OIT promueve la igualdad de género en Pakistán

La premiada periodista pakistaní, Nida Fatima Zaidi, en el estudio
La premiada periodista pakistaní, Nida Fatima Zaidi, en el estudio

Como reportera de la Televisión nacional de Pakistán, Nida Fatima Zaidi, está en contacto con muchos de los problemas sociales más apremiantes del país. Pero para ella, uno de los más difíciles es también uno de los que más la afecta: la igualdad de género.

“Los medios de comunicación en Pakistán retratan a las mujeres sobre todo en dos papeles, como objetos sexuales o como amas de casa”, explicó.

“La mujer trabajadora, la obrera, la que hace carrera, la que alcanza grandes logros académicos, la ciudadana productiva contribuye en gran medida con la economía gracias a sus competencias, es subestimada, infravalorada y difícilmente recibe un reconocimiento”, agregó. “Esto socava su identidad de obreras, de trabajadoras calificadas, de profesionales”.

Después de casi una década en su trabajo de reportera, Nida estaba cansada de combatir la “guerra invisible” de las mujeres trabajadoras. Ella se sentía frustrada porque la extraordinaria expansión de los medios de comunicación de los últimos diez años en Pakistán había hecho poco para cambiar las actitudes hacia las mujeres que trabajan.

El crecimiento del sector también llamó la atención de Frida Khan, Coordinadora Nacional de Proyecto del Programa de la OIT, Promover la igualdad de género para un empleo decente (GE4DE), así como el hecho de que tan pocos periodistas hubiesen recibido una formación formal sobre técnicas de comunicación, mucho menos sobe cómo transmitir la información con una perspectiva de género. Ella vio una “oportunidad real de trabajar con los medios de comunicación para mejorar la situación de las mujeres trabajadoras en Pakistán”.

Las mujeres ¿cargan sólo bebes, no portafolios?

El objetivo de Frida era “cambiar la manera en que los medios se refieren a las mujeres que perpetúa la visión de un mundo donde los hombres llevan los portafolios y las mujeres los niños”, al sensibilizar a los periodistas y los editores, no sólo a incorporar una perspectiva de género en la información que transmiten, sino a considerar una serie más amplia y sutil de cuestiones que afectan a las mujeres pakistaníes que trabajan o desean hacerlo.

En junio 2012, con el financiamiento del Gobierno de Canadá, el proyecto GE4DE de la OIT comenzó a organizar cursos para periodistas pakistaníes. La idea era cambiar el modo en que los medios de comunicación, en rápida expansión, difunden información sobre la mujer trabajadora, a fin de ayudar a modificar la opinión pública en general. La formación finalizó con un concurso sobre las mejores historias de mujeres trabajadoras.

GE4DE es el mayor proyecto de desarrollo de medios de comunicación en términos de alcance de profesionales de la historia de Pakistán. 673 periodistas de 41 distritos recibieron formación. La formación incluyó no sólo a reporteros, sino también a secretarios de redacción y jefes de redacción, a fin de garantizar que las historias sobre mujeres trabajadoras fueran además de comisionadas y escritas, publicadas.

Para Nida, quien participó en la formación, esta inclusión de los responsables de los medios de comunicación fue un elemento fundamental del programa. “Siempre que intentaba realizar una historia sobre mujeres, la respuesta automática de parte de todos los que me rodean en este mundo patriarcal era muy desalentadora”, recuerda. “El primer obstáculo para sacar a la luz los problemas que enfrentan las mujeres es luchar contra las personas que no quieren que afloren”.

En el concurso que siguió a la formación, el documental de 20 minutos de Nida ganó el primer premio en la categoría medios electrónicos. El cortometraje, dedicado a la contribución económica de las mujeres, presenta a dos mujeres que realizan trabajos muy diferentes – una en una fábrica urbana y otra en una granja rural – y tienen un problema común: que aunque trabajan tan duro como los hombres, su remuneración no es valorada de la misma manera.

El papel de la igualdad de género en el buen periodismo

Antes de comenzar la formación, GE4DE comisionó una investigación sobre las opiniones de los medios de comunicación y constató que muchos periodistas no estaban familiarizados con conceptos de género o la situación de las mujeres trabajadoras. Aoun Sahi de “The News on Sunday” era uno de ellos.

“Al principio me rehusaba a considerar seriamente las cuestiones de género en Pakistán”, declaró. “[Pero] cuando supe que menos de uno por ciento de la fuerza laboral femenina trabaja en condiciones decentes, mi perspectiva de género y su función en un buen periodismo cambió”.

El artículo de Aoun sobre la importancia de incluir a las mujeres en las inspecciones de trabajo ganó el primer premio en la categoría medios impresos.

“No tiene sentido que 50 por ciento de la población, que está constituida por mujeres, siga excluido de la actividad económica. Ellas deberían trabajar sobre todo en cargos superiores y de responsabilidad para estimular a otras mujeres a seguir sus pasos y a poner fin a la dominación masculina”, declaró Aoun.

Además de presentar historias personales, el artículo de Aoun también señala otra importante tendencia a largo plazo: el efecto negativo que la poca o ninguna representación de las mujeres en los medios de comunicación y en la fuerza laboral tiene en el futuro desarrollo de Pakistán.

“Deseo que las mujeres trabajadoras comprendan su fuerza que tomen la iniciativa y no permitan que los hombres decidan su futuro”.

El Director Regional de la OIT para Asia y el Pacífico, Yoshiteru Uramoto, dijo: “El enfoque adoptado por el proyecto GE4DE es parte de una estrategia más amplia de la OIT para comenzar a enfrentar problemas antiguos en el mundo del trabajo, como la desigualdad de género, con nuevas herramientas, como el poder y la influencia que tienen los medios de comunicación”.

Fuente: OIT

Tags:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Periodismo
Constructivo