Amalia Martínez Fajardo

 

La tinerfeña Amalia Martínez Fajardo se diplomó en Ciencias Empresariales por la Universidad de La Laguna y, en la actualidad, estudia la Licenciatura de Administración y Dirección de Empresas en la Universidad de Las Palmas.

Recientemente, ha publicado ‘La Dieta de los Países, un libro que ofrece recetas saludables y atractivas con las que, además de bajar paulatinamente de peso, se puede disfrutar de estar a régimen. Tal y como señala, “la dieta que llevé a cabo para bajar de 90 a 60 kilos saboreando toda la comida del mundo”.

¿Cuándo empezó a interesarse en profundidad por la alimentación?

Me empecé a interesar por la alimentación saludable desde que el sobrepeso supuso un impedimento para mi bienestar. Probé múltiples dietas desde que tenía 12 años y, excepto alguna que otra, la mayoría resultaron fallidas. Me sometí a un continuo efecto ‘yo-yo’, sube y baja continuamente. No logré mantener un equilibrio hasta que, harta y aburrida de lo mismo, decidí crearme mi propio plan nutricional con los conocimientos que había ido adquiriendo y la experiencia de tantos años probando todo tipo de regímenes. Así, ayudada por mis conocimientos de marketing y creatividad empresarial, diseñé mi propio método, que nada tiene que ver con las dietas convencionales.

Paralelamente, creé mi propia cuenta en una conocida red social (Instagram) con enlace público, enfocada a la alimentación equilibrada y saludable, con el fin de orientar a personas que se encuentran o que están pasando por la misma situación que sufrí. Mi sorpresa fue contar pronto con miles de seguidores, más de 15.000 actualmente, a los que, por dar respuesta, me embarqué en la aventura de escribir este libro.

Su filosofía puede resumirse en que ‘Toda comida basura, tiene su versión saludable’. ¿Podría explicárnosla con más detalle?

Creo que contar con la psicología es fundamental para lograr unos objetivos en los que están en juego voluntad, perseverancia, fuerza y equilibrio mental. También, y dentro de este mismo campo de la psicología, entiendo que restringirnos o censurarnos siempre nos va a conducir, tarde o temprano, al efecto contrario. Toda la ansiedad que nos puede generar el restringirnos determinados alimentos en una dieta (en este caso quitarnos las comidas que nos apetecen), nos crea un estado que culminará, casi siempre, con saltarnos la dieta y, posteriormente, abandonarla. Por eso, la dieta está basada en encontrar sustitutivos de toda la comida que nos pierde a la mayoría, esa que llamamos ‘comida basura’, esa que nos entra por los ojos y nos invade con sus variados colores y atractivas formas: pizza, hamburguesa, lasaña, huevo frito, tortilla…¡toda la comida del mundo!

¿Cómo surge el libro ‘La Dieta de los Países’?

Surge por la necesidad de crearme una dieta que no me hiciera sentir la necesidad de abandonarla. Una dieta que me engañara y que no me produjera la sensación de ‘estar a dieta’, para no tener que abandonarla hasta lograr todas las metas que me propuse en su día, para hacer más llevadera, agradable y apetecible la etapa de ‘perder peso’. Por ello creé este juego, para romper con la monotonía de las dietas tradicionales.

¿Qué acogida está teniendo?

Muy buena acogida. Ha sido una sorpresa enorme. Agotada la primera edición en un tiempo record, con una reimpresión en camino (también reservada en su inmensa mayoría) y ahora mismo viendo las diferentes posibilidades para hacer una segunda edición con un apoyo mayor que el que tuve en la primera. Para nada esperaba esta acogida, ha sido una sorpresa muy gratificante.

¿Y el título?

‘La Dieta de los Países’ es un homenaje gastronómico a muchos países del mundo. Las comidas típicas que tanto nos pierden de todo el mundo. Toda la comida del mundo versionada saludablemente, pero igual de buena que la tradicional.

¿Qué ofrece ‘La Dieta de los Países’ en relación con otros libros de dietas?

Es una dieta totalmente diferente. El objetivo primordial es que no sientas que estás ‘a dieta’, sino que, efectivamente, comes lo que siempre quisiste comer y, encima, adelgazando… ¡el sueño de cualquiera!

Muchas lectoras que han experimentado la dieta y que ya están empezando a ver resultados con el método de ‘La Dieta de los Países’, me comentan que no ha sido ningún sacrificio hacer los 21 días del plan. Todo lo contrario. Disfrutaban mucho con cada plato, y en ocasiones pensaban “esto es imposible que no engorde”, y se llevaban auténticas sorpresas cuando pasaron los 21 días. Ése era y es el principal fin de esta dieta, no aburrirte, no cansarte y disfrutar de lo que comes, disfrutar mientras ‘estás a dieta’.

¿Considera que hoy en día no sabemos comer?

Creo que estamos muy acostumbrados a recurrir a la comida industrial, rápida, llena de calorías vacías y sin ningún aporte nutricional. Sin plantearnos mucho de dónde sale lo que comemos, aunque es cierto que la sociedad está cambiando y existe una mayor preocupación por lo que se come. Pero, aún así, seguimos demandando los platos de todas esas cadenas de comida rápida.

También veo una continua y grave contradicción en la sociedad que nos empuja a vernos bien físicamente y, a la vez, a comer todas esas comidas tan calóricas y ricas en grasa. Como digo en el libro: “quieren modelos de Victoria’s Secret, comiendo hamburguesas del Mcdonald´s”.

En líneas generales, ¿cree que España es un país donde se necesita hacer dieta?
No descubro nada nuevo si digo que creo que España perdió algo maravilloso que tenía, que era la dieta Mediterránea, y cada vez se asemeja más en sus hábitos a los norteamericanos.

