La programación sí es para mujeres

REBECCA WHITWORTH. JBCN CONFERENCE

En España, las mujeres dedicadas a la programación solo alcanzan el 14% de los profesionales de este sector, según datos del Instituto Nacional de Estadística. Es evidente que existe una brecha de género en este sector que viene de años atrás, fomentada por estereotipos e ideas erróneas, como que el puesto de informático es para hombres, pensamiento que no atrae a las mujeres al sector de la tecnología.

En la actualidad, la industria tecnológica es una de las que más empleo genera. Según estimaciones de la Comisión Europea, más de medio millón de puestos de trabajo digitales quedarán sin cubrirse en 2020. Es cierto que las mujeres somos, hoy por hoy, minoría en el mundo de la programación, por ello es necesario fomentar iniciativas que atraigan a más mujeres y a jóvenes estudiantes a este sector que ofrece muchísimas posibilidades.

Uno de los puntos clave es comenzar desde la educación. ¿Por qué no enseñar a las niñas y niños a programar? Aprender a hacerlo desde la infancia puede convertirse en todo un juego, a la vez que les aporta múltiples beneficios como el fomento de la concentración y de la creatividad o el fortalecimiento del razonamiento, que les ayudará a estructurar la mente y a organizar las ideas. En este ámbito también es interesante aumentar y potenciar la formación en materias STEM para las niñas, ya que suele ser una rama eminentemente masculina.

Empezar a conocer esta materia desde edades tempranas supone un enriquecimiento personal, pero también puede llegar a convertirse en una opción profesional para ellas en el futuro. De hecho, se estima que el 65% de los alumnos de primaria trabajarán en empleos que aún no existen y la mayor parte de ellos estarán relacionados con materias STEM.

En consecuencia, si más niñas se dedican a la programación, podrán convertirse en referentes del sector. Y es que la falta de referentes femeninos y la poca visibilidad de los que ya existen, es también una de las causas de esta situación. Algunos de los avances tecnológicos más importantes han sido llevados a cabo por mujeres programadoras. Margaret Hamilton, Radia Perlman o Grace Murray Hopper, quien creó el primer lenguaje complejo de ordenador, son solo algunas de las más destacadas y, a la vez, grandes desconocidas.

Dar visibilidad a las programadoras servirá de inspiración para niñas e incluso mujeres del sector TI que quieran formarse en programación, una profesión que cuenta con una alta demanda y buena remuneración económica.

Conferencias como la JBCN Conf, que este año tendrá lugar los días 6, 7 y 8 de julio en Barcelona, quieren poner el foco en este desequilibrio de la balanza y dar más visibilidad a las programadoras con la presencia de speakers femeninas. Hasta la fecha, han confirmado la presencia de Grace Jansen y Trisha Gee, dos de las desarrolladoras más implicadas en la difusión de la programación en el ámbito femenino.

La programación es una potente herramienta para luchar contra la brecha de género y, a su vez, contra la brecha digital. Además, según un estudio de la Unión Europea las empresas son más eficientes si cuentan con talento diverso. ¿Quién se anima a ser la próxima Ada Lovelace?

Rebecca Whitworth

Associate Manager en Red Hat y colaboradora de JBCN Conference

Tags:
  1. Pingback: Las mujeres, grandes ausentes en el sector de la programación – MujerEmprendedora

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Periodismo
Constructivo