Mónica García Bodini, fundadora de Green Frog

“Green Frog crea productos de aloe vera que sean naturales y que ayuden a la gente a sentirse mejor, tanto por dentro como por fuera”

 Licenciada en la doble titulación de Microbiología y Bioquímica en la Monash University de Australia, Mónica García Bodini trabajó durante varios años como investigadora en el Instituto de Tecnología de Melbourne. Posteriormente, comenzó a interesarse por el marketing farmacéutico y el desarrollo de negocio y se lanzó a crear Green Frog, una compañía que crea productos de aloe vera que sean naturales y que ayuden a la gente a sentirse mejor, tanto por dentro como por fuera.

Explíquenos: ¿qué es Green Frog?

Green Frog es una compañía que pone todos sus esfuerzos en ayudar a las personas, hasta el punto de que tenemos en nuestra página una opción de consulta a especialistas completamente gratuita para quien lo necesite. Nuestra idea es, desde el principio, crear productos de aloe vera que sean naturales y que ayuden a la gente a sentirse mejor, tanto por dentro como por fuera.

La idea nació hace ocho años, cuando me familiaricé con el aloe vera, ya que una persona cercana a mí que vive en Australia padecía cáncer. Allí, es habitual beber aloe vera para reducir, en cierta medida, las molestias derivadas del tratamiento contra la enfermedad.

A raíz de esto, empecé a investigar. Al ser bioquímica, me pareció llamativo el uso de elementos naturales en estos contextos. Teníamos entonces unos terrenos en Almería (España) y decidimos plantar aloe vera. Continué estudiando esta maravillosa planta, contactando con expertos en diferentes partes del mundo que me enseñaron no solo las ventajas del aloe vera, sino cómo puede ayudar a la salud de las personas. A partir de ahí, fue cuando la maquinaria comenzó a funcionar.

Green Frog elabora y comercializa cremas y jugos de aloe vera 100% BIO. ¿Podría hablarnos de sus principales productos?

Los beneficios del aloe vera son muchos. Por ello, cada una de nuestras cremas tiene unas propiedades determinadas. La Vera Green Dermo Therapeutic, que se aplica tanto en cara como en cuerpo, reduce el dolor, el picor, las irritaciones de la piel y cicatriza lesiones. Además, tiene propiedades antiinflamatorias. Los problemas de psoriasis, acné, erupciones cutáneas o dermatitis también pueden reducirse con el uso de esta crema terapéutica.

En cuanto a la hidratación diaria de nuestra piel, la más indicada es la Vera Green Dermo Bio. El aloe cuenta con un gran contenido en agua, que le otorga un altísimo efecto hidratante y revitalizante. Gracias a la combinación del aloe vera con arcilla blanca y cera virgen de abeja, nuestra piel estará hidratada, revitalizada y regenerará sus capas. Es la crema con mayor contenido de aloe vera ecológico del mercado.

Por su parte, si lo que queremos es una crema completa para nuestro rostro y cuello, Vera Green Dermo Cosmética es la mejor opción. El aloe vera ecológico y el resto de sus componentes naturales ayudan a mantener la piel bien nutrida, fresca, limpia y sana, ayudando a que se recupere mejor de la acción de los agentes agresores externos y de las sustancias que puedan llegar a ella desde el interior del organismo. Su principal ventaja es que, a diferencia de otros productos, esta crema no contiene aluminios y no es antitranspirante, por lo que permite que el cuerpo expulse las toxinas. Además, elimina las rojeces de la piel y hace que se vea más tersa, gracias a sus más de 18 componentes naturales, entre ellos, la rosa mosqueta, el aceite de onagra, el kudzu y la chía. Una combinación nunca vista antes en una sola crema.

En cuanto a nuestros jugos, son naturales y extraídos directamente de hojas de aloe vera cultivado mediante agricultura ecológica. Contienen vitaminas A, C, E, del grupo B y numerosos minerales como calcio, sodio, potasio o magnesio, entre otros. Además de ser uno de los antioxidantes más eficaces de la naturaleza, el jugo de aloe aporta energía y nutrientes, regula el sistema digestivo, reduce los niveles de colesterol, triglicéridos y ácidos grasos libres.  Asimismo, activa las defensas contra resfriados, gripes o faringitis.

¿Cómo se desarrolla el proceso de producción y elaboración de sus productos?

Nuestras plantas de aloe se cultivan en el Valle del Almanzora, en Almería. Tanto el terreno en el que crecen como los productos utilizados para su cultivo han conseguido que tengan una certificación 100% BIO. Una vez la hoja es cortada manualmente, se transporta en camiones acondicionados para preservar sus propiedades hasta que llegan a Madrid, donde los jugos y cremas son elaborados en nuestros laboratorios, bajo un estricto control sanitario. Todo el proceso -cortar hoja, transportarla, elaborar el jugo y entregarlo a nuestros clientes en su domicilio- solo lleva 48 horas. De ahí el éxito de nuestro producto, ¡es realmente fresco!

