Carolina Pérez Toledo, AED

“El fin es generar una red de apoyo para el intercambio de experiencias”

Carolina Pérez Toledo es la presidenta de Asociación de empresarias y directivas de Bizkaia, que nació en 1995 con el objetivo de visibilizar a las directivas, empresarias y profesionales de Bizkaia, además de ser la asociación referente de este colectivo en la provincia.

Desde enero es presidenta de la Asociación de empresarias y directivas de Bizkaia, ¿podría comentarnos brevemente su trayectoria profesional previa?

Me licencié en derecho en 1987 y he ejercido la abogacía desde 1988 hasta 1995. En 1988 abrí mi primera empresa, Bristol idiomas, dedicada a la formación de Idiomas, y años después, en 1995, junto con una socia, Fortek Servicios de Formación. Ambas empresas siguen en activo hoy en día. En el 2004 hice un MBA en Dirección y Gestión de Empresas con el ESIC y la Cámara de Comercio. En 2006 fundé junto con Training Express, Training Express Norte, S.L.; siendo además de socia, directora en las zonas de Euskadi, Navarra, La Rioja y Cantabria. En la actualidad damos formación de Idiomas a más de la mitad de empresas del IBEX35.

¿Cuántas asociadas conforman actualmente la AED y cuál es su perfil?

Entre nosotras hay algunas empresarias de firmas grandes, también directivas de diferentes empresas, algunas multinacionales, y muchas autónomas gerentes de empresas de servicios. También profesionales como abogadas, arquitectas… Además, tras los diferentes programas de emprendimiento en los que participamos, nuevas emprendedoras jóvenes se han asociado también buscando una red apoyo entre nosotras. En la actualidad superamos las 100 asociadas, con cierto repunte al crecimiento tras la salida de la     crisis.

¿Cuáles son los objetivos y principales líneas de actuación de la asociación?

La visibilización de las directivas, empresarias y profesionales de Bizkaia en los distintos ámbitos de decisión en los que estábamos ausentes, además de generar una red de apoyo y un marco de encuentro entre nosotras para el intercambio de experiencias. También el de ser la asociación referente del colectivo de empresarias y directivas. Tenemos un Plan de Actuación a dos años basado en tres ejes: la comunicación, el desarrollo del talento y las relaciones institucionales. En cuando a la comunicación, hemos reforzado nuestra presencia en los medios y redes sociales, además de mejorar nuestra web. En el desarrollo del talento reforzamos la cualificación de nuestras asociadas con diferentes formatos de formación, potenciamos nuestras relaciones profesionales con networking, creamos oportunidades de negocio para nuestras propias asociadas. Y en el campo de las relaciones institucionales, además de contar con los principales colaboradores de AED, la Diputación Foral de Bizkaia, el Ayuntamiento de Bilbao, Emakunde, Laboral Kutxa, Iberdrola, Euskaltel, entre otros, hemos firmado un convenio con la Universidad de Deusto, Deusto Business School. Estamos en la actualidad hablando con otras entidades de gran interés para nuestras asociadas.

¿Podría comentarnos algunas de las actividades llevadas a cabo por la AED?

Realizamos encuentros empresariales de trabajo, visitas a empresas de asociadas, cursos de formación, “afterwork”, actos culturales… También hacemos labores de mentorización y coaching en diferentes programas de emprendimiento. Además, entregamos un premio anual a las tres mejores directivas o empresarias de Bizkaia. Este año, el premio lo hemos dedicado a la sostenibilidad de las empresas, en el sentido de la “supervivencia” de empresas en tiempos difíciles.

La AED trabaja activamente en programas europeos y nacionales de mejora de la participación de las mujeres en las actividades empresariales. ¿Podría explicarnos de qué modo o darnos algún ejemplo?

En cuanto a programas europeos, participamos en un programa junto con el Instituto de la Mujer para el apoyo a mujeres emprendedoras de Bizkaia. En el ámbito local participamos junto con otras instituciones, la Diputación Foral de Bizkaia y Metrópoli 30 en el mismo tipo de programa de emprendimiento. En los dos últimos años, entre todos los programas hemos contribuido a consolidar los proyectos empresariales de unas 95 mujeres mediante la formación y el acompañamiento, con tareas también de mentoring y coaching. En la actualidad, estamos trabajando con un programa muy serio apoyado por la Diputación Foral que potenciará el liderazgo de las mujeres y nuestra presencia en los diferentes ámbitos de decisión.

