Ley de Políticas Públicas para Mujeres Rurales en Paraguay

Proyecto de Ley de Paridad en Santaní

El Ministerio de la Mujer y la Gobernación de San Pedro de Paraguay, con el apoyo de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) y ONU Mujeres, han presentado la Ley Nacional N° 5446/2015 de Políticas Públicas para Mujeres Rurales y el Proyecto de Ley de Paridad Democrática.

woman-801697_640La Ley 5446 promulgada el 20 de julio de 2015, tiene como objetivo general promover y garantizar los derechos económicos, sociales, políticos y culturales de las mujeres rurales; fundamentales para su empoderamiento y desarrollo; y la misma entró en vigencia desde julio de este año.

Esta legislación es trascendental para reivindicar el trabajo de las mujeres rurales, quienes se encuentran en condiciones desventajosas por las dificultades y/o barreras existentes para el acceso a la tierra, al crédito, a los servicios de asistencia técnica y capacitación, a los servicios de salud, y de educación, así como a la participación ciudadana en condiciones de igualdad.

El Ministerio de la Mujer es el órgano rector del cumplimiento de esta Ley en coordinación con el Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG) y otras instituciones públicas relacionadas al sector rural, los gobiernos departamentales y municipales.

En este sentido, la Ley de Políticas Públicas para Mujeres Rurales está siendo presentada en diversos departamentos del país, como Misiones, Paraguarí, Caazapá, Guairá y Cordillera con amplia participación de varios sectores de la población. Nuevamente en San Estanislao, se aguarda un importante número de mujeres líderes del departamento de San Pedro, de autoridades departamentales y municipales, así como de las autoridades nacionales.

El Proyecto de Ley de Paridad Democrática, tiene por objeto establecer, regular y garantizar la participación y representación paritaria de mujeres y hombres en los cargos de elección popular, designación y selección del funcionariado público, reconociendo que la participación de ambos en igualdad de condiciones constituye un derecho fundamental de una sociedad democrática, representativa, participativa e inclusiva sobre la base de principios de igualdad y no discriminación conforme la Constitución Nacional.

Tags:
Previous Post

María Teresa Arnal, Twitter

Next Post

Valérie Ponce, Peugeot

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Periodismo
Constructivo