¿Qué significa que vuestros productos son 100% BIO y cómo se consigue esa certificación?

Esta certificación es muy complicada de conseguir y mantener. En primer lugar, hay que tener un terreno que nunca se haya utilizado. Si ha sido utilizado, la alternativa es dejarlo descansar de dos a tres años. Una vez te otorgan la certificación, cada año las autoridades vienen para comprobar que el suelo no tenga residuos y verifican el registro de los compuestos que se han utilizado en la tierra y en qué fechas.  Así, aseguramos al consumidor que los componentes de los productos son 100% ecológicos. Se trata de un proceso muy costoso, ya que los productos ecológicos que utilizamos para trabajar la tierra son muy caros, pero también es cierto que los cultivos y, por tanto, el producto final, son totalmente BIO y de mayor calidad. Nuestro laboratorio en Madrid fue el primero en obtener certificación ecológica de la UE para la producción del jugo de aloe vera como complemento alimenticio.

¿Qué ventajas e inconvenientes tiene que todo el proceso de elaboración se lleve a cabo dentro de nuestro país?

Las ventajas son numerosas. El terreno en el que crece nuestro aloe vera se encuentra en un enclave inigualable cuyas condiciones climatológicas lo convierten en la mejor tierra para cultivar esta planta: 19ºC de media máxima en invierno, más de 320 días de sol y apenas 190 cm3 de lluvia al año. Además, nuestras cremas se elaboran con jugo de aloe fresco extraído dentro de las 48 horas anteriores a su elaboración, de modo que conservan intactas sus propiedades. Con los jugos ocurre algo similar: desde que se corta la hoja hasta que llega a casa no pasan más de dos días. Todo esto sería impensable si el proceso de elaboración se llevara a cabo fuera de España. En cuanto a los inconvenientes, todavía no hemos encontrado ninguno. Estamos verdaderamente contentos, no solo con los resultados, sino con la gran cantidad de personas que lo han probado y a las que hemos podido ayudar a mejorar su salud.

¿Qué opina del sector de la belleza en la actualidad y de la tendencia cada vez mayor hacia productos ecológicos y naturales?

Hay mucha oferta en el mercado porque la demanda también es grande. La población se cuida mucho más que hace algunos años y esto se está reflejando sobre todo en el terreno masculino. Antes, la mujer decidía por el hombre en estos temas. Hoy en día, ellos están tomando las riendas de su propio cuidado: exigen marca, calidad… Se ha producido un cambio radical durante los últimos 10 años.En cuanto a los productos, como decía, hay una gran oferta. Los más jóvenes se guían por las modas. A partir de los 30, la gente se preocupa más por la calidad y por lo que su cuerpo realmente necesita. Además, la población se está educando mucho en lo que al tema natural se refiere. Los componentes naturales están cada vez más presentes en los productos de belleza, cosmética y cuidado personal. A pesar de ello, productos 100% naturales, como los nuestros, hay muy pocos, pero creemos que el mercado se va a ir moviendo poco a poco hacia este perfil.

¿Qué opina de la experiencia de emprender?

Es cierto que desde que surgió la idea hasta que la pusimos en marcha pasaron algunos años, pero queríamos hacer las cosas bien. En nuestro caso, el proceso de emprendimiento ha sido largo porque hemos querido ofrecer algo nuevo y con gran eficacia: comprar el terreno, dejarlo descansar, pedir permisos, obtener certificaciones en la UE, contar con un laboratorio en el que investigar y elaborar nuestros productos…

La empresa comenzó siendo pequeñita, pero con una inversión bastante grande. Hemos ido creciendo poco a poco, controlando cada detalle de todo el proceso. Consideramos que esta será la clave del éxito.

Aquellas personas que estén interesadas ¿Dónde puede adquirir sus productos?

Tanto las cremas Vera Green® y los jugos Green Frog® se pueden adquirir a través de nuestra web www.greenfrog.es o llamando al número gratuito 900 83 43 89. Servimos pedidos a toda Europa en menos de cuatro días. En España lo hacemos en 48 horas, con envío gratuito en toda la Península. Nuestros productos también están disponibles en algunas farmacias, herbolarios y tiendas de cosmética y belleza situados en Madrid, Cataluña y Almería.

Pronto estaremos presentes en más sitios, ya que tiendas especializadas, farmacias, clínicas, mayoristas y cadenas de estética nos llaman interesados en nuestros jugos y cremas. El hecho de que tengan tantas propiedades y de que estén certificados como productos 100% naturales, además de contener nuestro Aloe Vera 100% BIO, les resulta muy atractivo e innovador.

María Cano Rico

Tags:
0 shares
Periodismo
Constructivo