¿Qué opina del estado del emprendimiento en el País Vasco?

Las instituciones vasmaremi3cas que tienen la competencia se están volcando con el emprendimiento como una manera “rápida” de crear empleo, especialmente para los jóvenes, mujeres y mayores de 45 años. Estas políticas, en muchos casos, son “a corto plazo”, para disminuir de una forma rápida las altas cifras del paro. El fomento del emprendimiento es muy positivo, pero hay que tener muchos factores en cuenta, preocuparnos de estas empresas una vez creadas y asegurarnos su sostenibilidad a lo largo del tiempo. Asegurarse de que asociaciones empresariales con experiencia como la nuestra, participen en todas las fases del apoyo al emprendimiento desde su inicio, y no dejar partes iniciales del proceso en manos exclusivamente de “funcionarios” que nunca han emprendido, es algo que puede mejorar aún más las actuales políticas.

¿En qué punto se encuentra la conciliación empresarial en el País Vasco?

En Euskadi la conciliación empresarial no está mejor que en el resto del estado. Seguimos pensando cuando hablamos de conciliación en mujeres y en cómo “liberarnos” de parte de nuestra actividad laboral para seguir dedicándonos a tareas de cuidado de niños y/o mayores, en lugar de pensar en la mejor organización laboral de las personas para la mayor disposición de su tiempo. AED participa en la Red Denbbora, que supone una reflexión sobre la racionalización de los horarios para la conciliación, y esta tarea compete a empresas, instituciones, medios de comunicación, asociaciones, sindicatos y sociedad civil en general.

¿Cómo definiría la situación de la mujer empresaria en Bizkaia?

El perfil medio de la mujer empresaria en Bizkaia es el de la que dirige una microempresa (de 1 a 5 trabajadores) generalmente destinada a servicios. El tamaño de nuestras empresas cada vez va creciendo y así debe de ser para garantizar nuestra supervivencia. La mujer empresaria en general sabe trabajar en redes de colaboración. Seguimos teniendo poca visibilización siendo aún el mundo empresarial un mundo muy masculino y cerrado.

¿Cuáles son los principales obstáculos a los que se enfrenta la mujer empresaria en Bizkaia?

Aparentemente, las dificultades para dirigir una empresa son las mismas para un hombre que para una mujer pero, por increíble que parezca, las estadísticas nos siguen diciendo que en Euskadi tenemos más problemas para acceder al crédito y muy poca representatividad en aquellos sitios empresariales en donde se toman las decisiones importantes. De ahí nuestra necesidad de constituir redes de apoyo.

¿Qué le condujo a involucrarse en el mundo empresarial así, como en el asociacionismo femenino?

Soy socia fundadora de AED. En aquella época era muy joven y me costaba creer, como a muchas jóvenes de hoy, que la desigualdad no estuviera casi desterrada tras la lucha de la generación que me precede. He nacido como única hija con 6 hermanos varones y no he vivido en mi infancia ninguna diferencia. Pero al incorporarme al mundo laboral las cosas cambiaron y constaté la dificultad de acceso al crédito entre otros muchos prejuicios. Además, cuando diriges una empresa tienes cierta sensación de soledad. Todo ello me llevó a formar parte de aquellas 20 mujeres que formamos AED y que la hemos hecho crecer a lo largo de todos estos años.

Finalmente, ¿qué le aconsejaría a las mujeres empresarias, emprendedoras y a aquellas que quieren llegar a serlo?

A las que quieren llegar a serlo que, si su idea de negocio es viable, sean valientes y se rodeen de apoyos para llevarlo a cabo. A todas ellas les destacaría la importancia de las redes, de formar parte de asociaciones en las que conozcas otras realidades y puedas apoyarte y a su vez te introduzcan en otras redes. Es fundamental no estar solas.

María Cano Rico

Tags:
0 shares

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Periodismo
Constructivo