñas y las mujeres a la educación. Y podrá nutrirse y actualizarse a partir de las informaciones recopiladas y los datos sobre 196 países en lo relativo a los tres primeros indicadores y sobre 35 países con respecto a los demás, aunque el objetivo es llegar a los otros Estados.

Una recopilación de prácticas idóneas recordando las acciones de la UNESCO en el terreno (enlace de imágenes) se presentará también durante el lanzamiento de la nueva iniciativa.

 

Tags:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Periodismo
Constructivo