“Biotapping”, una nueva técnica contra las alergias primaverales

Con la llegada de la primavera surgen numerosos casos de alergias. Según datos publicados, aparecen con más frecuencia en mujeres (57,3%) que en hombres (42,7%) y su incidencia viene aumentando de un modo considerable en los países desarrollados, y muy especialmente en la franja de edad ciprianoque va de los 25 a los 34 años. En este contexto, Cipriano Toledo, psicoterapeuta, coach y Director del Centro de Psicoterapias Avanzadas, ha desarrollado una nueva técnica contra las denominadas alergias primaverales: el “biotapping”. Un tratamiento eficaz en más del 80% de los casos de alergias tratados.

 

El “biotapping” es una técnica derivada del “tapping” que fue desarrollado por el Dr. Callahan en EEUU hace más de 25 años. A lo largo de esos años, se ha demostrado su eficacia en miles de casos documentados. Lo que diferencia ambas técnicas es que el “tapping” usa los mismos patrones para tratar a todas las personas y el “biotapping” trata de forma personalizada cada caso consiguiendo con ello una respuesta más rápida y eficaz.

 

Así, el funcionamiento del “biotapping” contra las alergias primaverales está asociado al mecanismo de dichas alergias. Éstas se caracterizan por “una reacción desmedida de nuestro propio sistema inmunitario ante determinadas sustancias que, en principio, son inocuas para el cuerpo humano y que llamamos alérgenos”, sostiene Toledo. El sistema inmune produce anticuerpos IgE para proteger el cuerpo contra el alérgeno. Estos anticuerpos, a su vez, provocan la liberación de sustancias como la histamina, que es responsable de la irritación de los ojos, nariz, garganta, etc. y de lo que finalmente se conoce como reacción alérgica.

 

Hasta el momento, los tratamientos han ido dirigidos a controlar los síntomas, cada vez que se presenten, con antihistaminicos o corticoesteroides o tratando la alergia con la vacuna antialérgica específica (VAE). Por el contrario, va al origen del problema, que es la identificación errónea que hace el sistema inmune de una sustancia inocua. Una vez conseguido, la persona alérgica deja de serlo.

 

El “biotapping” modifica los caminos neuronales, que bien por causas genéticas, sobreexposición, susceptibilidad personal, etc. hacen reaccionar al sistema inmune ante sustancias tan inocuas como el polen.

 

Cipriano Toledo es psicoterapeuta, coach y formador de formadores. Actualmente, dirige el Centro de Psicoterapias Avanzadas y EMPSI, consultora empresarial. Es Máster Trainer en PNL y en Psicología Energética.

Tags:
0 shares

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Periodismo
Constructivo