43 hondureñas rompen barreras

“Cuando las mujeres queremos, podemos”, es la frase que resume el orgullo de las 43 hondureñas que han roto un paradigma dominado por los hombres al obtener su diploma en diferentes oficios relacionados a la industria de la construcción.

Mujeres de las comunidades de Potrerillos, Santa Cruz de Yojoa y Pimienta (Cortés) recibieron de parte del presidente, Juan Orlando Hernández, el título que las acredita como profesionales en electricidad, mecánicas en mantenimiento preventivo de equipo pesado, operadoras de maquinaria pesada, carpintería y albañilería.

Luego de varios meses de estudio y trabajo de campo, Tania Yosely Díaz Zavala, madre de tres hijos, agradeció a Inversión Estratégica de Honduras (Invest-Honduras), por darle la oportunidad de prepararse como operadora de maquinaria pesada.

“Esto se llama un rompimiento de género”, dijo Tania Yosely, quien agregó que “es el momento de demostrarle a la sociedad que sí podemos”.

Tania Yosely aseguró que en Honduras hay empleo y que “no es necesario salir del país porque aquí hay programas para mujeres que desean salir adelante”.

Calificadas para obtener un empleo

Las 43 operadoras de la construcción han sido capacitadas por el Instituto Nacional de Formación Profesional (Infop) y la Escuela Técnica de Operaciones de Equipo (Etoe) y están calificadas para sumarse al mercado laboral del país.

Elia Saby Castro Moreno dijo estar contenta de formar parte del reducido grupo de mujeres electricistas que trabajan a la par de un hombre. Por su parte, Sara Yamileth Oliva Castro, quien se graduó de operadora de maquinaria pesada, añadió que la mujer hondureña puede demostrar que está capacitada para hacer muchas cosas.

Asimismo, Yalitza Abigail Cortés Flores, graduada de albañil básica, dejó claro que este oficio no solo es para hombres, sino que también para mujeres dispuestas a trabajar. “Las mujeres podemos trabajar como albañiles”, insistió para seguidamente agregar que “las mujeres tienen que buscar los mecanismos de trabajo y demostrar que no hay desigualdad y que también podemos agarrar una pala y una piocha”.

Además, Kiara Petronila Orellana Turcios, graduada como albañil básica, indicó que hoy se les presenta la oportunidad de demostrar que “las mujeres sí podemos”.

Tags:
0 shares

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Periodismo
Constructivo