21 días de dieta. ¿Por qué ese número concreto de días? ¿Se podría extender en el tiempo?

Está demostrado que adoptamos un hábito en un tiempo medio de 21 días. Por ello, decidí diseñar una dieta para este periodo de tiempo. Por supuesto, hay muchísimas personas que la han repetido una y otra vez hasta lograr el peso que desean o sentirse saludables. De todas formas, la intención es que pasados los 21 días ya uno sepa lo que puede y no puede comer y pueda jugar a su antojo con todo lo aprendido en los 21 días

¿Puede seguir esta dieta cualquier persona o habría que tener en cuenta las circunstancias particulares de cada una de ellas?

La dieta está basada en las directrices nutricionales de la Organización Mundial de Salud. Por ello, entiendo que puede ser válida para cualquier persona que no presente patologías graves, ya que combina todos los alimentos y nutrientes que una persona adulta necesita. Vuelvo a añadir que éste método está basado en mi experiencia personal y reflejo en él lo que a mí me funcionó.

¿La dieta no tiene el efecto yoyo?

Yo llevo casi dos años manteniendo el mismo peso y como de todo con moderación, siguiendo unas pautas sencillas que he convertido en hábitos. Por ejemplo, hago mucho caso al dicho ‘desayuna como un rey, almuerza como un príncipe y cena como un mendigo’. Es fundamental controlarnos con las cenas.

¿Ha contado con ayuda a la hora de hacer las recetas?

Tras recorrerme de arriba a abajo todos los supermercados habidos y por haber, después de analizar la información nutricional de cada producto y buscado muchos sucedáneos, fui probando y elaborando todas las recetas. Así, pude conocer lo que funciona y lo que no para bajar de peso y pude crear “La Dieta de los Países”.

‘La Dieta de los Países’ incluye diferentes recetas saludables y atractivas. ¿Podría mencionarnos algunas de ellas?

Por ejemplo, en el día de Italia el menú es pizza, pero una pizza sin harina y con un bajo porcentaje en hidratos de carbono. En el día de Cuba se come arroz a la cubana, pero el huevo frito no lleva ni una gota de aceite. En el de España, se come tortilla pero sin papas fritas…

Además, hay un amplio recetario de postres, también versionados de forma saludable: polvito uruguayo, helado, tiramisú, magdalenas, muffins, mousse de gofio… Como canaria que soy el gofio tiene una especial relevancia en mi dieta.

¿Cuál de ellas tiene más acogida?

La pizza, las fajitas, la pasta mágica, los huevos rellenos, las croquetas… la verdad es que todas son atractivas y a la gente les suelen gustar mucho.

¿Qué pasaría si comiéramos fuera de casa?

Siempre hay opciones saludables, y si no, también se puede compensar. Si tienes una comida copiosa, puedes optar por hacer deporte por la tarde y así compensar al día siguiente. Consiste en mantener un equilibrio y hacer de este equilibrio un hábito de vida.

¿Qué opina de las dietas milagro?

Creo que se puede bajar de peso en poco tiempo. Realmente se puede conseguir, pero es una bajada rápida y momentánea, ya que en el 90 por ciento de los casos, desde que vuelves a “reinsertarte” en otros hábitos alimenticios que no sean los que propone ‘la dieta milagro’ vuelves a recuperar lo perdido. Por otra parte, esas dietas generan mucha ansiedad y se le da a la comida más relevancia de la que tiene y, a veces, cuando dejas esas dietas drásticas, vuelves a engordar y a recuperar incluso más de lo que perdiste

¿Ha encontrado apoyo a la hora de realizar el libro?

Algunas editoriales se interesaron en editarlo, pero las condiciones eran tan abusivas que decidí autoeditarlo con mis ahorros. De todas formas, esta idea surgió simplemente para dar respuesta a todas las personas que me pedían, con mucha insistencia, “el método que yo había utilizado para adelgazar” y, sinceramente, se fue de las manos. Me han pedido libros de México, Venezuela, Colombia, EE.UU. …

¿En qué consiste el plan de ejercicio físico que recomienda?

Propongo varias formas de ejercitarte, dentro y fuera de casa. Hay mil opciones gracias a Youtube, ¡bendito Youtube!, con cientos de clases guiadas, sin la necesidad de moverte de tu casa. Es fundamental el deporte para adelgazar y para tener un equilibrio, no solo estético, si no para ser una persona saludable física y psíquicamente. Propongo varios deportes que a mí me gustan. Algunos, por cierto, han sido grandes descubrimientos. Lo que es fundamental es que tiene que ser un deporte que te guste, que disfrutes practicándolo y que no te aburra.

Para la elaboración del capítulo relacionado con las pautas psicológicas para abordar esta y otras dietas con éxito, ha contado con la colaboración de Marta Jaesuria Viera.

¿En qué ha consistido dicha colaboración?

Marta Jaesuria Viera sabe mucho de psicología y, entre las dos, plasmamos todos los trucos que utilizamos y que, bajo nuestro punto de vista, se necesitan para no fracasar y tener éxito, así como para fomentar la seguridad en una misma en un capítulo de autoayuda para también subir la autoestima, que tan debilitada suelen tener la mayoría de las personas que se ven mal por su aspecto físico a causa del sobrepeso.

¿Qué recomendaría a aquellas personas que se plantean adelgazar?

Que empiecen a hacer dieta cuando se vean preparadas mentalmente, y que lo hagan por ellas mismas y porque realmente quieren adelgazar. También creo que tienen que buscar el momento y la dieta adecuada, que les guste y con la que disfruten.

María Cano Rico

Tags:

Claves para la operación salida

Next Post

Amaya Arzuaga

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Periodismo
Constructivo